Ecuador. Domingo 23 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Unasur pide investigar asesinato de opositor venezolano

Grupo de presuntos chavistas encapuchados que persiguieron una caravana opositora días atrás en Caracas, tuiteada por opositores venezolanos. LaRepública no ha logrado determinar la autenticidad de la fotografía.

El asesinato de un dirigente del partido opositor Acción Democrática al final de un acto político en el estado central de Guárico elevó las tensiones cuando faltan diez días para las elecciones parlamentarias en Venezuela, al tiempo que la misión de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, que está siguiendo el proceso electoral venezolano, solicitó a las autoridades una exhaustiva investigación del hecho.


Publicidad

La misión de Unasur rechazó de forma enérgica el asesinato del dirigente Luis Manuel Díaz, secretario general de AD en la localidad de Altagracia de Orituco del estado Guárico, ocurrido la noche del miércoles durante una balacera que se registró al final de un acto político donde estuvo presente Lilian Tintori, la esposa del líder encarcelado Leopoldo López. El organismo planteó en un comunicado que está en contra de “todo tipo de violencia que pueda afectar el desarrollo normal del proceso electoral”.

La misión hizo un llamado a las autoridades venezolanas a realizar una intensa investigación del hecho para evitar la “impunidad” en este caso.

Al condenar al muerte de uno de sus dirigentes, la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática también exigió al gobierno una averiguación “inmediata, profunda, profesional e independiente” del hecho, y afirmó en un escrito que el Estado venezolano es responsable “por acción y omisión, de cualquier acto de violencia en Venezuela”.

Instamos a la OEA, a la ONU, a la Unión Europea, a Unasur, a todos los gobiernos del hemisferio y a la Santa Sede a que exijan al Gobierno Nacional y al PSUV (partido oficialista) a rechazar públicamente al uso de la violencia como arma política, que garantice a los venezolanos el derecho a votar en paz y que se comprometan a aceptar pacíficamente la voluntad del pueblo que se expresará en las urnas electorales”, dijo la alianza opositora.

La muerte de Díaz se da luego de una serie de violentos incidentes que se han registrado en Caracas y otras ciudades del interior en medio del proceso electoral donde incluso ha resultado agredida Lilian Tintori, esposa de López, quien ha realizado una activa campaña en todo el país a favor de los candidatos opositores.

El pasado domingo el candidato opositor Miguel Pizarro denunció que un grupo de encapuchados que, dijo, vestían una indumentaria alusiva al chavismo, dispararon al aire con armas largas para impedir el paso de la caravana opositora que hacía campaña electoral en un sector popular en el este de Caracas.

Henrique Capriles, excandidato presidencial y gobernador del céntrico estado Miranda, denunció hace dos semanas que fue atacado en la localidad de Yare por un grupo de personas encabezadas por el alcalde de esa localidad, el chavista Saúl Yánez.

El chavismo ha desestimado las denuncias y ha negado la responsabilidad de estos ataques.

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Diosdado Cabello, fustigó la noche del miércoles a los opositores, asegurando que han asumido como “moda” el denunciar que “grupos armados chavistas” los están atacando.

“Ese es el expediente (contra el gobierno) que ellos quieren montar ante el mundo, de mentiras”, agregó Cabello en su programa semanal de radio y televisión “Con el mazo dando”.

El analista político Luis Salamanca dijo a la AP que el asesinato del dirigente opositor representa un elemento nuevo en este proceso que “tensa mucho” el ambiente político en el país, y sostuvo que ese hecho podría atemorizar a los votantes y alimentar la abstención para los comicios del 6 de diciembre.

Salamanca alertó sobre el riesgo de que la violencia política pueda generar un “clima de desestabilización” que pueda afectar la realización de las parlamentarias.

La campaña electoral en Venezuela arrancó el 13 de noviembre con poco entusiasmo y modestos eventos y propagandas, en una muestra de la compleja crisis económica que agobia al país sudamericano, caracterizada por una desbordada inflación y severos problemas de escasez de alimentos y otros productos básicos.

El proceso, que cerrará el 3 de diciembre, se ha desarrollado en medio de recurrentes señalamientos de ambos bandos.

La oposición, que por primera vez en 17 años figura como favorita para vencer en la consulta electoral, ha acusado al gobierno de utilizar medios estatales y recursos públicos para hacer campaña. Por su parte, el oficialismo ha denunciado que la oposición buscaría generar violencia para afectar el proceso.

_____

Por FABIOLA SANCHEZ, Associated Press. Al texto se han agregado párrafos de los despachos de EFE.