Ecuador. Viernes 26 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina: Polémica sin fin por traspaso presidencial

BUENOS AIRES (AP) — La comedia de enredos en que se ha convertido el traspaso de poder en Argentina sumó el lunes un nuevo episodio cuando el orfebre que confeccionó el bastón presidencial amenazó con dejarlo en la basílica en honor a la virgen patrona del país si Cristina Fernández y su sucesor Mauricio Macri no se ponen de acuerdo en el lugar de la ceremonia.

A tres días del traspaso presidencial, no está claro si el acto de entrega del bastón y la banda presidencial se hará en la casa de gobierno, como pretende el presidente electo, o en el Congreso, tal cual lo está planificando el gobierno saliente.

Juan Carlos Pallarols, el orfebre encargado desde hace 32 años de la confección del bastón presidencial, advirtió el lunes que “yo no voy a entregar el bastón si no tengo claro que se le haga el debido respeto, que haya un lugar y una hora precisa para hacer la entrega”.

Si esto no sucediera “voy a llevarlo a Luján y dejarlo a la Virgen de Luján”, santa patrona de Argentina, cuyo santuario está a 70 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

“Lo digo de verdad. Me lo han pedido las personas que han trabajado en el bastón”, dijo Pallarols en diálogo con radio FM Blue.

Mientras que Macri ha llamado a “recuperar el protocolo histórico” y que la ceremonia sea en el Salón Blanco de la Casa Rosada como se ha hecho -salvo excepciones- desde 1868, la mandataria saliente ha dado instrucciones para que el traspaso se realice enteramente en el Congreso después de Macri jure el cargo ante la Asamblea Legislativa.

La constitución establece que al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente deben prestar juramento “ante el Congreso reunido en Asamblea”, pero no especifica dónde se hace la entrega de los atributos.

El escribano general de la Nación, Natalio Etchegaray, se sumó el lunes a la polémica al afirmar a radio Vorterix que “la normalidad, la tradición” es que el traspaso de la banda y el bastón se haga en la Casa Rosada y sostuvo que “en el momento que jura el presidente electo cesa el presidente anterior. El lugar de traspaso lo decide el presidente electo”.

Para algunos un capricho, para otros una demostración de fuerza hasta el último día de mandato, Fernández considera que la entrega de los atributos debe producirse en el Congreso tal cual sucedió desde 2003 con su esposo Néstor Kirchner y con ella misma en 2007 y 2011.

Macri telefoneó el sábado a Fernández para comunicarle que si la presidenta se niega a entregarle los atributos en la casa de gobierno lo hará el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

Un día después, la mandataria expresó a través de una carta publicada en Twitter y en su página personal de internet que Macri la maltrató durante la conversación y dejó entrever que no participaría de la ceremonia.

Fernández adujo que el jueves debe tomarse un avión de línea a las 15.00 hora local (1800 GMT) con destino a la patagónica provincia de Santa Cruz para participar de la asunción como gobernadora de su cuñada Alicia Kirchner.

Según el cronograma de actividades difundido por la oficina de prensa de Macri, la entrega de atributos presidenciales está prevista en la Casa de Gobierno a las 13.30 (1630 GMT).