Ecuador. Viernes 26 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte condena a cadena perpetua a un religioso canadiense

Lim Hyeon-soo

La Justicia de Corea del Norte condenó hoy a trabajos forzados de por vida al religioso canadiense Lim Hyeon-soo, detenido en ese país desde enero y acusado de haber realizado actividades subversivas contra el régimen de los Kim, informó la agencia estatal KCNA.

El Tribunal Supremo norcoreano impuso la sentencia a este pastor protestante de nacionalidad canadiense y origen coreano tras un juicio en Pyongyang.

La máxima instancia judicial del país consideró que Lim Hyeon-soo conspiró para “derrocar” al régimen en un supuesto complot liderado por los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur.

Asimismo, le acusó de haber realizado “actividades subversivas” con el objetivo de “dañar la dignidad de la dirección suprema y el sistema social de la RPDC (Corea del Norte)” y “actividades religiosas anti RPDC”, según la KCNA.

El condenado, de unos 60 años, reconoció estas acusaciones en una confesión divulgada el pasado julio por la agencia oficialista, aunque varias organizaciones denunciaron que el testimonio fue probablemente forzado por las autoridades.

La familia de Lim insistió los pasados meses en que sus actividades en el país se limitaban a ayudar a los desfavorecidos e instó al Gobierno norcoreano a liberarle, además de exigir esfuerzos diplomáticos al Ejecutivo canadiense.

El pastor, que encabeza la Iglesia Presbiteriana de la Luz de Mississauga, en las cercanías de Toronto, viajó a Corea del Norte a través de China a principios de año, y el 31 de enero se perdió la comunicación con él.

Lim es una de las cuatro personas que permanecen detenidas en Corea del Norte, junto a tres ciudadanos surcoreanos acusados de espionaje y delitos similares.

En el caso de los surcoreanos, todos han sido sentenciados a condenas de cadena perpetua o trabajos forzados de por vida. EFE  [I]