Ecuador. Viernes 28 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Decepcionado con el grupo, miembro del Estado Islámico entrega la información de miles de terroristas

Foto Cortesía: Estado Islámico

BERLIN (AP) — La policía criminal federal alemana anunció el jueves que ha obtenido archivos con datos personales de miembros del grupo extremista Estado Islámico, y que cree que los documentos son auténticos.


Publicidad

El anuncio se produjo después de que la televisora británica Sky News dijera haber tenido acceso a 22.000 documentos del grupo Estado Islámico en la frontera entre Turquía y Siria. Los archivos detallarían los nombres reales, la procedencia y los números de teléfono de los combatientes, así como los nombres de las personas que los recomendaron y reclutaron.

La televisora dijo que los archivos les llegaron en una memoria USB sustraída al responsable de la seguridad interna de la milicia radical por un excombatiente que se había desilusionado con el grupo.

El periódico alemán Sueddeutsche Zeitung dijo haber obtenido también “docenas” de archivos similares en la frontera entre Turquía y Siria donde, según dijo, los archivos y videos de Estado Islámico son ofrecidos por curdos que combaten al grupo e incluso por los propios extremistas.

Una portavoz del cuerpo policial, el Bundeskriminalamt, indicó que su agencia está analizando los archivos. La vocera habló bajo condición de anonimato para abordar el tema. Declinó indicar dónde había conseguido los documentos la agencia, cuántos había y cuándo se habían conseguido.

Sky informó que los documentos son una colección de formularios cubiertos por los reclutas cuando llegaron a Estado Islámico. Los impresos tienen 23 preguntas e influyen a ciudadanos de al menos 51 países, agregó.

El ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, dijo a la agencia dpa que este material daría a las autoridades más posibilidades para localizar y perseguir a las personas que habían luchado con la milicia.

El material también podría ayudar a las autoridades a romper las redes de reclutamiento en Europa y otras zonas del mundo que han estado nutriendo de combatientes las filas del Estado Islámico, que controla grandes áreas de Siria e Irak en las que declaró un califato. (I)

Por DAVID RISING, Associated Press