Ecuador. Martes 28 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assange pide a Europa elaboración de leyes que protejan a los informantes

Julian Assange. Foto de Archivo, La República.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió hoy a la Unión Europea (UE) la puesta en marcha de legislación que proteja a los periodistas o informantes que destapan grandes casos como los llamados “papeles de Panamá”.

Publicidad

“El miedo a los litigios ha hecho que muchos medios y organizaciones no se hayan atrevido a publicar los ‘papeles de Panamá'”, lamentó Assange durante su intervención por videoconferencia en un foro sobre periodismo celebrado hoy en el Parlamento Europeo (PE).

En esta discusión, organizada por eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL), Assange incidió en la necesidad de proteger a estos informantes y al derecho de libre expresión “para evitar que se repitan abusos” como los vividos por él.

“Hay que dar a los informantes un espacio para respirar, un margen a través de las instituciones y legislación de protección”, solicitó Assange, para que de esa manera “se reduzca la atmósfera asfixiante” de la actualidad.

El fundador de WikiLeaks recomendó a la Eurocámara que impulse este proyecto con vistas a que la UE “recupere legitimidad política” y que los nuevos medios de comunicación “reciban más apoyo y puedan contribuir a renovar el proyecto político europeo”.

La UE, en opinión de Assange, se enfrenta actualmente a una “crisis de legitimidad política” porque no ha sido capaz de dar “respuestas dinámicas” a las preocupaciones de los europeos.

La manera de revertir la situación pasa por crear una atmósfera a nivel comunitario “en la que los europeos constaten que tienen libertad de prensa como condición sine qua non del proyecto europeo”.

Por otra parte, Assange alertó de que, aunque el acceso global a internet ha acabado con algunos monopolios informativos, se han creado otros “megagrupos” como Google, que “abarca el 80 % del mercado de la publicidad en línea y además tiene un proveedor de contenidos, motor de búsqueda y servidor de correo”.

“La comunicación por internet está destruyendo la capacidad de control tradicional y permite que surjan nuevas ideas, pero no hay que dormirse en los laureles, las cosas incluso pueden ir a peor”, dijo en referencia a un nuevo oligopolio de empresas.

Para el fundador de WikiLeaks, la solución para evitar la monopolización de la información de nuevas grandes empresas pasa por “potenciar economías de escala e integrar a los productores de contenidos”.

Tras las filtraciones de documentos confidenciales llevadas a cabo por WikiLeaks, Assange permanece confinado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012 para evitar su extradición a Suecia, país que solicitó su entrega en relación con unos supuestos delitos de agresión sexual, que él niega.

Assange pidió asilo a Ecuador tras haber agotado todas las vías legales en el Reino Unido a fin de evitar su entrega a Suecia, pues teme que ese país lo extradite a Estados Unidos, donde podría afrontar un juicio militar por los secretos sobre la seguridad estadounidense revelados por WikiLeaks.

“Si se cree en algo hay que pagar un precio”, afirmó Assange para asegurar que los casi cuatro años que lleva en la embajada ecuatoriana en Londres “valieron la pena”.

Otros responsables de grandes filtraciones también están actualmente asilados en países terceros, como el exanalista de la Agencia de la Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden, que tras desvelar espionajes masivos de Washington vive en Rusia.

Por su parte, el exinformático del banco británico HSBC Hervé Falciani, que desveló información bancaria sobre personalidades que tenían cuentas en Suiza, se enfrenta a una pena de seis años de cárcel por cometer violaciones del secreto comercial y bancario de sus clientes. EFE (I)