Ecuador. Jueves 27 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fuegos artificiales y cacerolazos en las calles tras la derrota de Rousseff

Una multitud celebra hoy, domingo 17 de abril de 2016, la decisión de la Cámara de Diputados de que el proceso que puede llevar a la destitución de Rousseff llegue al Senado, en Sao Paulo (Brasil). El Partido de los Trabajadores (PT), nacido como fuerza obrera y marxista que llegó al Gobierno en 2003 con Luiz Inácio Lula da Silva, ha quedado a un paso del mismo abismo frente al que la Cámara Baja dejó hoy a la presidenta Dilma Rouseff. EFE/ Sebastião Moreira

Con gritos de “Fora Dilma, fuegos artificiales y cacerolazos, miles de brasileños celebraron en las calles de las principales ciudades del país el avance del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.


Publicidad

En Sao Paulo, donde se registró la mayor concentración contra el Gobierno, una multitud estalló en gritos de alegría cuando se confirmó la derrota del Gobierno en el Parlamento, que hoy aprobó, por 367 votos contra 137, dar luz verde al “impeachment” contra la presidenta, cuyo futuro queda ahora en manos del Senado.

La celebración incluyó el himno nacional, fuegos artificiales y bocinazos y cacerolazos contra el Ejecutivo, mientras se desplegaba una bandera gigante con la palabra “impeachment” en las inmediaciones de la sede de la patronal industrial paulista, la más poderosa del país, que se ha involucrado con fuerza en el apoyo al juicio contra Rousseff.

A pocos kilómetros, en el centro de la ciudad, los partidarios del Gobierno lloraban de rabia e impotencia y se agarraban a la última esperanza de Rousseff, la votación en el Senado.

En la capital del país, Brasilia, también decenas de miles de personas esperaron los resultados de la votación en la Explanada de los Ministerios, aunque para evitar incidentes, partidarios y detractores del Gobierno estaban separados por una gigantesca valla de casi un kilómetro de largo.

En Río de Janeiro, donde las movilizaciones se desarrollaron frente a las playas de Copacabana, cientos de personas esperaron hasta última hora de la noche para celebrar la decisión el Parlamento en el mismo clima festivo que marcó las marchas que se desarrollaron durante el día.

Las movilizaciones, que se repitieron hoy en 25 estados de Brasil en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, transcurrieron con normalidad y con incidentes aislados. EFE (I)