Ecuador. Sábado 24 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chavismo habla de abolir la Asamblea y oposición presiona por revocar a Maduro

Diputados toman juramento de sus cargos durante la instalación de la Asamblea Nacional el martes 5 de enero de 2016, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

El chavismo anunció hoy que evaluará la posibilidad de pedir al Supremo que disuelva el Parlamento de mayoría opositora en una jornada en la que los adversarios al Gobierno de Nicolás Maduro mantuvieron las acciones para presionar por la activación de un referendo que revoque al presidente.

Publicidad

El chavismo, reunido en la plataforma de partidos Gran Polo Patriótico (GPP) basó su posible acción en el hecho de que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) supuestamente viola la Constitución, traiciona la patria, usurpa funciones y abusa de su autoridad en la política exterior.

El Parlamento, de contundente mayoría opositora, se instaló el pasado 5 de enero y desde entonces todas las decisiones y leyes aprobadas han sido rechazadas o anuladas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Queremos anunciar que el GPP ha iniciado una discusión para solicitarle a la Sala Constitucional del TSJ (…) la abolición de esta Asamblea Nacional”, dijo el chavista Didalco Bolívar que señaló que esta plataforma también pide que la abolición de la AN se acompañe de una convocatoria a elecciones parlamentarias.

El comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) de Venezuela, Néstor Reverol, también se manifestó contra el Parlamento y dijo que las Fuerzas Armadas rechazan las recientes declaraciones del presidente de la AN, Henry Ramos Allup, sobre el cuerpo castrense, y le exigió respeto.

“Nuestra más profunda indignación y repudio por las acciones llenas de odio, desbordadas de soberbia por parte de un obstinado, prevaricador y desequilibrado (…) y quien indignamente y con mucha vergüenza, representa uno de los poderes públicos del país”, dijo Reverol.

Ramos Allup calificó ayer de “zánganos”, “malandros (delincuentes)”, “sinvergüenzas”, entre otros descalificativos, a unos funcionarios de la GNB que le obligaron a abrir sus pertenencias en un aeropuerto privado de Caracas, el sábado pasado, cuando regresaba de una visita a la sede de la OEA en Washington.

Hoy, el presidente de la AN reiteró en la sesión parlamentaria que no está de acuerdo con la participación de militares en política, “ni los militares de (Hugo) Chávez (presidente fallecido, 1999-2013)” así como tampoco los militares que están “en este momento conspirando para sacarlos del gobierno”.

Ramos Allup hizo estos comentarios en el marco de un debate para examinar la sesión en la OEA en la que se aprobó discutir si se aplica o no la Carta Democrática Interamericana a su país después de que el secretario general de la organización, Luis Almagro, presentara un informe sobre la crisis de Venezuela.

Para la bancada opositora lo ocurrido el jueves pasado fue “un gran éxito” después de que 20 países aprobaran el orden del día sobre Venezuela, 12 se negaran y dos se abstuvieran, mientras que para el chavismo lo ocurrido fue una “derrota” para sus adversarios.

El jefe de la bancada chavista, Héctor Rodríguez, aseguró que “la Carta Democrática no se aplicó” y la legisladora oficialista Tania Díaz dijo que los que van a “resolver los problemas en el extranjero” incurren en “traición a la patria”.

Ramos Allup dijo que “desde ese mismo momento” en que Almagro pudo leer su informe sobre Venezuela quedaba activada la Carta “y quedan activados los mecanismos” entre los que se contempla la posibilidad de que se inicie un diálogo político.

Apuntó que la oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no descarta este diálogo pero no con las condiciones del Gobierno de Maduro al que acusa de intentar echarle un balde de agua fría al referendo que intenta activar la oposición para revocar su mandato.

Con respecto al revocatorio, la MUD pidió este martes al Poder Electoral que comience con la segunda fase para la activación del referendo después de que el viernes pasado se cumpliera con la validación de más de 400.000 firmas de quienes piden que se active este mecanismo.

Una vez cumplido este requisito, el Consejo Nacional Electoral (CNE) debería anunciar próximamente el inicio de la siguiente etapa de condiciones que implican la “manifestación de voluntad” del 20 % de los inscritos en el Registro Electoral o de unos 4 millones de votantes.

Según el CNE para el anuncio de la nueva etapa deberían pasar 20 días hábiles que empezaron a correr este lunes, aunque la MUD señala que no hay razones para esperar este lapso.

“Nuestro llamado ahora es a avanzar de manera expedita atendiendo al principio constitucional de celeridad ante estos requerimientos”, señaló el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba. EFE

Publicidad