Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Human Rights Watch: Milicias afiliadas al gobierno iraquí matan rehenes

Soldados del ejército iraquí celebran en las afueras de Mosul, Irak, el jueves 20 de octubre de 2016, luego de sus avances contra el grupo Estado Islámico. (AP Foto)

IRBIL, Irak (AP) — Una milicia respaldada por el gobierno iraquí mató a supuestos combatientes del grupo Estado Islámico que fueron capturados durante la operación para retomar la ciudad de Mosul, bajo control de los extremistas, denunció el domingo el grupo internacional de monitoreo de los derechos humanos Human Rights Watch.


Publicidad

La milicia Hashed al-Jabour, conformada por combatientes tribales suníes y miembros de las Fuerzas Populares de Movilización, mataron a cuatro hombres que capturaron en noviembre en una aldea del norte de Mosul, de acuerdo con un reporte publicado por el grupo con sede en Nueva York.

El documento citó a testigos que afirmaron que los detenidos fueron ejecutados a disparos ante la presencia de fuerzas de seguridad iraquíes sin que se realizara ningún procedimiento judicial.

La milicia forma parte de las Fuerzas Populares de Movilización, un grupo conformado en su mayoría por milicias chiíes con apoyo del gobierno y que ha sido acusado en repetidas ocasiones de abusos durante las pasadas campañas contra el Estado Islámico, un grupo extremista suní.

El portavoz del gobierno iraquí, Saad al-Hadithi, dijo que las autoridades desconocían el incidente, pero se comprometieron a arrestar y procesar a cualquier persona sospechosa de violaciones de los derechos humanos.

“En general, las represalias podrían ocurrir en algunas zonas por parte de los locales (las Fuerzas Populares de Movilización), algunos de cuyos familiares fueron asesinados por ‘Daesh’ antes de entrar en las fuerzas de seguridad gubernamentales”, dijo al-Hadithi usando el acrónimo en árabe del Estado Islámico. “El gobierno iraquí rechaza totalmente tales actos y están siendo investigados plenamente. Quienes estuvieron detrás de él enfrentan juicios”.

En comentarios transmitidos el sábado por la televisora estatal, el primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, dijo que no ha recibido “quejas” sobre las Fuerzas Populares de Movilización. Al-Abadi también describió los combates en Mosul como “limpios” y avanzando a “un buen ritmo”.

Human Rights Watch también ha acusado a las milicias suníes que participan en la operación de Mosul de reclutar a jóvenes de menos de 18 años de edad para participar en combates. El grupo también señaló a las milicias chiíes de operar bajo el grupo de convergencia de las Fuerzas Populares de Movilización que cometen abusos contra civiles en las poblaciones de mayoría suní.

La oficina del primer ministro ha investigado previamente a combatientes militantes individuales luego de acusaciones de abuso en operaciones anteriores en contra del grupo Estado Islámico. (I)

The Associated Press