Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía: Erdogan obtiene su deseo, pero a un precio

Foto: The Independet

 


Publicidad

ESTAMBUL (AP) — El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan finalmente consiguió su añorado deseo de expandir sus poderes, gracias a los resultados del referendo del domingo que le otorgan las riendas del gobierno. Pero su éxito tuvo un precio.

Su triunfo deja a la nación profundamente dividida y enfrentando una creciente tensión con ex aliados en el extranjero, mientras que los monitores internacionales y partidos de oposición han reportado varias irregularidades durante el proceso de votación.

En un conteo no oficial que realizó la agencia estatal de noticias se indica que Erdogan obtuvo una apretada victoria con 51,4% de los votos a favor de la aprobación de una serie de cambios constitucionales que convierten el sistema político turco en presidencial en lugar de parlamentario.

Los detractores arguyen que las reformas le otorgarán un extenso poder a un hombre cada vez más autócrata, al dejar en el camino muy pocos obstáculos.

Los partidos de oposición denunciaron un fraude, quejándose de diversas irregularidades. Quedaron particularmente indignados por una decisión de la junta electoral de aceptar boletas sin los sellos oficiales que requiere la ley turca, por lo que solicitaron la anulación de la votación.

Los monitores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que también enlistaron numerosas irregularidades, afirmaron que dichos actos minaban las salvaguardas que previenen los fraudes.

La campaña del referendo estuvo claramente inclinada a favor del “sí”, y Erdogan hizo uso total de los poderes del Estado y el gobierno para dominar en las marquesinas y espacios de comunicación. La campaña a favor del “no” se quejó de intimidación, detenciones y golpizas.

En Estambul, cientos de partidarios por el “no” tomaron las calles el lunes entre consignas de “ladrón, asesino, Erdogan“, mientras golpeaban ollas y cazuelas.

Hoy protestamos debido a que los resultados que anunció el gobierno no son los auténticos. Porque, de hecho, ganó el ‘no’ por el que votamos. Pero el gobierno anuncia el triunfo del ‘sí’”, dijo Damla Atalay, una abogada de 35 años, sobre las irregularidades.

Erdogan parecía impasible ante las críticas mientras hablaba con sus seguidores en Ankara, la capital del país.

“Hemos dado batalla en contra de las naciones poderosas del mundo”, dijo a su llegada al aeropuerto, procedente de Estambul. “La mentalidad de cruzado nos atacó en el extranjero. No sucumbimos. Como nación, nos mantuvimos firmes”.

En un discurso ante una enorme multitud apostada frente a su enorme complejo presidencial, Erdogan insistió que el referendo turco fue “la elección más democrática que se haya visto en cualquier nación occidental”, y dijo que los monitores de la OSCE deberían “saber su lugar”.

(I)