Ecuador. Viernes 21 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Suben a 32 los muertos en las protestas en Venezuela

Un manifestante contrario al gobierno de Maduro de pie ante una barricada en una autopista de Caracas, Venezuela. Incluso tras cuatro semanas de protestas contra el gobierno que han dejado 32 muertos y 1.300 detenciones, la oposición no da visos de retirarse. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — Un joven murió en un saqueo a un comercio y otras dos personas fallecieron al volcar un autobús que intentó esquivar una barricada, con lo que se elevaron a 32 los muertos que han dejado las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro y que arreciaron esta semana luego del llamado a una Asamblea Constituyente.


Publicidad

Yonathan Quintero, de 21 años, falleció la noche del martes de un disparo de arma de fuego que recibió en medio de un saqueo que siguió a las manifestaciones callejeras en el sur de la ciudad costera de Valencia, dijo a The Associated Press el activista político Juan Francisco Abreu, que habita en la zona. La Fiscalía General también informó el deceso del joven.

En tanto, dos personas fallecieron al volcar el autobús en el que viajaban cuando intentó esquivar una barricada levantada por manifestantes en el estado de Carabobo, indicó en su cuenta de Twitter el director nacional del cuerpo estatal de rescate Protección Civil, Jorge Galindo. En el accidente resultaron lesionadas 10 personas.

Las muertes coincidieron con las manifestaciones en Caracas y otras ciudades del país en rechazo a la iniciativa de Maduro de redactar una nueva carta magna que reemplazará a la de 1999 que impulsó el fallecido presidente Hugo Chávez.

En algunas barriadas de clase media y baja del este de la capital venezolana se registraron violentos incidentes que dejaron 12 heridos, entre ellos seis guardias nacionales y un jefe policial. Las protestas, que comenzaron a fines de marzo, han dejado más de 400 heridos y unos 1.000 detenidos de los cuales 65 permanecen bajo arresto.

El partido opositor Primero Justicia informó la detención del diputado Wilmer Azuaje en el estado suroccidental de Barinas.

En medio de la creciente violencia la coalición opositora convocó este miércoles a una nueva jornada de protesta contra el proceso constituyente al que considerada un “fraude constitucional” y un “golpe de Estado” de Maduro.

La oposición llamó a movilizaciones que partirán desde diferentes puntos de Caracas en el mismo día en que el presidente espera acudir al Consejo Nacional Electoral para presentar la propuesta de la constituyente.

Al defender la iniciativa Maduro dijo que con la nueva carta magna se buscará ampliar el sistema judicial, promover nuevas formas de “democracia participativa” y garantizar la defensa de la soberanía e integridad de la nación.

El gobernante adelantó que la Asamblea Nacional Constituyente estaría integrada por 500 miembros, de los cuales la mitad serán elegidos por los gremios de trabajadores y las comunidades y el resto en estructuras territoriales que no precisó.

La iniciativa de Maduro fue cuestionada la víspera por los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos.

El subsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, dijo el martes a la prensa que Washington tiene una profunda preocupación por las motivaciones de la asamblea constituyente y planteó que el proceso “erosiona aún más” la democracia venezolana. Fitzpatrick indicó que Estados Unidos se reserva la posibilidad de hablar con otros países de la región para evaluar posibles “sanciones coordinadas” y considerar más sanciones individuales a miembros del gobierno.

El Departamento del Tesoro sancionó en febrero al vicepresidente Tareck El Aissami a quien acusó de narcotráfico.

El dirigente y excandidato presidencial Henrique Capriles acusó la noche del martes a Maduro de utilizar el proceso constituyente para evitar los comicios y reiteró que la oposición seguirá en las calles hasta lograr que se convoquen elecciones generales, se abra un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas, se libere a los presos políticos y se desarme a los grupos paramilitares.

Las manifestaciones contra el gobierno se iniciaron a fines de marzo a raíz de dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia en las que asumió las competencias legislativas del Congreso y limitó la inmunidad de los diputados. Los dictámenes del máximo tribunal, señalado de estar controlado por el Ejecutivo, fueron revertidos pero las protestas no han cesado.

Venezuela enfrenta la tensión política en medio de una crisis económica con una desbordada inflación de tres dígitos y severos problemas de escasez de alimentos y medicinas.