Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Melania se niega a tomar la mano de Trump

Foto: Twitter @UniPolitica

La primera dama estadounidense, Melania Trump, acompaña a su esposo el presidente estadounidense, Donald Trump, durante la primera gira internacional de éste desde que juró el cargo, que incluye paradas en Arabia Saudí, Israel, Palestina, Vaticano, Bélgica e Italia. Sin embargo, en este tercer día de viaje poco ha llamado la atención sobre el discreto papel que cumple la primera dama estadounidense, más allá de un vídeo difundido entre los medios locales en el que se ve cómo aparentemente rechaza con la mano la que le tiende su esposo a la llegada del aeropuerto de Ben Gurión esta mañana.


Publicidad

Los medios también comentaron la cercanía de Melania con Nejama Rivlin, esposa del presidente israelí, Reuven Rivlin, quien le regaló para su hijo Barron una copia del libro “El abrazo” del escritor israelí David Grossman.

Melania cumple con una discreta agenda dentro de la visita que su esposo el presidente estadounidense, efectúa a Israel y Palestina, que incluyó la visita a un hospital junto con Sara Netanyahu, esposa del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.


Esta tarde Melania recorrió con su esposo la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde visitaron la iglesia del Santo Sepulcro y el Muro de las Lamentaciones, en la primera visita de este tipo que hace un presidente en activo de los EEUU.

Después del recorrido por esta parte histórica de la ciudad, que se encuentra en territorio ocupado por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 y que según comentó Trump causó “una gran impresión en ambos”, la pareja presidencial se desplazó hasta el Hotel King David de Jerusalén, donde se alojan.

Poco después, Melania visitó el hospital Hadasa Ein Karem, subvencionado entre otros por un grupo de mujeres estadounidenses.

“Es precioso estar aquí. Un gran comienzo”, dijo ante la prensa en el centro, donde repartió entre los niños pequeños ingresados por enfermedades o heridas causadas por el conflicto mochilas de la Casa Blanca con material escolar y libros.

Minutos después de que los Trump aterrizaran por primera vez en Israel en visita oficial, Sara Netanyahu le hacía un gesto de complicidad a Melania al decirle: “Los medios nos odian, pero el pueblo nos ama“.

Mañana continúa la agenda oficial de Trump, que se entrevistará con el presidente palestino, Mahmud Abás, en Belén y después regresará a Jerusalén para hacer la protocolaria visita al Museo del Holocausto y pronunciar un discurso en el Museo de Israel en el que se espera que pueda anunciar algún avance hacia la paz. EFE

(I)