Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La defensa de Temer afirma que informe de la Policía es “frágil” y “precario”

Michel Temer. Foto de Archivo La República.

La defensa del presidente brasileño, Michel Temer, afirmó en una entrevista publicada hoy por el diario Folha de Sao Paulo que el informe parcial de la Policía, que apunta que el mandatario incurrió en un delito de corrupción pasiva, es “absolutamente frágil, prematuro y precario”.


Publicidad

El abogado Gustavo Guedes dijo que el texto “no puede ser concluyente” porque se basa solo en “cinco frases, de las cuales tres son inteligibles”, en referencia a un explosivo audio que aportaron los dueños del grupo JBS, quienes cooperan con la Justicia.

Esa grabación, en la que Temer escucha en silencio o consiente maniobras ilegales relatadas por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, hace parte de la investigación abierta en el Tribunal Supremo contra el jefe de Estado por supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita.

La defensa de Temer argumenta que el audio está adulterado puesto que “no hay una secuencia lógica de las frases” y sostiene que eso ha sido constatado por peritos independientes.

La Policía aguarda el resultado de una pericia oficial del audio para determinar si fue editado y con ella espera concluir su informe, el cual servirá de base para que la Fiscalía decida si presenta una denuncia contra el mandatario en el Supremo.

“Es temerario e inadecuado terminar una investigación contra un presidente sin la conclusión de las pruebas necesarias”, aseveró Guedes.

Batista también reveló a la Justicia el pago de sobornos a Temer desde 2010 a cambio de “favores” que, según su declaración, hacía desde el poder para favorecer a JBS.

El documento de la Policía señaló en este sentido que existen “indicios” que muestran que el grupo dio “ventajas indebidas” a Temer “de manera remota” y al exdiputado Rodrigo da Roucha Loures, exasesor del presidente, de forma “inmediata”, aunque no aclara en qué épocas.

Según la Constitución brasileña, un jefe de Estado en ejercicio del poder solamente puede ser investigado por supuestos delitos cometidos durante su mandato, que en el caso de Temer comenzó en mayo pasado, cuando asumió el poder tras el inicio del proceso que llevó a la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff.

Desde el inicio de la crisis política, el presidente ha perdido el apoyo de varios partidos minoritarios en el Congreso y tanto la oposición como algunos sectores oficialistas han exigido su renuncia y obstaculizado el trámite de importantes reformas económicas. EFE