Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Helicóptero policial ataca a balazos Supremo venezolano. Piden renuncia de Maduro

Autoridades vigilan hoy, martes 27 de junio de 2017, los alrededores de la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas (Venezuela). EFE/ MIGUEL GUTIERREZ

Un inspector de la policía científica de Venezuela, identificado como Oscar Pérez, sobrevoló hoy la sede del Supremo en Caracas en un helicóptero de este cuerpo de seguridad con un mensaje por la “libertad” del país y más tarde pidió a través de un vídeo la renuncia del presidente, Nicolás Maduro.


Publicidad

Maduro aseguró poco más tarde que “esta persona lanzó unas granadas, una no explotó”, aunque no informó acerca de los otros explosivos que supuestamente habría lanzado el policía a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y apuntó que este fue un “ataque terrorista armado” contra las instituciones del país.

El agente del cuerpo de investigaciones científicas (CICPC) fue fotografiado junto a otros uniformados a bordo de la aeronave con una pequeña pancarta en la que se leía “350 libertad” en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que contraríe las garantías democráticas.

Mientras se producía el sobrevuelo se difundió a través de la cuenta en Instagram de Pérez un vídeo en el que se le observa leyendo un escrito y dando la cara, acompañado de otros cuatro uniformados encapuchados, en el que pide a los venezolanos ir “a cada base militar” del país.

Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en la búsqueda del equilibrio y en contra de este Gobierno transitorio criminal. No pertenecemos ni tenemos tendencia político partidista, somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas“, leyó el inspector.

Asimismo, dijo que en este día se está realizando un “despliegue aéreo y terrestre” para “devolver el poder al pueblo democrático” y así “cumplir y hacer cumplir las leyes para restablecer el orden constitucional”.

También pidió al presidente Maduro su “renuncia inmediata” junto a su tren ministerial “y sean convocadas de manera inmediata elecciones generales”.

Indicó que es deber de los funcionarios de seguridad del Estado desarticular las “bandas paramilitares” y señaló que “este combate” es “en contra de la impunidad impuesta por este gobierno”, en “contra de la tiranía” y “contra la muerte de jóvenes que luchan” por sus derechos.

Pérez hizo un llamado “a todos los venezolanos, de oriente a occidente, de norte a sur para que nos acompañen en esta fuerza de lucha y salgamos a la calle, en Caracas al Fuerte Tiuna, y en el interior del país a cada base militar”.

Señaló que esto se haría para que los venezolanos se reencuentren “como hermanos” con las fuerzas armadas “y juntos recuperemos nuestra hermosa Venezuela”.

En el momento en que el helicóptero sobrevoló la sede del Supremo se escucharon algunas detonaciones, según testimonios de los habitantes de la zona publicados en las redes sociales.

Maduro señaló que ya fueron desplegadas “fuerzas especiales” para dar con “el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista” y aseguró que “las primeras informaciones” apuntan a que el agente del CICPC era “el piloto del exministro” Miguel Rodríguez Torres que recientemente se ha manifestado en contra del Gobierno.

El presidente culpó al partido opositor Primero Justicia de tomar “un rumbo de violencia” y dijo que sus principales líderes “están al frente de todos los hechos violentos” que se han conocido.

Dijo que espera que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se pronuncie sobre este hecho y que el Ministerio Público, ahora crítico al Gobierno, “de un paso adelante a un nivel de equilibrio y de justicia” y tome “cartas en el asunto”.

Entretanto, las inmediaciones del Supremo en el oeste de Caracas fueron resguardadas con cordones policiales.

Los eventos se produjeron horas después de que en Maracay, capital de estado de Aragua , amaneciera con más de medio centenar de comercios saqueados, oficinas públicas incendiadas y decenas de calles bloqueadas luego de violentos incidentes que dejaron un militar muerto y dos centenares de detenidos. Los saqueos se registraron luego de una protesta nacional de la coalición opositora que incluyó el cierre de algunas vías por varias horas.

Maduro condenó estos hechos violentos y dijo, durante una concentración con seguidores en la capital, que si Venezuela cae en el caos y se destruye el proceso oficialista “iríamos al combate”.

“Nosotros jamás nos rendiríamos. Y lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas”, agregó.

Los saqueos se extendieron durante el día. Ante el caos, la mayoría de los comercios, agencias bancarias y otras empresas de Maracay cerraron sus puertas y el transporte público suspendió sus actividades.

En la Asamblea Nacional también se registró el martes un incidente cuando unas congresistas opositoras presuntamente fueron agredidas por guardias nacionales que custodian las instalaciones del palacio legislativo, indicó el diputado Ismael García.

Tras el incidente, el presidente del Congreso, diputado Julio Borges, intentó pasar a la oficina de la Guardia Nacional en el palacio legislativo pero los militares le bloquearon el paso y no le permitieron constatar el contenido de unas cajas que los militares introdujeron de manera irregular, hecho que fue considerado como una “violación” a la autonomía de Legislativo. Algunos seguidores del gobierno se concentraron a las afueras de la Asamblea Nacional para protestar contra los diputados opositores.

Las protestas antigubernamentales, que se iniciaron a fines de marzo, han dejado al menos 75 muertos, 1.400 heridos y más de 500 detenidos.

  • Con textos de EFE y AP

Helicóptero de la Policía que ha atacado a balazos el Tribunal Supremo de Venezuela.Twitter/@AlbertoRT51