Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea de Venezuela nombra un Tribunal Supremo de Justicia “legítimo”

Un manifestante sostiene una bandera venezolana en medio de la calle durante una llamada de la oposición para bloquear las carreteras durante 10 horas en Caracas, Venezuela, el lunes 10 de julio de 2017. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — El enfrentamiento entre los poderes públicos en Venezuela se intensificó este viernes con la decisión que tomó la Asamblea Nacional de nombrar 13 magistrados y 20 suplentes del Tribunal Supremo de Justicia, resolución que fue objetada por la Sala Constitucional que declaró nulas las designaciones e instruyó a las autoridades a ejecutar “acciones de coerción” contra los implicados en ese proceso.


Publicidad

La mayoría opositora de la Asamblea retó al máximo tribunal al designar 33 nuevos integrantes de la Corte para reemplazar a los magistrados que fueron electos en diciembre de 2015 por el Congreso anterior, que aseguran que fueron designados sin cumplir los procedimientos adecuados.

Los nombramientos fueron anulados de inmediato por la Sala Constitucional del máximo tribunal, que señaló a la Asamblea Nacional de permanecer en “desacato” y sostuvo que “todos sus actos son nulos”. Desde hace más de un año, el Tribunal Supremo —que controla el oficialismo— declaró al Congreso en desacato y anuló más de 50 leyes y acuerdos que aprobó la mayoría opositora.

El presidente de la Sala Constitucional, Juan Mendoza, dijo a la prensa que los diputados, integrantes del comité de postulaciones del Congreso, y las 33 personas que fueron designadas como magistrados incurrieron de “manera flagrante” en los delitos de “usurpación de funciones” y “traición a la patria”.

El máximo tribunal instó a las autoridades civiles y militares a ejecutar las “acciones de coerción” para “mantener la paz y la seguridad”, precisó Mendoza, sin ofrecer más detalles.

La coalición opositora acordó los nombramientos de los magistrados como parte del plan denominado “Hora 0”, que activó esta semana para intensificar las presiones contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y su iniciativa de la Asamblea Constituyente, cuyos miembros serán electos el 30 de julio.

La oposición realizó la víspera un paro cívico nacional de 24 horas que paralizó buena parte de las actividades en Caracas y otras ciudades y dejó al menos cuatro muertos y nueve heridos.

El gobierno desestimó la iniciativa opositora e indicó que la industria petrolera, las empresas públicas, las 700 mayores productoras privadas de alimentos y el transporte público operaron al 100%. Sin embargo, tampoco pudo contrastarse esta información.

El día anterior, en varios puntos de Caracas observaron calles desiertas, centenares de comercios cerrados y ausencia total de transporte público. Algunos representantes de grandes empresas de alimentos indicaron a la AP que en algunas de sus plantas se trabajó a la mitad de su capacidad debido a un gran ausentismo laboral. En otras ciudades del interior del país también se registraron paralizaciones de actividades, según indicaron medios locales.

Hacia la tarde, la Fiscalía General confirmó la muerte de Ronney Eloy Tejera, de 24 años, por disparo de arma de fuego durante una manifestación que ocurrió en el estado central de Miranda. Además informó los decesos de Andrés Uzcátegui, de 23 años, tras ser herido mortalmente en el tórax en una protesta en el estado de Carabobo, y de un adolescente de 15 años en el estado occidental de Zulia.

La última muerte confirmada por la fiscalía fue la de Eury Hurtado, de 34 años, por cuatro disparos de arma de fuego. Hurtado fue herido en Miranda.

Durante la jornada al menos nueve personas resultaron heridas en disturbios callejeros.

Con la muerte de las cuatro personas se elevó a 97 el número de fallecidos desde que comenzaron las protestas antigubernamentales hace más de cien días en la nación petrolera agobiada por una profunda crisis económica.

A pesar de la tensión política y los cuestionamientos de varios países, Maduro sigue adelante con su iniciativa constituyente y desafía a las amenazas de sanciones estadounidenses.