Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Evo: el único delito de Lula fue “sacar a 29 millones de brasileños de la pobreza”

El presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta oficial de Twitter ha dicho que el único delito de Lula (condenado a nueve años de cárcel por corrupción y blanqueo de dinero) fue “sacar a 29 millones de brasileños de la pobreza“.


Publicidad

“Felicidades y solidaridad con hermano Lula, víctima de la peor cacería jurídica. Su delito: sacar a 29 millones de brasileños de la pobreza”, ha dicho Evo. Su mensaje ha sido retuiteado por el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien en varias ocasiones ha manifestado, según él, que Lula es “inocente” al igual que el vicepresidente Jorge Glas, quien actualmente se encuentra en prisión preventiva por presunta asociación ilícita dentro del caso de corrupción de Odebrecht. 

Evo  cumplió el día de ayer 58 años de vida, once de ellos en el poder, y con la mira puesta en la reelección que pretende buscar en 2019 para tener al menos un cuarto mandato más y gobernar hasta 2025.

Hugo Chávez, Evo Morales, Lula Da Silva, Rafael Correa.

Morales nació el 26 de octubre de 1959 en la comunidad de Isallavi, en el municipio de Orinoca, en la región andina de Oruro.

Como hace casi todos los días, el mandatario llegó hoy al Palacio de Gobierno a las 05.00 de mañana para trabajar y los primeros en felicitarlo fueron los soldados de la guardia presidencial Colorados de Bolivia, que la regalaron una torta y una pintura.

Poco después, el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, y varios parlamentarios del oficialismo le cantaron el feliz cumpleaños en el Palacio y más tarde fue agasajado por el alto mando militar en un acto con el grupo aéreo presidencial.

Ustedes saben, hermanos militares, como en corto tiempo hemos cambiado Bolivia. Antes era un país mendigo. De mendigo (ha pasado) a un país digno. Antes era un país último en Suramérica, penúltimo en toda América y ahora en algunos rubros ya somos primeros en América“, dijo Morales en alusión al crecimiento económico.

Ante los militares, agradeció el “cariño” de los Colorados y los regalos del alto mando militar, pero dijo haber aprendido que en cada cumpleaños “no hay que bailar, ni reír, ni hacer fiestas, sino hay que llorar porque es un año menos en nuestra vida”.

Morales asumió por primera vez la presidencia el 22 de enero del 2006, comenzó el segundo período en 2010 y el tercero en 2015, el mismo que debe concluir en 2020 aunque ha decidido buscar otros cinco años más para gobernar al menos hasta el 2025.

Su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso jurídico para pedir que algunos artículos de la Constitución sean declarados inaplicables y que se anulen otros de la Ley Electoral para permitir su candidatura.

El Constitucional se pronunciará en diciembre sobre la petición del MAS planteada con el argumento de que debe respetarse el derecho de Morales a ser elegido y el del pueblo a elegirlo, tomando en cuenta la Convención Americana de los Derechos Humanos (CADH).

El oficialismo reclama la aplicación para el caso de Morales del artículo 23 de la CADH, que señala que todos los ciudadanos deben gozar de derechos políticos, entre ellos “a votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas realizadas por sufragio universal”.

La oposición ha advertido de que la petición del MAS al tribunal de que se respete el derecho político del gobernante a la repostulación derivaría en un aval para la reelección indefinida.

Aunque la Constitución establece solo dos mandatos consecutivos, Morales ya pudo presentarse a las elecciones de 2014 para conseguir un tercer período gracias a un fallo del Constitucional que señaló que Bolivia fue refundada con la nueva Carta Magna en 2009.

Este mes, el pulso por la reelección ha tomado las calles con movilizaciones de opositores y oficialistas con el objetivo de presionar a los magistrados del Constitucional, si bien la oposición cree que esos jueces terminaran avalando la petición del MAS.

  • Con información de EFE