Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

María Fernanda Retrepo declara ante la Fiscalía

María Fernanda Restrepo declaró ante la Unidad Especializada de la Comisión de la Verdad de la Fiscalía General del Estado, dentro de la indagación previa que investiga la desaparición de los hermanos Restrepo, ocurrida a manos de la Policía Nacional, en 1988, durante el gobierno de León Febres Cordero.  La hermana menor de los jóvenes desaparecidos, dio su versión por más de una hora, ante el fiscal Jorge Cano. Estuvo acompañada de su padre Pedro Restrepo y de su abogado Ramiro Román.


Publicidad

La Fiscalía ha practicado varias diligencias dentro de este caso desde el pasado miércoles 26, el más relevante de ellos el inicio de la búsqueda de los cadáveres en el  cementerio Padre Mariano Rodríguez, sector El Batán. Inicialmente, se revisaron los libros de registro y entrada de cadáveres anónimos en 1988, los mismos que ingresaron en cadena de custodia una vez que el fiscal Cano así lo dispuso.

Después, el Fiscal y los peritos especializados de la Policía Judicial realizaron la  verificación in situ del terreno donde yacen varios cadáveres, y según la nueva versión que se investiga, pudiera también albergar los cuerpos de los jóvenes Restrepo.

Así mismo, desde el 27 de octubre rindieron versiones en la Fiscalía, las siguientes personas: Edgar Fraga, Libardo Antonio Gudiño, Jorge Armando Medrano, (ex agentes de la brigada de automotores del ex SIC-P), General Wilson Alulema, (actual Jefe de Estado Mayor) Camilo Badillo Alvear, (ex policía),  Kléber Oswaldo Núñez Morillo (perito documentólogo),  Campos Iza Manuel Eduardo (ex agente)  y Luis Galindo.

Hoy deberán acudir Edmundo Efraín Mera Hernández y Miguel Chiriboga Hurtado. Este 1º de noviembre, está llamado Fabián Guillermo Barros León, a partir de las 14H00.

La nueva búsqueda reviste gran importancia en tanto que es la primera vez que los cadáveres se buscan fuera de la laguna de Yambo, donde el principal testigo de cargo, el agente Hugo España, dijo que los había arrojado.