Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ordenan prisión contra otro policía acusado de intento de magnicidio el 30S

Quito, 26 oct (EFE).- Un juez de Ecuador decretó prisión preventiva para un policía acusado de participar en la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010, que el Gobierno interpretó como un intento de golpe de Estado contra el presidente Rafael Correa.


Publicidad

Ese día, una protesta de policías derivó en un alzamiento de proporciones en el que el presidente del país, Rafael Correa, que fue agredido, se refugió en un hospital de la policía, donde dijo haber estado retenido más de nueve horas.

El mandatario, que había acudido al lugar de la protesta para hablar con los agentes sobre sus inquietudes salariales, fue rescatado en una operación militar en medio de un intenso tiroteo.

Correa considera que en esa jornada, en la que fallecieron unas diez personas, hubo un intento de golpe de Estado en su contra, instigado por grupos de oposición y “malos oficiales” de la Policía

La Fiscalía General del Estado indicó hoy en su página web que el fiscal del caso, Raúl López, mostró evidencias contra el agente, Luis G., al que se acusa de magnicidio (intento de asesinato del presidente de la República).

Entre las pruebas figura “un vídeo donde el procesado supuestamente participa dentro del grupo de uniformados que dispara hacia el hospital de la Policía”, señaló la Fiscalía.

El grupo, según el ministerio público, también dispara “contra un vehículo donde se encontraban militares, quienes fueron sometidos y golpeados”.

También presentó “fotografías, versiones del vinculado y de otros testigos”, añade la nota.

El policía, detenido, fue trasladado al Centro de Rehabilitación Social de Varones número 4, en Quito.

Según la cadena de televisión Ecuavisa, el abogado del acusado, Carlos Mantilla, dijo que su defendido se encontraba ese día en el lugar de los hechos, pero no participó en ningún acto violento.

El defensor negó que se mostraran pruebas de la implicación de su patrocinado. “No presentan ningún vídeo, no se presenta ningún documento, no ha existido pruebas, todo ha sido en forma literal y oral”, señaló el letrado, en declaraciones recogidas por la emisora.

Según la fiscalía, con Luis G., son tres los procesados por supuesto intento de magnicidio en relación con los incidentes del 30-S. EFE