Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marchas a favor y en contra del gobierno se concentraron en el centro de Guayaquil

Guillermo Lasso durante la marcha realizada el viernes 12 de junio de 2015 en el centro de Guayaquil. Foto: API.

Las marchas de este viernes se realizaron por quinto día consecutivo. En Guayaquil se concentraron en el Parque Centenario los manifestantes autoconvocados y también los llamados por el líder del movimiento Creo, Guillermo Lasso.


Publicidad

Mientras que en los exteriores de la Gobernación del Guayas los oficialistas realizaron un plantón para demostrar su apoyo al gobierno del presidente Rafael Correa.

Mientras caminaba, Lasso ofreció declaraciones y dijo:

“Vamos a defender a la gente del Estado Correísta, del Estado Gallinazo. Es la hora de la ciudadanía, son los ciudadanos los que han puesto la agenda, quieren ir a los velorios no para dar el pésame sino para ver que se lleva del muerto”, aseguró.

Lasso mencionó que “si Correa no quiere permitir una consulta popular no nos queda más que salir a las calles para exigir el respeto a las familias, a los jubilados, a los maestros ecuatorianos”

“Aquí tienen que retirar los dos proyectos de ley. Hoy es el momento de la unidad de los ecuatorianos, de los guayaquileños para defender a la familia ecuatoriana”, sostuvo.

Entre los políticos que participaron en esta manifestación estaban la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi, la asambleísta por el PSC-MDG, Cynthia Viteri, el legislador Andrés Páez y la concejal de Guayaquil, Susana González.

Anoche, el exministro de Cultura Paco Velasco, del movimiento oficialista Alianza PAIS, anunció que el lunes se convoca a respaldar al mandatario ecuatoriano en el cambio de guardia presidencial.

De su lado, Correa, ausente por su participación en la Cumbre eurolatinoamericana de Bruselas y la Expo Milán 2015, ha manifestado desde Europa que las protestas contra su administración, presuntamente, responden a un plan desestabilizador de grupos de la derecha política y de los sectores adinerados de la sociedad.

Para Correa, las reformas propuestas buscan redistribuir la riqueza concentrada en grupos pudientes y no afectarán a los pobres ni a la clase media.

La oposición no le cree y dice que sus propuestas terminarán por afectar a la familia ecuatoriana.

Una de las manifestantes, Gladys Ponce, dijo a Efe que lo que hace el Gobierno es “inconcebible”, ya que las reformas no buscan reducir la desigualdad, como aduce Correa, sino favorecer a los nuevos ricos que surgen de la burocracia gubernamental.

“Proponemos el diálogo. Él (Correa) tiene que pensar en la gente, pues hay muchos sectores que nos vemos perjudicados (…), entonces sus leyes deben ser unas propuestas claras para todos”, remarcó Ponce.

Para ella, la propuesta de reformas a la ley de herencias “es la gota que derrama el vaso y el hecho de que quiera dejar a nuestros hijos sin el trabajo que nosotros los padres les dejamos, es lo último (lo peor) que pudo haber hecho”.

El debate sobre la llamada ley de herencias, que tramita la Asamblea Nacional (Parlamento, de mayoría oficialista) también sumó un giro hoy luego que el presidente de la comisión de Régimen Económico de la Cámara, Virgilio Hernández, anunciara cambios en el proyecto de normativa.

El asambleísta Andrés Páez (opositor) dijo intuir que el cambio sugerido por Hernández huele a una “maniobra” del oficialismo para intentar aplacar las protestas contra el Gobierno.

No obstante, Páez aseguró que las movilizaciones de la oposición continuarán en los próximos días y se mantendrán mientras no haya rectificaciones por parte del Gobierno, especialmente el archivo de las reformas propuestas a la leyes de herencia y la plusvalía.

Hernández, por su parte, dijo que el proyecto de Ley para la Distribución de la Riqueza, que incluye impuestos a las herencias, legados y donaciones, persigue la justicia y la equidad social que, según él, es a lo que se opone la oposición de derechas. Redacción/EFE

[I]