Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La ALBA, reunida urgentemente para acordar planes contra “golpes blandos”

El canciller subrogante del Ecuador, Xavier Lasso, asiste a una reunión extraordinaria hoy, lunes 10 de agosto de 2015, en Caracas (Venezuela). Cancilleres y vicecancilleres de países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) iniciaron hoy una reunión extraordinaria para diseñar planes de contención de "golpes blandos contra gobiernos legítimos". EFE/Miguel Gutiérrez

Caracas, 10 ago (EFE).- Cancilleres y vicecancilleres de países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) iniciaron hoy en Caracas una reunión extraordinaria para diseñar planes de contención de “golpes blandos contra gobiernos legítimos”.


Publicidad

Así lo reveló en la inauguración de la cita la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien añadió que la agenda de la reunión del organismo regional también contempla discusiones sobre asuntos “de defensa de la soberanía de nuestros países”.

Sin identificar a los países afectados, la ministra anfitriona dijo que “los golpes suaves se están dado, acometiendo, contra gobiernos legítimos y constitucionales de nuestro continente”.

Tanto el presidente venezolano, Nicolás Maduro, como el ecuatoriano, Rafael Correa, han reiterado en los últimos días sus denuncias sobre supuestos intentos de golpes de Estado.

Frente a ello se requiere, añadió Rodríguez, no solo reflexionar sino acordar “planes especiales” para contener intentonas que atribuyó a una “agenda post Panamá”, en alusión a una reciente cumbre continental en el país centroamericano.

“La agenda post Panamá” con “golpes suaves” es “producto” de que los presidentes y gobernantes de América Latina y del Caribe le dijeron a Estados Unidos y Canadá “no recibimos instrucciones de nadie, somos países independientes”, añadió la jefa de la diplomacia venezolana.

La reunión de Caracas “va a acordar”, agregó, “planes especiales” que luego serán sometidos a consideración de cada uno de los jefes de Gobierno y de Estado de los países de la ALBA.

En su discurso, Rodríguez también felicitó a Cuba “por el proceso de regularización de relaciones con Estados Unidos” y dijo que así se hace “justicia” a un pueblo “que se plantó con dignidad frente a los poderes imperiales más grotescos, más criminales, y más burdos que hemos podido conocer”.

La ALBA está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Granada, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

La reunión extraordinaria de la ALBA en Caracas fue anunciada de manera sorpresiva luego de que la canciller y el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, visitaron en los últimos días varios países caribeños para informar de tensiones con Guyana a raíz de una antigua disputa territorial.

Arreaza escribió al respecto en Twitter que las autoridades de los gobiernos del Caribe visitados “reconocieron la importancia de la diplomacia de paz” para resolver la controversia, pero no hizo alusión a que la reunión de la ALBA tenga relación con el asunto.

Rodríguez aseguró el viernes en un contacto telefónico desde la isla de Santa Lucía con la estatal venezolana VTV haber recibido el respaldo caribeño para defender la postura de su país sobre la disputa por la zona denominada del Esequibo.

En esta disputa territorial hay “planes” del Pentágono estadounidense para propiciar, dijo entonces Rodríguez, “una escalada entre países hermanos y vecinos como Venezuela y Guyana”.

La disputa entre Venezuela y Guyana por las aguas de la costa del Esequibo tiene más de un siglo e incluye también la reclamación de soberanía sobre un territorio de 160.000 kilómetros cuadrados, muy rico en recursos naturales y que supone dos terceras partes del territorio guyanés.

La zona está bajo mediación constante por Naciones Unidas desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa se ha agudizado después de que la compañía Exxon Mobil descubrió en mayo pasado yacimientos de petróleo en aguas que supuestamente están en la zona del litigio. EFE