Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa reitera que el crecimiento económico no es necesario para el buen vivir

Cuenca (Azuay), 20 octubre 2015 - El Presidente Rafael Correa se reunión con medios de comunicación locales desde el Aeropuerto de Cuenca. Foto: Andrés Reinoso / Presidencia de la República.

El presidente de la República, Rafael Correa, ha reiterado que el crecimiento es una condición deseable, pero ni necesaria ni suficiente para mejorar el nivel de vida”. Correa ha hecho tal pronunciamiento durante un conversatorio con medios de comunicación en Azuay.


Publicidad

Correa ya había expresado esa opinión en un discurso que dio en Guayaquil el pasado 8 de octubre durante la inauguración del nuevo edificio de la Contraloría en el Puerto Principal.

No es necesario, porque usted con la producción que tenemos y una mejor distribución de recursos y más acción colectiva, más parques, mejor transporte público, etcétera, puede elevar el nivel de vida de la población. Y no es suficiente, (porque) usted puede tener altísimas tasas de crecimiento, como ha pasado en otros países, 8 y 10 por ciento, y se lo llevan todo las transnacionales y nada queda para la población y la pobreza sigue aumentando, desigualdad, etc. Entonces tampoco no significa buen vivir”, ha dicho ahora.

Correa también se refirió a los cambios en el gabinete y advirtió que no ha descartado aceptar otras renuncias. “Estamos evaluando, nosotros hacemos constantes evaluaciones. He pedido la renuncia a todo el gabinete y no excluyo más cambios, porque estamos evaluando”, ha dicho, a la vez que ha asegurado que el país no está en crisis.

“Lo que hemos aguantado este año con cualquier gobierno en abril ya hubiera colapsado la dolarización, ya hubiéramos tenido el clásico paquetazo, alza de (tarifas) luz, teléfono, etcétera”. “Aquí la hemos visto duras, pero no se puede decir que el país está en crisis”, “ni siquiera podemos decir que estamos en recesión”, puesto que todavía el país puede crecer para final del año, pero incluso si eso no sucediera, no se puede hablar de crisis. (I)