Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corte Suprema de Gibraltar falla contra compañía de acusadores de Chevron

Steven Donziger.

La Corte Suprema de Gibraltar ha emitido una sentencia en contra de Amazonia Recovery Ltd., una compañía creada en Gibraltar para recibir y distribuir fondos provenientes de la sentencia ecuatoriana contra Chevron, y que la petrolera considera fraudulenta. La compañía fue establecida en 2012 por Steven Donziger, el principal abogado estadounidense detrás del juicio en Ecuador en contra de la petrolera.


Publicidad

La corte también otorgó a Chevron $28 millones por daños y emitió una medida judicial permanente contra Amazonia que le prohíbe asistir o apoyar de forma alguna el caso contra Chevron.

“Esta sentencia es un ejemplo más de cómo la confabulación internacional contra Chevron continúa desmoronándose”, afirmó R. Hewitt Pate, vicepresidente y asesor general de Chevron. “Seguiremos tomando las acciones necesarias para que quienes cometieron este fraude respondan por sus actos”.

Chevron demandó a Amazonia ante la Corte Suprema de Gibraltar en 2014, afirmando que la compañía no es más que un vehículo para perpetrar un esquema fraudulento contra Chevron, y cuyos propósitos expresos son cubrir los costos de la confabulación; conseguir fondos adicionales; emitir acciones de la compañía [Amazonia] a nombre de abogados, asesores y fundadores; y recibir y distribuir las ganancias del fraude, incluyendo la fraudulenta sentencia ecuatoriana de US $9.500 millones.

Chevron también alegó que Amazonia es propiedad de Donziger y controlada por él y su equipo, y que básicamente es una cámara de compensación para manejar los ingresos por concepto de financiación y apoyo, y egresos por distribución de ganancias. Alegaron que la compañía fue creada con el propósito de asegurar que todas las ganancias derivadas del juicio contra Chevron se mantengan fuera de Ecuador, permitiéndole a Donziger y su equipo controlar a quién se le paga, en qué orden y qué cantidad.

La compañía dice que el socio ecuatoriano de Donziger, Pablo Fajardo, quien también es director de Amazonia, inicialmente presentó un escrito de respuesta a nombre de la compañía ubicada en Gibraltar. Sin embargo, a pesar de diversas órdenes de la corte, Amazonia no participó en el resto del proceso, en violación de las órdenes de la corte. En consecuencia, el 9 de diciembre de 2015, el tribunal emitió una sentencia en rebeldía contra Amazonia, otorgando a Chevron $28 millones por daños, por concepto de los honorarios legales incurridos, y una medida judicial permanente que prohíbe a Amazonia seguir participando en la confabulación.