Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“¡Vamos por más!”: Lenín Moreno, al ser proclamado candidato presidencial por PAIS

Lenìn Moreno, Jorge Glas y Rafael Correa, en la Convenciòn Nacional de PAIS, el 1 de octubre de 2016. API/Juan Cevallos.

Quito, 1 oct (EFE).- El movimiento oficialista de Ecuador Alianza País (AP) eligió hoy al exvicepresidente Lenín Moreno candidato a la Presidencia en las elecciones de febrero de 2017, en las que el actual vicepresidente, Jorge Glas, lo acompañará como aspirante a repetir en ese cargo.

Publicidad

Moreno y Glas aceptaron formar el binomio electoral durante la Quinta Convención Nacional de AP, que ratificó la precandidatura, y aseguraron que juntos, y con el apoyo de sus votantes, irán “por más” en caso de ganar las elecciones.

El presidente Rafael Correa presentó como precandidato a Moreno ante los miles de militantes y simpatizantes congregados en el estadio de la Sociedad Deportiva Aucas, donde se celebró la convención.

Pero Lenín Moreno, quien se desempeñaba como Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas para Discapacidad y Accesibilidad, puso condiciones.

“Que sigamos caminando juntos hasta el final” -dijo entre aplausos- y que “si surge algún escollo, algún distanciamiento”, los seguidores del movimiento político “lo superen y vuelvan a abrazar al compañero, porque el camino, ya lo dijo Rafael (Correa), es un camino duro, duro, duro”.

Moreno, de 63 años, defendió los logros de la “Revolución Ciudadana”, como se conoce al proyecto gubernamental, y aseguró que tras los cambios que se han operado en el país “el pasado no volverá”, un lema utilizado frecuentemente por Correa y repetido hoy con entusiasmo por el público.

“Vamos por más”, aseguró el precandidato al calificar de “sinvergüencería” la pretensión de aquellos que, según él quieren “echar todo al tacho (cubo) de la basura” y aplicar la “teoría de la tierra quemada” a las realizaciones alcanzadas.

Desde la silla de ruedas en la que se desplaza y entre gritos de “Lenín, presidente” del público, el que fuera vicepresidente entre 2007 y 2013 auguró “un futuro luminoso” para su país y defendió un proyecto político en el que la ciencia y la tecnología “estén al servicio de los mas pobres”.

“Ya basta de producir juguetes caros para niños ricos. Primero hay que satisfacer las necesidades de los niños pobres”, señaló el precandidato, quien también abogó por favorecer a las personas con discapacidad.

Es necesario, opinó, proporcionar “aseguramiento universal para las personas de la tercera edad” y “una pensión que permita vivir dignamente a todos los que lo necesiten”.

Moreno subrayó el cambio de matriz productiva que impulsa el Gobierno ecuatoriano para reducir su dependencia económica del petróleo y resaltó la necesidad de dejar “de producir cosas de pobres para pobres” y fabricar productos de calidad y valor agregado.

También destacó la necesidad de reforestación que tiene el país y la “deuda que todavía está pendiente con la naturaleza”, así como a la importancia de extender la educación superior.

“Tanto hemos hecho, pero falta tanto por hacer”… reflexionó el exvicepresidente, quien dedicó varios emotivos mensajes a su padre, presente entre el público.

La solidaridad “es la razón por la que estoy aquí en este momento, porque si no vives para servir, no sirves para vivir”, sentenció.

Su compañero, Jorge Glas, se comprometió a seguir trabajando para “convertir a Ecuador en una potencia en innovación” y conocimiento y conseguir la erradicación de la pobreza en el país.

Aseguró que si el oficialismo gana las elecciones, el Gobierno llegará “a cada hogar del país, para que todos tengan empleo de calidad y buen vivir”.

Glas subrayó el esfuerzo desplegado por el Gobierno en las zonas afectadas por el terremoto que en abril sacudió la costa norte ecuatoriana y mencionó la reconstrucción de escuelas, carreteras, hospitales y puertos.

“Unidos somos invencibles”, resumió al destacar esa labor y afirmar que pese a las dificultades, “este es el momento de Ecuador”.

En las elecciones, fijadas para el 19 de febrero, además de presidente y vicepresidente, los ecuatorianos elegirán a 15 asambleístas nacionales, 103 provinciales, 13 distritales, 6 del exterior y 5 representantes al Parlamento Andino.

El exbanquero Guillermo Lasso, por el movimiento CREO; la socialcristiana Cynthia Viteri; el exgeneral del Ejército Paco Moncayo, de Izquierda Democrática y el exlegislador Abdalá Bucaram, hijo del exgobernante del mismo nombre, por el partido Fuerza Ecuador (FE), han sido también anunciados como candidatos.

El presidente Correa, en el poder desde 2007, ha expresado su intención de trasladarse a Bélgica, país de origen de su esposa, Anne Malherbe. EFE

Publicidad