Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Moreno anuncia cercanía a EEUU y amnistía para indígenas procesados por protestar

El presidente Evo Morales de Bolivia, a la izquierda, el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno, al centro, y su esposa Rocío González participan en una ceremonia simbólica de juramentación con representantes de los líderes indígenas ecuatorianos en Cochasqui, Ecuador, el jueves 25 de mayo de 2017. (AP Foto/Dolores Ochoa)

COCHASQUI, Ecuador (AP) — El nuevo mandatario ecuatoriano Lenin Moreno perfiló el jueves una serie de acciones que implican un cambio de rumbo con respecto al gobierno de su antecesor izquierdista Rafael Correa, las cuales incluyen un acercamiento a Estados Unidos y una mayor libertad de expresión.


Publicidad

En la primera rueda de prensa ofrecida por el dignatario a los corresponsales acreditados en Ecuador, Moreno asumió posiciones que eran impensables durante la administración de Correa, quien fue un constante crítico de la prensa ecuatoriana y de Estados Unidos.

También identificado con la izquierda, Moreno dijo que si bien no coincide con la ideología de Washington, “al pueblo estadounidense lo consideramos nuestro amigo”.

Señaló que en atención a una “muy buena amistad” personal con el embajador de ese país en Ecuador, Todd Chapman, “debemos refrescar y aumentar esa confianza que de una u otra forma se pudo… haber perdido”.

En lo que respecta a la libertad de expresión, el mandatario dijo que será respetada, e hizo énfasis en que no quiere “hacer comparaciones”. Asimismo, confió que las entidades a cargo de supervisar dicha libertad “sean orientadoras y no sancionadoras”.

Durante la gestión de Correa, de una década de duración, decenas de medios de comunicación y periodistas fueron sancionados, algunos de ellos incluso enjuiciados personalmente por el entonces presidente, quien ganó juicios con sentencias por millones de dólares que a última hora se negó a cobrar.

El nuevo mandatario también adelantó una amnistía para los indígenas enjuiciados por protestas callejeras. Dijo que anunciará “buenas noticias” en los próximos días con respecto a “lo que se considera juicios contra la libertad de expresión, de manifestarse”.

Moreno habló con la prensa en Cochasquí, un recinto arqueológico indígena ubicado 80 kilómetros (50 millas) al norte de Quito.

“La idea es comenzar una nueva era… un nuevo trato”, señaló.

Alrededor de un centenar de indígenas han sido procesados judicialmente por sabotaje y terrorismo, entre otras causas, y algunos condenados a penas de cuatro años de cárcel luego de que fueran detenidos por protestas callejeras y obstaculizar vías en los últimos años en protesta contra la minería a cielo abierto, al tiempo que reclamaron su derecho a ser consultados previamente.

El gobierno de Correa sostuvo que cometieron delitos y por lo tanto debían ser procesados y sancionados.

Al consultársele sobre la crisis política y económica que atraviesa Venezuela, Moreno señaló que Ecuador debe ser muy cuidadoso en respetar el derecho de Caracas a auto determinarse y, si se tiene alguna queja u observación con respecto a ese gobierno, se debe acudir a las instancias internacionales.