Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Glas dice que nunca va a renunciar al cargo

Babahoyo (Los Ríos), 02 de junio 2017.- El Presidente de la República, Lenín Moreno, lideró el Gabinete Ampliado junto al vicepresidente Jorge Glas. Foto: Eduardo Santillán / Presidencia de la República

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, insistió hoy en que no renunciará al cargo para el que fue elegido en abril pasado por cuatro años, pese a las crecientes demandas en ese sentido.


Publicidad

El vicepresidente, quien en las últimas semanas ha comparecido ante la Fiscalía para rendir su versión voluntaria en procesos de investigación en casos de supuesta corrupción, fue tajante al asegurar hoy que “jamás” renunciará.

“Fui elegido para cuatro años y cumpliré mi mandato”, dijo Glas en la radio Ecuadorinmediato un día después de que profiriera una durísima réplica al presidente, Lenín Moreno, quien, en su opinión, se ha apartado de la Revolución Ciudadana, iniciada por su antecesor Rafael Correa, en 2007.

Alega en ese sentido que el primer mandatario hizo un supuesto pacto con “personajes nefastos” de la historia nacional.

Glas, agobiado por denuncias de la oposición que intentan vincularlo en casos de corrupción, difundió ayer un mensaje en el que también criticó otras actuaciones de Moreno, quien asumió el poder el pasado 24 de mayo de manos de su correligionario Correa.

Con ello, el vicepresidente se ha alineado con Correa, quien por su parte ha mantenido un fuerte pulso verbal con Moreno por, entre otras cosas, la supuesta entrega de puestos claves del Ejecutivo a personajes cercanos al expresidente populista Abdalá Bucaram (agosto 1996-febrero 1997).

También cuestionó las apreciaciones de Moreno sobre la economía nacional, en el sentido de culpar a Correa de la “crisis” en el país y de lo que Glas considera un presunto “sobre endeudamiento” heredado de la pasada administración.

En la coyuntura actual, Glas dijo hoy que no sabe cómo será su relación con Moreno y, al ser consultado por sus intenciones en el caso de que Moreno le llegase a retirar de sus funciones, señaló: “Me pondré a trabajar con la ciudadanía, estaré como ciudadano recorriendo con la gente y exponiendo la calidad de los servicios públicos”.

El vicepresidente, quien adelantó que tiene planeado retirarse de la vida política en 2021, aseguró que defenderá los logros de la llamada Revolución Ciudadana y pidió estar en “máxima alerta” a las bases del movimiento Alianza País (AP), del que Moreno es presidente y el vicepresidente.

“Hay que estar en máxima alerta por la defensa de nuestra Revolución Ciudadana y los principios y los valores que nos unen”, señaló al destacar la importancia de la ideología pues “marca el ejercicio del poder y las relaciones del poder dentro de una sociedad”.

De su lado, en medio de duras críticas por parte de militantes de su movimiento político, AP, Moreno convocó ayer a sus correligionarios a mantener la unidad y a evitar la posibilidad de rupturas internas.

En un mensaje conciliador difundido a través de las redes sociales y dirigido a sus correligionarios y a simpatizantes de AP, aceptó que puedan surgir al interior del grupo político adversidades o diferencias políticas.

Pero remarcó que su posición es la “unidad y más unidad para avanzar” en la Revolución Ciudadana iniciada por Correa.

Justamente, Correa, quien vive en Bélgica, ha lanzado duras críticas por Twitter contra Moreno por haber decidido cambiar su estilo confrontativo por el método del diálogo con todos los sectores sociales, incluidos los de oposición. EFE