Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El sur de Chile recupera la calma pero sigue alerta roja en volcán Villarrica

Volcan Villarrica, en Chile. Foto de EFE.

Pucón (Chile), 4 mar (EFE).- Las localidades aledañas al volcán Villarrica, en el sur de Chile, recuperaban hoy la normalidad de manera paulatina tras la erupción del martes, aunque las autoridades decidieron mantener la alerta roja en un radio de diez kilómetros.


Publicidad

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE), en el que participa el Gobierno chileno, el Servicio de Geología y Minería (Sernageomin) y la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), resolvió mantener el máximo nivel de alerta en las zonas más cercanas al volcán, situado a unos 775 kilómetros al sur de Santiago.

En tanto, en las localidades de Villarrica, Pucón y Curarrehue, en la región de La Araucanía, y en Panguipulli en la región de Los Ríos, rige la alerta amarilla.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, señaló que se está vigilando permanentemente la situación y que este miércoles hay programados nuevos vuelos por las cercanías del cráter del volcán, que ha mostrado menos actividad durante las últimas horas.

La presidenta, Michelle Bachelet, que el martes viajó a la zona del volcán, elogió hoy el trabajo de las personas y organismos que lideraron el operativo para hacer frente a la emergencia, que obligó a evacuar a unas 4.000 personas.

“Demuestra que en Chile se ha ido construyendo una verdadera cultura de manejo de emergencias y eso nos da mayor seguridad como país”, dijo la mandataria durante un acto oficial en Santiago.

Algunas personas que fueron evacuadas después de la erupción y que viven fuera del radio de diez kilómetros del volcán regresaron a sus hogares o se instalaron en casas de familiares.

Aún así, las autoridades siguen trabajando para que abandonen sus casas algunas familias que viven en la zona donde rige la alerta roja y que en muchos casos se niegan a ser evacuados.

Según informó la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), en el municipio de Pucón, situado a unos quince kilómetros del volcán Villarrica, hay 160 personas evacuadas en las zonas de seguridad especialmente acondicionadas para enfrentar la emergencia.

Otras 126 personas fueron albergadas en dos escuelas de Pucón, mientras que 43 familias que permanecían aisladas en las cercanías del volcán debido a los desperfectos que sufrió un puente fueron trasladadas a casas de familiares con el apoyo del Ejército.

En la vecina localidad de Villarrica, a unos 25 kilómetros de Pucón, están albergadas 40 personas en varios recintos del municipio, precisó la Onemi.

Pucón ha ido recobrando poco a poco la normalidad, aunque muchos de los turistas que en esta época visitan los lagos y volcanes de esta parte deChile abandonaron la zona horas después de la erupción.

El cierre de la mayoría de bares y restaurantes del pueblo y la evacuación de algunos hoteles y hostales empujó a los visitantes, en su mayoría extranjeros, a salir de Pucón y seguir su viaje por otros sitios del sur del país.

“Se va recuperando paulatinamente la normalidad. Todo el mundo sale a sus trabajos y se va adquiriendo poco a poco la normalidad”, señaló a Efe Edison Navarrete, superintendente del cuerpo de bomberos de Pucón.

Los bomberos permanecen acuartelados con todo el material listo para intervenir en caso que sea necesario, precisó Navarrete, quien agregó que se vive “un momento de calma” tras el enorme esfuerzo realizado en las últimas horas en los trabajos de evacuación.

Patricio González, director del colegio Liahona, el más grande de Pucón, explicó que se ha decidido suspender las clases durante toda la semana, pese a que el Ministerio de Educación indicó que este miércoles se reanudarían en todos los recintos con excepción de los que están siendo utilizados como albergue.

“Independientemente de lo que diga el ministerio, hemos tomado la decisión de suspender las clases toda la semana para darle una mayor tranquilidad a las familias y a los profesores y funcionarios”, dijo a Efe. EFE