Ecuador. Sábado 21 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea aprueba que cada cual escoja el género al que pertenece

FOTOS API / JUAN CEVALLOS

La Asamblea de Ecuador aprobó el jueves una ley de identidad que permitirá a los ciudadanos escoger el género al cual pertenecen y cambiar su nombre, o eliminar parte de él, por una sola vez. La aprobación se produjo con 77 votos, dos en contra 20 abstenciones y uno en blanco de un total de 137 miembros del órgano legislativo, dominado por el partido de gobierno Alianza País.

Publicidad

La nueva ley establece que no la cédula no determine el “sexo” de las personas, sino el “género”.  Esto es, el documento contendrá no el sexo biológico al que pertenecen, sino la identidad sexual que ellos crean que pertenecen. También que un ciudadano mayor de edad pueda decidir el orden de los apellidos, y ocultar la profesión en el documento de identidad.

Tales datos constarán en un nuevo documento de identidad que empezará a emitirse en dos años. El proyecto debe ser considerado por el ejecutivo, el cual puede aprobar, negar o modificar total o parcialmente.

La nueva ley se denomina Ley Orgánica de Gestión de la Identidad y Datos Civiles y permite a los ciudadanos cambiar de nombre por una sola vez, el orden de los apellidos (paterno y materno), eliminar parte de sus nombres y definir su género (hasta ahora el documento de identidad indica el sexo al que pertenece).

Asimismo, define un Documento Nacional de Identificación (DNI), en reemplazo en la cédula de ciudadanía, para “garantizar el reconocimiento al derecho de la identidad de género y eliminar cualquier forma de discriminación hacia las diversidades sexuales, como lo establece la Constitución”, argumentó Richard Calderón, presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Descentralización, Competencias y Organización del Territorio, encargada de tramitar el proyecto.

En cuanto al cambio de “género” por “sexo”, Calderón destacó que se establece el derecho que tienen las personas a autodeterminar su género, pero que esto lo decidirá el ciudadano o la ciudadana mayor de edad.

Finalmente, se cambia el nombre Servicio Nacional de Gestión de la Identidad y Datos Civiles por Dirección Nacional de Gestión de la Identidad y Datos Civiles. [I]

Publicidad