Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Denuncian represión a indígenas que reclaman territorios en Morona Santiago

Campamento EXSA

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) denunció hoy una fuerte represión contra una comunidad indígena que reclama unos territorios entregados en concesión a una empresa minera china en la Amazonía del país.

Publicidad

En un comunicado, la Conaie indicó que “centenares de policías y militares” reprimieron “con una incursión por aire y por tierra a los comuneros shuar de Nankins, que desde ayer (lunes) retomaron su presencia en el territorio comunitario” del que fueron desalojados en agosto pasado por estar en el área de concesión a Explocobres S.A.(ECSA).

Además, la Conaie informó de la supuesta detención de Claudio Washikiat, vicepresidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (Ficsh), cuando intentaba mediar con los uniformados para evitar una escalada de la violencia.

“Exigimos información sobre su condición y paradero, así como el respeto a sus derechos constitucionales”, precisa el texto de la Conaie, una de las organizaciones más importantes del país.

El colectivo indicó que ha enviado una carta al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en la que ratifica su denuncia sobre una supuesta “violación flagrante de derechos del pueblo shuar” y hace un llamamiento a que “se respeten los derechos humanos y colectivos”.

De su lado, el Ministerio del Interior, que la noche de este lunes informó de que al menos siete policías resultaron con heridas leves tras el supuesto ataque de un grupo de indígenas en el sector donde opera ECSA, aseguró que hoy se recuperó el control en la concesión.

El ministro del Interior, Diego Fuentes, en declaraciones a la prensa, señaló que serían catorce los agentes heridos y que uno de ellos presenta un cuadro clínico crítico, tras ser asilado en una casa de salud en la ciudad costera de Guayaquil.

“En el asalto a las instalaciones de la concesionaria y el operativo de recuperación de las inmediaciones, fueron heridos (algunos con impacto de perdigones) 14 policías y un guardia de seguridad que prestaba sus servicios en la minera”, precisó.

“Queremos que todos y cada uno de los responsables de agredir a nuestros catorce policías y un civil sean puestos a órdenes de la Justicia, porque no solo dispararon directamente contra nuestro personal, sino que también utilizaron artefactos explosivos para ingresar al lugar a la fuerza”, indicó el ministro Fuentes.

Desmintió, asimismo, algunos rumores en redes sociales sobre el presunto fallecimiento de dos indígenas de la etnia shuar durante el proceso de desalojo en el sector de San Juan Bosco, en la provincia amazónica de Morona Santiago, en el sureste de Ecuador.

La autoridad afirmó que los predios que reclaman los indígenas shuar actualmente “están concesionados a la empresa Explorcobres S.A., la cual demostró ante la Justicia ecuatoriana la propiedad de los mismos”.

La Conaie, por su parte, aseguró que la acción efectuada por los indígenas shuar “es legítima”, pues dijo que ellos tratan de recuperar sus “territorios ancestrales”.

Ante los choques entre indígenas y uniformados, la Conaie, en su comunicado, rechazó la “invasión de los territorios ancestrales de los pueblos y nacionalidades indígenas y su entrega a empresas trasnacionales mineras”.

“Responsabilizamos al Gobierno nacional de los acontecimientos que puedan suceder”, señala el documento de la Confederación, que exige al Ejecutivo buscar “mecanismos pacíficos para resolver estos conflictos”.

“Exhortamos a la ciudadanía en general a que sea veedora de los hechos que puedan darse” en la zona de San Juan Bosco, agregó la Conaie, que se declaró en “asamblea permanente” para analizar y valorar la situación en “estos momentos difíciles”. EFE (I)

Publicidad