Ecuador. martes 21 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El huracán Harvey dejó una “devastación generalizada” en Texas

Dos vehículos cruzan una zona inundada tras el paso del huracán Harvey el sábado 26 de agosto de 2017, en Aransas Pass, Texas. (AP Foto/Eric Gay)

Austin (EE.UU.)(EFE).- El alcalde de Rockport, la ciudad de Texas (EE.UU.) en la que ayer Harvey tocó tierra convertido en un huracán de categoría 4, aseguró hoy que el ciclón ha dejado una “devastación generalizada” en su comunidad, donde algunos edificios han sido completamente destruidos.


Publicidad

En declaraciones a The Weather Channel, el alcalde de la localidad afectada, Charles “C.J.” Wax, señaló que “algunas casas, escuelas y negocios fueron fuertemente dañados o incluso completamente destruidos”.

Harvey, el huracán más poderoso que llega a Estados Unidos desde el Katrina en 2005, tocó tierra en la localidad de Rockport sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del sábado), con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (215 km/h).

Wax comentó, además, que el servicio de emergencias de su ciudad se vio afectado “por problemas en las conexiones telefónicas y otras formas de comunicación”.

Según reportaron algunos medios locales, esta mañana se produjeron los primeros rescates de personas atrapadas en un centro de ancianos de Rockport, un edificio en el que el techo fue destruido.

Las autoridades no revelaron cuántas personas fueron rescatadas, o si eran residentes del centro o personas que se habían refugiado allí ante el paso del ciclón.

Los heridos fueron llevados a un hospital improvisado que fue instalado en una cárcel local para ser evaluados y tratados.

El huracán Harvey se degradó hoy a categoría 1 y se desplaza sobre Texas con vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora (120 km/h) y con lluvias torrenciales, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En un boletín especial, el centro meteorológico da cuenta del debilitamiento del huracán, el cual se espera que se degrade a tormenta tropical en el transcurso de hoy, cuando aún estará “serpenteando” en tierra, sobre el suroeste de Texas.

Otra de las ciudades afectadas durante la llegada del ciclón fue Corpus Christi, ubicada a 48 kilómetros (30 millas) de Rockport y donde las autoridades recomendaron a sus habitantes reducir el uso del agua corriente por culpa de los cortes de energía que sufrieron las plantas de tratamiento de aguas residuales.

Su alcalde, Joe McComb, indicó a los medios locales que a pesar de que los cortes de energías son “considerables”, la cantidad de lluvias y tormentas “no es tan alta como se esperaba”.

Sin embargo, McComb reconoció que los fuertes vientos causaron ayer una “tremenda cantidad” de daños materiales.

Cerca de 300.000 personas en Texas se quedaron sin electricidad anoche por el paso del huracán, según anunció hoy el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), que administra el flujo del 90 % de la carga eléctrica del estado sureño.

Se espera que el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, dé una conferencia de prensa a las 11.45 hora local (16.45 GMT) para dar los primeros datos oficiales sobre daños causados y víctimas. EFE (I)

as/bpm/lnm