Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Todo listo en EE.UU. para darle la bienvenida al ron cubano

Una botella del ron marca Havana Club en la tienda Pantry II Liquors en Miami el 7 de agosto del 2009. (AP Photo/Wilfredo Lee, File)

Miami (AP) — Los aficionados al ron en Estados Unidos se han mostrado entusiasmados por la idea de poder tomarse un Cuba Libre con verdadero ron cubano, ahora que podrán traer consigo el licor destilado en la isla.


Publicidad

Las nuevas normas sobre lo que se le permitirá a los estadounidenses traer cuando viajen a Cuba implican que se podrá beber aunque sea un poco de ron cubano en Estados Unidos. Sin embargo, mientras el embargo siga en pie, no habrá abundancia de ese ron en el mercado norteamericano.

Y no queda claro cuál será el futuro del ron Bacardi, que se vio obligado a abandonar Cuba una vez que Fidel Castro tomó el poder en 1959. En el pasado, Bacardi no descartaba la posibilidad de regresar a la isla, pero representantes de la empresa, al ser interrogados el jueves, se negaron a dar detalles de sus planes en caso de que se levante el embargo.

“Esperamos que mejore la calidad de vida de los cubanos y estamos observando con gran interés los cambios que están ocurriendo”, dijo la empresa en un comunicado. Bacardi dijo que esperará a ver qué efectos tendrá la mejora en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

En 1997, Bacardi adquirió los derechos para usar la receta y el nombre de Havana Club, un ron popular creado en 1935 por una familia cubana que tuvo que huir de Cuba tras la revolución castrista. Bacardi usó la marca y los ingredientes para un ron que destiló en Puerto Rico.

Sin embargo, la empresa se vio enfrascada en un dilatado pleito con Pernod Ricard, la compañía francesa de vinos y licores.

Pernod Ricard, junto con la estatal Cubaexport, ya estaba vendiendo en otros países un ron marca Havana Club, destilado en Cuba.

A eso siguieron casi 20 años de procesos legales. Al final, un tribunal falló que Bacardi podrá continuar vendiendo su marca Havana Club en Estados Unidos. en 2012, la Corte Suprema de estados Unidos se negó a revocar esa decisión, con lo que el Havana Club de Bacardi finalmente se pudo vender en territorio estadounidense.

A fin de distinguir su ron — y anticipando un levantamiento del embargo — Pernod Ricard anunció que había registrado la marca Havanista en Estados Unidos para poder algún día vender allí su licor destilado en Cuba.

Hoy en día, el Havana Club de Bacardi, que se sigue destilando en Puerto Rico, se puede conseguir, aunque con dificultad, en algunos mercados en Florida, Georgia, Massachusetts, Michigan y Colorado.

Bacardi, cuya sede global está en Bermuda, vende más de 18 millones de cajas de ron en el mundo entero anualmente. Las pocas botellas que podrán traerse desde Cuba por turistas no serán gran competencia. Aun así la nueva política es una noticia alentadora para los destiladores cubanos, dijo Robert A. Burr, fundador del Miami Rum Renaissance Festival.

“No es que tengamos luz verde todavía, pero es una luz al final del túnel, el comienzo del fin de esta invisibilidad” en el mercado estadounidense, dijo Burr.

Los estadounidenses que puedan ir a Cuba podrán traer de vuelta mercancías por un máximo de 400 dólares, de los cuales un máximo de 100 dólares podrán ser en licor y tabaco. Al igual que las nuevas normas en otras áreas como comercio, viaje y divisas, las normas sobre el comercio del ron quedarán claras sólo cuando sean publicadas, lo que podría tardar semanas.

Y las leyes estadounidenses aún prohíben a los ciudadanos usar compras de ron, cigarros u otros licores en otros países para exceder su cuota.

El mercado del ron está creciendo en Estados Unidos. Las importaciones han aumentado de 72,5 millones de dólares en 2009 a 98,4 millones de dólares en 2013, según la Asociación de Licores de Estados Unidos. Las ventas disminuyeron levemente el año pasado a 25,6 millones de cajas, y más de la mitad eran rones de sabores.

Aparte de su atracción como cosa prohibida, el ron cubano es conocido por su apariencia más clara y sabor más delicado comparado con el ron más oscuro y denso característico de otros destinos en el Caribe, dijo Burr.

El ron es una exportación popular — pareciera que cada país del Caribe, Centro y Sudamérica tiene su propio ron — y los bebedores tienden a ser fieles a su marca, aun cuando están lejos de casa.

“En Miami, el consumo del ron se basa en parte en preferencias étnicas. Los colombianos beben ron colombiano y los venezolanos beben ron venezolano”, dijo Burr. “Pues, claro que aquí hay muchos cubanos. Algunos dirán que beber ron cubano es regalarle dinero a los Castro, pero otros dirán ‘Al fin puedo beber un verdadero ron cubano”’.

en 2012, Facundo Bacardi, presidente de la junta directiva de Bacardi Ltd., dijo a la revista Cigar Aficionado que “eso de ofrecer al mundo ron Bacardi hecho en Cuba, es algo que va a ocurrir”.

“Muchas empresas ven a Cuba como una oportunidad comercial, pero para nosotros eso no es necesariamente así”, dijo Bacardi. “Para nosotros, la perspectiva es de exiliados cubanos regresando a su patria”.