Rand Paul anunció el día de ayer su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos para las elecciones del próximo año. De esta manera el Senador por Kentucky, se convierte en el segundo candidato en oficializar su participación en las primarias del Partido Republicano. Antes lo había hecho su colega, Ted Cruz, Senador por Texas y se espera que en los próximos días otros precandidatos como Marco Rubio hagan lo mismo.

Rand Paul (R-Kentucky) será candidato a la presidencia en el 2016.

Rand Paul (R-Kentucky) será candidato a la presidencia en el 2016.

Rand ha lanzado su candidatura prometiendo ser “una nueva clase de republicano” y denunciando la necesidad de “recuperar el país de los intereses especiales que han convertido a Washington en su alcancía, intereses especiales que están más preocupados de su bienestar personal, que del bienestar general”. Entre las medidas que el ahora candidato presidencial ha propuesto en su programa se encuentran: establecer una norma constitucional que prohíba que el presupuesto federal tenga déficit, establecer un límite a las reelecciones de los congresistas, impulsar la libertad de enseñanza, invertir más en infraestructura, y derogar cualquier ley que “encarcele en forma desproporcionada a la gente de color”.

Rand es oftálmologo de profesión, graduado en la Universidad de Duke y está casado con Kelly Ashby, con quien tiene 3 hijos. Aunque Paul ganó su primera elección en el 2010, su vida ha estado marcada por la política desde muy joven. Su padre, Ron Paul, ícono del movimiento libertario estadounidense, fue congresista por el estado de Texas por casi veinte años, periodo en el que fue candidato presidencial en tres ocasiones: en 1988 por el Partido Libertario, mientras que en 2008 y 2012 participó de las primarias republicanas sin éxito. Siendo estudiante universitario, Rand se tomó un semestre libre para apoyar la fallida candidatura de su padre al Senado en 1984, permaneciendo involucrado en todas sus aventuras electorales de ahí en adelante.

En su labor como senador, Rand Paul no ha dudado en tomar posiciones poco ortodoxas como el retrasar el nombramiento de John Brennan como Director de la CIA, a través de una práctica parlamentaria conocida como “filibuster”, que implicó que él tuviera que hablar por casi 13 horas consecutivas. Esto en protesta por la política de la administración Obama de utilizar drones para matar objetivos civiles. A esto se suma su campaña para auditar a la Reserva Federal (FED) y sus colaboraciones con senadores demócratas para presentar iniciativas para reformar el sistema judicial, en la búsqueda de reducir las penas que reciben los menores de edad por delitos no violentos. Rand Paul también ha propuesto en varias ocasiones la legalización de la marihuana a nivel federal. Sin embargo, pese a sus orígenes libertarios, Rand Paul ha mostrado una actitud poco coherente en el tema de la inmigración, votando en contra de la reforma migratoria aprobada por el Senado y que fue liderada por su colega Marco Rubio.

Pero es en el campo de las relaciones internacionales donde Rand Paul presenta las mayores diferencias con el resto de los aspirantes republicanos. Aunque ha buscado activamente diferenciarse de las posiciones extremistas de su padre, quien incluso ha llegado a mantener que Estados Unidos no debió participar de la Segunda Guerra Mundial; Rand Paul mantiene una posición que ha sido calificada como “aislacionista” (término que él rechaza). Cuando estalló la crisis en Siria, Paul se opuso en forma vehemente a cualquier intervención de los Estados Unidos en el conflicto. Contrario a la opinión generalizada en el Partido Republicano, Paul apoya las negociaciones que mantiene el gobierno de Obama con Irán y celebró la decisión de restablecer relaciones con Cuba.

Para Rand Paul uno de sus principales desafíos será el mantener el respaldo de la base de activistas del movimiento libertario que logró articular su padre, al mismo tiempo que modera su discurso para resultar aceptable a las otras facciones del partido que lo ven con escepticismo y preocupación. Pero alcanzar ese equilibrio no será fácil. Mientras en el 2011 propuso un recorte sustancial al presupuesto destinado al gasto de defensa, pocos días antes de anunciar su candidatura Paul modificó su posición proponiendo un incremento de más de US$ 76.5 mil millones. Aunque mantiene una oposición ideológica a los subsidios que recibe la industria del etanol para producir energía, la semana pasada presentó un proyecto de ley que favorece a ese mismo sector incrementando el porcentaje permitido de etanol que puede mezclarse en los combustibles para vehículos. Esto es visto como una jugada política debido a que el etanol es una industria clave en Iowa, que es el primer estado en votar en las primarias presidenciales. Estos cambios de posición han comenzado a pasarle factura: una encuesta realizada por Liberty Iowa. muestra que Rand actualmente tiene el apoyo del menos del 70% de quienes votaron por su padre en la elección pasada, y que un porcentaje importante de esos votos se han ido a las candidaturas de Ted Cruz y Scott Walker.

Otro de los desafíos que deberá enfrentar Rand Paul durante esta campaña es la percepción de que su temperamento es poco presidencial. En febrero, durante una entrevista en vivo con la cadena CNBC, Paul interrumpió a su entrevistadora pidiéndole que se calle  y “que se tranquilice”.

Este tipo de incidente volvió a repetirse ayer cuando al ser cuestionado sobre sus cambios de posición por la periodista Savannah Guthrie, Paul perdió la compostura y la acusó de estar editorializando en lugar de preguntarle sobre los temas. Pero la agresividad de Paul no se ha limitado a su trato con periodistas. En varios ocasiones Rand Paul ha utilizado formas beligerantes para confrontar con sus rivales al interior de su propio partido. Con ocasión del anuncio de normalización de relaciones con Cuba, Rand Paul acudió a twitter para increpar a Marco Rubio, el principal opositor de la medida. En una movida poco ortodoxa, Rand publicó a través de sus redes sociales un audio donde se parodia una llamada telefónica entre Hillary Clinton y Jeb Bush, donde ambos acuerdan asegurarse que uno de los dos sea el próximo presidente.

De acuerdo a las últimas encuestas publicadas por Fox News y el Washington Post, Rand Paul empieza la campaña presidencial republicana con un apoyo menor al de los dos principales contendientes: Jeb Bush y Scott Walker. Pero pese a que su camino para ganar la nominación no resultará nada fácil; es claro que por su personalidad e ideología, Rand Paul será uno de los candidatos más interesantes a seguir en esta elección.

El día de ayer los andaluces acudieron a las urnas para elegir a un nuevo gobierno autonómico, en lo que fue el arranque de un decisivo año electoral en España. Esta elección representaba así mismo, el debut de Podemos y de Ciudadanos como partidos de alcance nacional; que amenazan con poner fin al bipartidismo del PSOE y el Partido Popular, que han gobernado España desde 1982.

Susana Díaz (PSOE) aspira a mantenerse como Presidenta de la Comunidad de Andalucía.

Susana Díaz (PSOE) se mantendrá como Presidenta de la Comunidad de Andalucía.

De acuerdo a los resultados obtenidos ayer: el PSOE mantendrá los 47 escaños de la anterior legislatura, mientras que el PP se desploma y alcanza su peor resultado en veinte años (33 escaños). Podemos debuta en el parlamento andaluz como la tercera fuerza alcanzando 15 diputados, mientras que Ciudadanos tendrá 9 parlamentarios. Finalmente Izquierda Unida (IU) pierde más de la mitad de su representación y se queda con 5 curules.

Resultados Andalucia 2015

Estas elecciones se realizaron de manera anticipada (el periodo actual concluía en el 2016), debido a una fractura que se presentó en la alianza entre el PSOE y IU que gobierna actualmente a la comunidad. La actual Presidenta de la Comunidad, Susana Díaz (PSOE), convocó a las elecciones alegando que sus socios de coalición se habían dedicado a boicotear su gestión poniendo en riesgo la eficacia del gobierno. A esto se suma el hecho de que a nivel nacional los dirigentes de Izquierda Unida (IU) se han mostrado públicamente abiertos a colaborar con Podemos en detrimento de las aspiraciones del PSOE. Los críticos de Díaz la acusan de haber adelantado las elecciones en Andalucía, con el objeto de fortalecer su posible candidatura en las primarias del PSOE para las elecciones generales de finales de año, algo que ella ha desmentido.

Ante los resultados obtenidos, a Susana Díaz ya no le alcanzará la alianza con IU para tener mayoría en el parlamento y deberá gobernar en minoría o pactar con Podemos o Ciudadanos, algo que en este momento parece descartado ya que Podemos no desea contaminarse pactando con el PSOE, ya que esto podría afectar su discurso de ruptura con el sistema político tradicional; mientras que Ciudadanos exige como condición que los ex presidentes socialistas de Andalucía, José Antonio Griñán y Manuel Chaves, renuncien a sus curules para que puedan ser procesados por un escándalo de corrupción, algo que los socialistas no están dispuestos a permitir.

Luego de Andalucía, la siguiente cita electoral para los españoles serán las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. El 27 de septiembre los catalanes acuden a las urnas anticipadamente para renovar su gobierno autonómico. Mientras que las elecciones elecciones generales están previstas para finales de año, aunque aún no se ha definido la fecha para su convocatoria.

Pese a que los resultados en Andalucía no son extrapolables al resto de España, ya que se trata de la comunidad autónoma más izquierdista del país (el PSOE ha gobernado ininterrumpidamente desde 1982); la elección andaluza sirve de confirmación de que el sistema político español ha dejado de lado el bipartidismo del PSOE y el PP, para convertirse en un sistema más fragmentado, donde será vital la formación de coaliciones que permitan la estabilidad de los futuros gobiernos.

Hasta la semana pasada las encuestas mostraban que Likud, el partido de Benjamin Netanyahu, sería derrotado en las elecciones generales de este martes en Israel. El consenso de los encuestadores era que el Campo Zionista (la alianza entre el Partido Laborista y el movimiento centrista Hatnuah de Tzipi Livni) sería la agrupación más votada y alcanzaría entre tres y cuatro escaños más que Likud, poniendo de esta manera al líder laborista, Isaac Herzog, en la pole position para suceder a Netanyahu.

Benjamin Netanyahu obtuvo una amplia y sorpresiva victoria en las elecciones generales en Israel.

Benjamin Netanyahu obtuvo una amplia victoria en las elecciones generales en Israel.

Ayer las encuestas de boca de urna (exit polls) mostraron un empate técnico entre Likud y el Campo Zionista, por lo que la definición del control del gobierno dependería de la capacidad de ambos líderes para armar una coalición mayoritaria. Pero a medida que transcurría el conteo, la realidad que mostraban los números era muy distinta: no solo que Netanyahu había sido reelecto, sino que ahora contaría con una mayoría más amplia en el Knesset (Parlamento israelí) para poder gobernar. Su partido Likud alcanzó 30 escaños y en conjunto con sus aliados alcanzarían hasta 80 de los 120 miembros del parlamento. La pregunta es: ¿cómo lo hizo?

resultados elecciones israel 2015

La explicación más sencilla es que en realidad Netanyahu nunca estuvo abajo en la intención de voto, y que el resultado de la elección refleja el marcado giro hacia la derecha que ha dado Israel en la última década. Pero el hecho de que en el último mes se realizaron aproximadamente 40 encuestas con resultados muy consistentes entre sí; hace pensar de que Netanyahu fue capaz de hacer cambiar de opinión a una parte importante del electorado en los últimos días.

Enfrentado a lo que parecía ser la elección más difícil de su carrera política, Netanyahu cambió su estrategia de apelar al centro político y optó por endurecer sus posiciones, entre las que se destaca su declaración de que mientras él sea primer ministro no se creará un estado palestino, reversando su posición del 2009. Esto con el objeto de captar los votos de algunos de los partidos más radicales como es el caso de su aliado Bayit Yehudi (Hogar Judío), al que las encuestas le daban el tercer lugar en las elecciones, pero que apenas alcanzó 8 escaños (4 menos que en el 2013).

Su decisión de confrontar con Barack Obama y aceptar la invitación de los congresistas republicanos para que diera un discurso en el capitolio, donde criticó frontalmente las negociaciones que mantiene Estados Unidos con Irán; parece haberle dado dividendos a Netanyahu, conocedor de la profunda desconfianza que genera Obama entre amplios sectores de la sociedad israelí, donde es comúnmente llamado por su segundo nombre (Hussein).

Finalmente, Netanyahu no dudó en utilizar tácticas consideradas racistas hasta el propio día de la elección. Aunque nunca existieron indicios que lo respaldaran, Netanyahu alertó a sus seguidores a través de Facebook de que los israelíes de origen árabe estaban acudiendo en masa a votar por la Lista Conjunta con la que se presentaban  las distintas organizaciones no judías de Israel. Aunque Netanyahu luego matizó sus declaraciones, su mensaje dio resultado y los que salieron a votar en masa fueron los judíos de los asentamientos cercanos a Gaza y Cisjordania.

Con el triunfo obtenido ayer, Benjamin Netanyahu alcanza su cuarto periodo como primer ministro y tiene asegurado de esta manera el convertirse en el gobernante que más tiempo ha estado al frente de Israel, después de David Ben-Gurion, el fundador del país. Al renegar de la posibilidad de que se constituya un estado palestino, Netanyahu se aseguró permanecer en el poder, probablemente a costa de una solución definitiva para el conflicto entre israelíes y palestinos.

Mauricio Macri logró la madrugada de este domingo un triunfo importante en la carrera para convertirse en el próximo presidente de Argentina. La Unión Cívica Radical (UCR), el principal partido de oposición, decidió a través su Convención Nacional reunida en la ciudad de Gualeguaychú (Entre Ríos), conformar un frente electoral junto al PRO de Macri y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

Ernesto Sánz (izq.) impuso su tesis de una alianza con Mauricio Macri, sobre la posición de Julio Cobos, de pactar con Sergio Massa.

Ernesto Sánz (izq.) impuso su tesis de una alianza con Mauricio Macri, sobre la posición de Julio Cobos (der.), de pactar con Sergio Massa.

La UCR se debatía entre la posibilidad de establecer una alianza con Macri y Carrió, o la de conformar un frente más amplio con el Frente Renovador de Sergio Massa y varios partidos de izquierda. La alianza con Macri era defendida por el Senador de Mendoza, Ernesto Sánz, quien es el presidente del partido; mientras que la moción de pactar con Massa era impulsada por Julio Cobos, el ex vicepresidente de Cristina Kirchner y quien desde el año anterior es diputado por la provincia de Mendoza. El resultado de la convención definió que sea Sánz quien se mida frente a Macri y Carrió en las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias), que se celebrarán el 9 de agosto y donde se espera que Macri se imponga sin dificultades.

Para Macri, este acuerdo constituye un paso fundamental para sus aspiraciones presidenciales, debido a que la UCR le permite suplir su principal debilidad: la falta de una estructura sólida en el interior del país. Los radicales como segunda fuerza política, mantienen una fuerte presencia en todas las provincias de Argentina a través de sus intendentes (alcaldes), diputados, senadores y gobernadores. Para la UCR en cambio, pactar con Macri les asegura contar con un abanderado presidencial que le aporte votos a sus candidatos y de esta manera ampliar sus bloque legislativos.

Previamente Macri había conseguido el apoyo del Senador Carlos Reutemann, quien es el principal referente del peronismo en la populosa provincia de Santa Fé, de la que fue gobernador en dos ocasiones. Reutemann, quien en su juventud fue corredor de Fórmula Uno, es considerado como uno de los posibles binomios de Mauricio Macri.

Mauricio Macri (PRO) alcanzaría el 27% de los votos en la primera vuelta electoral.

Mauricio Macri (PRO) alcanzaría el 27% de los votos en la primera vuelta electoral.

La buena noticia para Macri del acuerdo con el radicalismo se suma a las recibidas la semana anterior: por primera vez una encuesta lo mostraba liderando las intenciones de voto para las elecciones presidenciales. De acuerdo a la firma encuestadora Aragón & Asociados, Macri obtendría el 27% de los votos en la primera vuelta electoral, frente al 21,6% del oficialista Daniel Scioli, y del 21,4% de Sergio Massa. En segunda vuelta, la encuesta muestra que Macri se impondría tanto a Massa como a Scioli.

El principal damnificado de la Convención Radical es sin lugar a dudas Sergio Massa, quien ante la pérdida del apoyo de la UCR; corre el riesgo de quedar marginado en una elección que tiende a polarizarse entre el continuismo de Scioli y la candidatura opositora de Macri.

La casi segura candidatura presidencial de Hillary Clinton ha recibido un duro golpe en los últimos días, luego de que el New York Times reportara que durante los cuatro años que fungió como Secretaria de Estado, ella utilizó exclusivamente una cuenta de correo personal para tratar los asuntos relacionados a sus funciones oficiales.

Hillary Clinton enfrenta una controversia que podría afectar sus aspiraciones en el 2016.

Hillary Clinton enfrenta una controversia que podría afectar sus aspiraciones en el 2016.

La controversia radica en que una ley federal (Freedom of Information Act), obliga a mantener registros de las comunicaciones de los funcionarios públicos, para que estos puedan estar a disposición del Congreso y de la ciudadanía en caso de ser requeridos. A esto se suma una disposición interna de la Administración Obama de que todos los funcionarios debían utilizar cuentas de correo oficiales para tratar los asuntos gubernamentales.

En el caso de Clinton, ella utilizó un dominio privado (clintonemail.com), almacenado en su propio servidor ubicado en su casa de Chappaqua, New York. Este dominio fue creado el mismo día que iniciaron las audiencias en el Senado para su confirmación como Secretaria de Estado y caduca en una fecha inmediatamente posterior a las elecciones presidenciales del 2016. Estas coincidencias han generado más suspicacias entre sus detractores y refuerzan la imagen de que ella buscaba deliberadamente blindarse del escrutinio público.

La respuesta oficial de Hillary Clinton ocurrió recién 72 horas después de que se desató la controversia, acudiendo a su cuenta de twitter para pedir al Departamento de Estado que haga públicos sus emails.

HRC Emails Tweet

El problema de esta declaración es que ese departamento solo tiene aquellos emails que forman parte de aquellos que ella misma juzgó como pertinentes y que fueron entregados a esa institución recién el año pasado (dos años después de haber terminado sus funciones). Otro de los puntos claves del escándalo es saber si Clinton transmitió información clasificada a través de su correo personal, algo que está expresamente prohibido. Sus colaboradores han negado esa posibilidad, pero eso no puede ser corroborado al no contarse con un registro completo.

 Mientras los congresistas republicanos que investigan el caso Benghazi han declarado que requerirán que todos los emails se hagan públicos; algunos de los posibles rivales de Clinton en la elección del 2016, no han dudado en buscar establecer un contraste en tema de transparencia con la presunta candidata demócrata. Es el caso de Jeb Bush, quien aprovechó el escándalo de Clinton para recordar como meses atrás, él había decidido hacer pública su correspondencia de sus ocho años como Gobernador de Florida a través del sitio web www.jebbushemails.com.

Jeb Bush tweet

Aunque difícilmente esta controversia pondrá en peligro que Hillary Clinton gane las primarias para ser la candidata presidencial del Partido Demócrata (cuyo anuncio oficial se espera para los próximos meses); para los republicanos resulta una oportunidad valiosa para pintar a los Clinton como una pareja obsesionada con el poder y con muchas cosas que ocultar.

El viernes pasado el Consejo de Ministros de Finanzas de la Eurozona y el gobierno de Grecia acordaron prorrogar por cuatro meses más la vigencia del programa de rescate de la economía griega. El acuerdo le otorga a Grecia un margen de tiempo más amplio para acordar con sus socios europeos los términos de lo que sería un tercer rescate financiero, o lo que los griegos prefieren llamar ¨Contrato para la recuperación y el crecimiento”. Desde el 2010 Grecia ha recibido dos rescates financieros que totalizan 240 mil millones de euros, fondos recibidos de la denominada “troika” conformada por la Eurozona, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El ministro de hacienda español, Luis De Guindos (izq.), felicita a su colega griego, Yanis Varoufakis, por el acuerdo alcanzado el día viernes.

El ministro de hacienda español, Luis De Guindos (izq.), felicita a su colega griego, Yanis Varoufakis, por el acuerdo alcanzado el día viernes.

Este acuerdo constituye un revés político para el nuevo gobierno heleno liderado por Alexis Tsipras del izquierdista SYRIZA. Durante su campaña, Tsipras hizo del repudio de las políticas de austeridad impuestas por la Troika el eje de su plan de gobierno. El documento final aceptado por las partes le niega explícitamente a Grecia la posibilidad de realizar cambios en su política fiscal de manera unilateral y le exigía al gobierno de Tsipras presentar hasta el día lunes un listado de las acciones que realizará para recortar el gasto público y de esta forma alcanzar los objetivos de superávit fiscal contenidos en el segundo programa de rescate. Entre las medidas propuestas por el gobierno heleno se encuentran: reformar el sistema de recaudación tributaria del IVA, eliminar exenciones tributarias, ampliar la definición de fraude tributario, reducir el gasto destinado a la seguridad social, consolidando los fondos de pensiones y eliminando incentivos para las jubilaciones anticipadas, reducir el número de ministerios de 16 a 10, reduciendo el número de asesores y beneficios especiales para funcionarios, entre otros.

Una vez recibidas las propuestas de Grecia, los ministros de finanzas de la eurozona aceptaron extender el programa, pero a pedido del FMI y del BCE, le pidieron al gobierno griego ser más específicos en algunas de las medidas. Este acuerdo debe ser ratificado por los parlamentos de algunos de los países miembros (entre ellos Alemania), pero se estima que sea aprobado sin dificultad.  Grecia recibirá los 7 mil millones de euros, que corresponden al último desembolso del segundo rescate, una vez que se hayan ejecutado las reformas propuestas.

El gobierno griego había propuesto que la prórroga del rescate sea por un periodo de seis meses y que se considere un recorte en el monto total de la deuda, condiciones que fueron rechazadas por Alemania y otros países. Entre las pocas concesiones que recibió Grecia, está la futura revisión del objetivo de superávit fiscal primario actualmente fijado en el 3% del PIB. El superávit fiscal primario excluye los pagos de intereses de la deuda pública. Se espera que el Banco Central Europeo comience a aceptar nuevamente los bonos griegos como colateral para sus créditos de liquidez; lo que supone una ayuda importante para los bancos griegos, afectados por una fuerte corrida de depósitos durante la última semana. Se considera que es la débil situación financiera de la banca griega, lo que terminó por doblar la mano de Tsipras.

Lo que le espera ahora al gobierno de SYRIZA no es nada fácil. Luego de haber prometido acabar con las medidas de austeridad, Tsipras deberá asumir el costo político de los nuevos recortes y convencer a sus aliados políticos y al electorado de su conveniencia. Wolfgang Schauble, el Ministro de Finanzas de Alemania, y uno de los principales críticos del gobierno griego al interior del eurogrupo, resumió lo que le se le viene a Tsipras diciendo que “los griegos sin lugar a dudas tendrán dificultades para explicarle este acuerdo a sus votantes”. Durante el 2015, Grecia debe hacer frente a vencimientos de su deuda por más de 30 mil millones de euros, de los cuales aproximadamente 7 mil millones se vencen entre julio y agosto; considerando que Grecia no tiene capacidad de acudir a los mercados internacionales, esto hace probable que el gobierno de Tsipras termine llegando a un acuerdo con sus socios europeos para un tercer rescate.

Elaboración: Wall Street Journal

Fuente: Wall Street Journal

Aunque Tsipras ha calificado el acuerdo como “haber ganado la batalla, pero no la guerra”, las dificultades que se le presentan son innegables. La más inmediata pasa por obtener el respaldo suficiente en el parlamento griego para aprobar las nuevas medidas de ajustes. Pero si en los próximos meses la necesidad de un tercer rescate se hace ineludible para asegurar la continuidad de Grecia en la zona euro; Tsipras probablemente optará por someterlo a un referendo y de fracasar en el intento, convocar a elecciones anticipadas. Al final parece que el único acuerdo alcanzado entre Grecia y Europa, es la necesidad de volver a acordar en el futuro. La novela griega aún no tiene un final feliz.

Luego del amplio triunfo obtenido el domingo pasado por la Coalición de Izquierda Radical (SYRIZA) en las elecciones parlamentarias, Grecia se prepara para enfrentar un nuevo rumbo tanto en su política doméstica como en sus relaciones con la Unión Europea. Syriza alcanzó con el 36% de los votos, 149 escaños, tan solo 2 menos de los necesarios para tener mayoría absoluta. Ante esta situación, Syriza tenía la alternativa de escoger a un aliado para gobernar entre un nuevo partido centrista denominado “El Río” (To Potami), y un partido de extrema derecha denominado “Griegos Independientes“. Syriza eligió a los “Griegos Independientes” para gobernar; pese a que el único punto en común en sus programas, es el rechazo a las medidas de austeridad acordadas con el Banco Central Europeo (BCE).

Resultados elecciones Grecia 2015

Inmediatamente después de asumir como Primer Ministro, Alexis Tsipras decretó el aumento el salario mínimo a 751 euros (desde los 586 vigentes), lo que marca la pauta de lo que será su gobierno. Entre las medidas que el gobierno de Tsipras propone enviar al parlamento en los próximos días se encuentran: terminar con el sistema de evaluación de empleados públicos y recontratar a varios de los que fueron despedidos en el último gobierno, ampliar los plazos que tienen los griegos para pagar sus obligaciones con los fondos de la seguridad social, entregar electricidad gratuita a 300 mil familias en situación de pobreza y la reapertura del canal de televisión público ERT, cerrado en el gobierno de Samaras.

Alexis Tsipras (SYRIZA), el nuevo Primer Ministro griego.

Alexis Tsipras (SYRIZA), el nuevo Primer Ministro griego.

Todas estas medidas van en contra de lo acordado por Grecia con la denominada “troika” conformada por el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE); como condición para los dos salvatajes financieros por un monto de 240 mil millones de euros, que ha recibido Grecia desde el 2010. Durante la campaña Tsipras hizo de la renegociación de la deuda con la Troika el eje de su programa. Sin embargo, lo que Tsipras entiende por renegociación es una condonación de un porcentaje importante de la deuda, adicional a la quita del 53,5% del valor nominal de la deuda que tuvieron que aceptar los acreedores griegos en el 2011.

La idea de una nueva condonación ha sido inmediatamente rechazada por varios de los miembros de la Unión Europea. Benoit Coeuré, uno de los miembros del Comité Ejecutivo del BCE, declaró que el organismo no contempla en ningún caso realizar una condonación de parte de la deuda a Grecia. Por su parte, Martin Schulz, el Presidente del Parlamento Europeo, se adelantó a afirmar que no existen los votos suficientes en la eurocámara para aprobar una medida de ese estilo y que Grecia “no tiene capacidad de chantaje porque necesita la ayuda europea”.  Como  era de esperarse las reacciones más beligerantes han provenido desde España, país que tiene elecciones generales a finales de año (donde participará PODEMOS, aliado de SYRIZA) y que es tenedor de bonos griegos por 26 mil millones de euros. Esteban González Pons, el líder de los eurodiputados del Partido Popular (PP), demandó que la Unión Europea no ceda ante Grecia, declarando que “si incumplir los compromisos se convierte en una ventaja, todos incumpliremos”.

A lo que sí estarían dispuestos los representantes de la troika es a alargar los vencimientos de los créditos griegos y eventualmente a reducir la tasa de interés, algo que es rechazado por el nuevo gobierno griego para quien el actual monto de su deuda soberana resulta inmanejable (representa el 174% del PIB griego). Pero este argumento es rechazado por los representantes de la eurozona, ya que de ceder ante Grecia se enfrentarían en el futuro ante solicitudes similares por parte de Italia e Irlanda, países con deudas soberanas mayores a su PIB.

Deuda PIB Grecia

El gobierno de Tsipras tiene poco tiempo para empezar las negociaciones con sus socios europeos, ya que en marzo deberán cancelar 4.300 millones de euros al FMI y entre julio y agosto 6.700 millones de euros al BCE. Esto implicaría de que no llegar a un acuerdo, Grecia podría caer en default en apenas un mes y de esta forma quedar excluida de la zona euro. Ante esta incertidumbre, la calificadora de riesgos S&P ha puesto a Grecia en “credit watch negativo”; lo que indicaría que la calificación griega que actualmente está en “B”, podría sufrir una rebaja a partir del 13 de marzo, fecha en que está prevista la actualización de la calificación. Las reacciones del mercado no se han hecho esperar: el riesgo país de Grecia superó los 1.000 puntos  y el rendimiento de los bonos griegos a diez años superaron el 10%. A esto se suma las continuas pérdidas que ha registrado la Bolsa de Atenas, arrastrada por el desplome de los precios de las acciones de los bancos griegos.

Pese a lo anterior, el escenario de un default griego y su posterior salida del euro sigue siendo poco probable. Más allá de la retórica de Tsipras, el hecho real es que Grecia sigue manteniendo un déficit fiscal, que solo puede aumentar con las medidas que implementará el nuevo gobierno. Sin credibilidad para acceder a los mercados financieros, la única forma que tiene Grecia para financiarse es acudir a sus socios europeos. Que Tsipras terminará cediendo ante la “troika”, es algo que se da por descontado; cómo reaccionarán los griegos cuando se den cuenta que SYRIZA no podrá cumplir sus promesas de campaña, es algo que resulta imprevisible.

Este domingo los griegos acuden a las urnas para elegir un nuevo gobierno, en unas elecciones cuyo resultado tendrá fuertes repercusiones en toda Europa. Estas elecciones ocurren dos años antes de lo planificado, debido a que el parlamento elegido en el 2012, no fue capaz de alcanzar una mayoría que designe al Presidente de la nación; lo que produjo la caída del gobierno liderado por el conservador Antonis Samaras (ND).

El primer ministro griego, Antoni Samaras (ND), intentará evitar el triunfo de la extrema izquierda este domingo.

El primer ministro griego, Antonis Samaras (ND), intentará evitar el triunfo de la extrema izquierda este domingo.

En Grecia existe un régimen parlamentario, donde el gobierno es formado por el partido o coalición de partidos que alcanza la mayoría de los 300 legisladores. Del total de parlamentarios, 250 son electos bajo un sistema proporcional, mientras que 50 escaños son entregados como una bonificación al partido que obtenga la votación más alta.

De acuerdo a las últimas encuestas, el partido de extrema izquierda SYRIZA es el favorito para convertirse en el partido más votado. De acuerdo a la firma GPO, SYRIZA alcanzaría el 37% de los votos, frente al 30% de la Nueva Democracia de Samaras. El tercer lugar se lo disputarían el socialdemócrata PASOK, el partido neonazi Amanecer Dorado (Golden Dawn) y un nuevo partido centrista denominado “El Río” (To Potami).

Desde la década de los setentas, Grecia observó un sistema bipartidista donde PASOK y Nueva Democracia se alternaron en el poder. Sin embargo, la crisis financiera que sufre Grecia desde el 2008, generó el colapso de PASOK (que gobernaba al momento de la crisis); cuya consecuencia fue el fortalecimiento de SYRIZA, liderado por el carismático Alexis Tsipras. SYRIZA ha basado su campaña en el rechazo a las medidas de austeridad fiscal acordadas entre el gobierno griego y las autoridades monetarias europeas, como condición para los salvatajes financieros que ha recibido Grecia en dos ocasiones.

La campaña de Samaras se ha basado por su parte, en prevenir a los ciudadanos griegos de que la llegada al poder de SYRIZA, tendría como consecuencia la salida de Grecia del euro y probablemente de la Unión Europea. Aunque Tsipras ha moderado su discurso en los últimos meses, sus propuestas de campaña (reducir impuestos e incrementar el gasto público), van directamente en contra de lo acordado por Grecia y el Banco Central Europeo (BCE).

Aunque voces influyentes como el diario The Economist creen que es viable que SYRIZA llegue a un acuerdo con los acreedores una vez que ganen las elecciones; las posibilidades de un acuerdo se ven complicadas por factores políticos. No solo existe la preocupación en ciertos países como Alemania, de que el ceder ante las pretensiones de un eventual gobierno de SYRIZA, podría generar incentivos en otros países para seguir por la misma ruta; sino que a esto se le suman los procesos electorales que vivirán España y el Reino Unido durante este año. El propio Mariano Rajoy no ha dudado al aceptar la invitación de Samaras, para acompañarlo durante uno de sus eventos de campaña. Tsipras respondió invitando para su cierre de campaña en Atenas a Pablo Iglesias, el líder de PODEMOS; partido de corte chavista que intenta dar la sorpresa en las elecciones generales de España a finales de año.

Alexis Tsipras (SYRIZA) cierra su campaña acompañado de Pablo Iglesias, el líder de PODEMOS.

Alexis Tsipras (SYRIZA) cierra su campaña acompañado de Pablo Iglesias, el líder de PODEMOS.

Es de esperarse que en caso de un triunfo de SYRIZA, el gobierno de Rajoy sea uno de los más interesados en impedir que se concrete un acuerdo para utilizarlo como un argumento, que intente frenar el avance en las encuestas de PODEMOS. Aunque el Reino Unido no forma parte de la zona euro, es de esperarse que el gobierno  de David Cameron juegue un papel importante para que no se relajen las condiciones a Grecia, como manera de aplacar a los euroescépticos al interior de su propio partido y en el UKIP, partido que podría complicar las aspiraciones reeleccionistas de Cameron en mayo de este año.

Aunque varias autoridades alemanas, entre ellos el Ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, han asegurado en que Europa se encuentra en mejores condiciones para enfrentar una potencial salida de Grecia del euro; en la práctica el Grexit resultaría un evento costoso para toda la región (el banco JP Morgan Chase estima una contracción del 1,5% del PIB de la zona euro si se da la salida de Grecia). Pero aún más grave que eso, es que el Grexit implicaría que el sueño de la integración europea como un proceso irreversible habría llegado a su fin.

El viernes pasado Mitt Romney anunció en una reunión privada con algunos de sus principales financistas en New York, que está “considerando seriamente” volver a ser candidato presidencial para las elecciones del 2016. La noticia que no tardó en hacerse pública ese mismo día y que fue reportada en primer lugar por el Wall Street Journal; contradice lo que Romney había manifestado públicamente en múltiples ocasiones, desde que perdió las elecciones frente a Barack Obama en noviembre de 2012.

Mitt Romney podría ser candidato por tercera vez a la presidencia en el 2016.

Mitt Romney podría ser candidato por tercera vez a la presidencia en el 2016.

Muchos interpretaron el anuncio de Romney como un intento de impedir que muchos de sus donantes y ex colaboradores se alineen con otras candidaturas, en especial con la de Jeb Bush, quien busca posicionarse como el candidato del establishment dentro de las primarias republicanas. Según Bloomberg, el equipo Bush se ha impuesto como meta recaudar US$ 100 millones durante los primeros tres meses de este año; con el objetivo de disuadir la entrada de otros posibles aspirantes de su misma línea. En ese sentido, Romney buscaría abrirse una ventana de tiempo y en caso de que no existiera una candidatura que se consolide mayoritariamente durante el primer semestre del 2015, presentarse como una especie de salvador del partido, que impida que la nominación recaiga en algún candidato considerado extremo como Rand Paul, Ted Cruz o Mike Huckabee.

Sin embargo, la velocidad con que han ido sucediéndose los acontecimientos alrededor de la órbita de Romney presagian que una decisión formal podría ocurrir pronto. Durante el fin de semana, varios de sus ex colaboradores y simpatizantes recibieron llamadas de parte del círculo cercano a Romney, donde les expresaban que “con mucha seguridad él será candidato”, según un reporte del Washington Post. Uno de los que recibió la llamada fue Paul Ryan, quien fue su candidato a la vicepresidencia y a quien se consideraba como potencial candidato en el 2016. El día lunes Ryan anunció que no será candidato y que se concentrará en su labor como congresista para tratar de impulsar una futura reforma tributaria.

De presentar su candidatura, este sería el tercer intento para Mitt Romney, ya que antes de ser derrotado por Obama en el 2012, perdió las primarias republicanas en el 2008 ante el senador por Arizona, John McCain. Romney fue gobernador del estado de Massachusetts entre 2003 y 2007. Previamente había perdido una elección senatorial en 1994 frente al desaparecido Ted Kennedy.

De ganar la presidencia Romney en el 2016, repetiría lo logrado por Richard Nixon, el último candidato perdedor de los dos partidos grandes en volver a ser postulado y ganar la presidencia. Nixon perdió por un estrecho margen la presidencia en 1960 frente a John F. Kennedy. Ocho años más tarde volvería a postularse por el Partido Republicano resultando electo, y luego alcanzaría un segundo mandato en 1972 antes de tener que renunciar en 1974 en medio del escándalo de Watergate.

Para muchos la figura de Romney se ha revalorizado después de perder la presidencia, ya que el tiempo parece haberle dado la razón en algunos de los temas que dominaron la campaña del 2012. En especial, la beligerancia de Putin, pareciera haber reinvindicado a Romney, quien durante un debate presidencial señaló a Rusia como el principal adversario geopolítico de EEUU; lo cual fue ridiculizado por Obama, quien lo acusó de no haberse enterado del fin de la guerra fría. Una reciente encuesta publicada por el Washington Post y ABC News le daba a Mitt Romney el 21% de intención de votos entre los electores republicanos, muy por encima del segundo lugar que ocupaba Jeb Bush (10%). En el escenario donde Romney no era candidato, Bush obtenía el primer lugar de las preferencias con el 14%.

Pese a lo anterior, una nueva candidatura de Romney no tendría asegurado el éxito ni en las primarias ni en las elecciones generales frente a la probable candidata demócrata, Hillary Clinton.  En la elección del 2012, Obama logró presentar a Romney como un multimillonario elitista desconectado de las necesidades de la gente común. Si a esto se suman los errores no forzados cometidos por su campaña, como cuando se filtró un video de una reunión privada donde Romney decía que el 47% de los norteamericanos votaría por Obama por sentirse víctimas y depender del gobierno. Pero el principal obstáculo al que deberá enfrentarse Romney es a la sensación de que su tiempo ya pasó y que debería darle oportunidad a otros; y de que en su caso la búsqueda de la presidencia se ha convertido en nada más que un capricho insatisfecho.

Actualización: Mitt Romney declaró el viernes 30 de enero que no se presentará como candidato a la presidencia en el 2016.

Durante el 2014 se celebraron varios procesos electorales en distintas partes del mundo que tuvieron un impacto de carácter global. En América Latina se celebraron elecciones presidenciales en varios países, destacándose los triunfos de los actuales mandatarios de Colombia y Brasil, quienes alcanzaron su reelección con un margen mucho más estrecho a lo esperado. En Uruguay, el izquierdista Frente Amplio pudo mantenerse en el poder para un tercer periodo consecutivo, de la mano del ex presidente Tabaré Vázquez. Costa Rica y Panamá también eligieron nuevo presidente en el 2014. En Estados Unidos, el mes pasado los republicanos obtuvieron una victoria contundente en las elecciones de medio término; lo que les permitirá controlar tanto el Senado como la Cámara de Representantes, para lo que serán los últimos dos años del gobierno de Barack Obama.

Dilma Rousseff (PT) fue reelecta como Presidenta de Brasil por un estrecho margen en el 2014.

Dilma Rousseff (PT) fue reelecta como Presidenta de Brasil por un estrecho margen en el 2014.

En otras partes del mundo también se realizaron elecciones relevantes. En Egipto, el Gral. Abdel Fattah el-Sisi ganó las elecciones presidenciales que se realizaron luego del golpe de estado que derrocó a Mohammed Mursi. En Japón, el actual primer ministro, Shinzo Abe, logró una amplia mayoría en el parlamento que le permitirá gobernar por un tercer periodo. En Suecia, los socialdemócratas volvieron al poder luego de ocho años. Finalmente, en Escocia se celebró el referendo sobre su independencia; donde el 55% de los votantes optaron por permanecer en el Reino Unido.

En este año se celebrarán varios procesos electorales que ameritan ser monitoreados. El primero ocurrirá el 25 de enero en Grecia, en una elección anticipada en la que el partido de extrema izquierda SYRIZA tiene posibilidades reales de hacerse con el poder. Esto podría forzar una salida de Grecia de la zona euro y crear un nuevo periodo de inestabilidad financiera en Europa.

El 17 de marzo los israelitas acudirán a las urnas para renovar la totalidad de su parlamento (Knesset). Aunque en un principio se daba por descontado que el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, alcanzaría un nuevo mandato con una alianza entre su partido Likud y varios movimientos de la derecha religiosa judía; la formación de una alianza entre el Partido Laborista y Hatnuah, el movimiento centrista que lidera Tzipi Livni, amenaza con complicar las posibilidades de Netanyahu. De llegar la centroizquierda al poder, existen grandes esperanzas de que se reactive el proceso de paz con Palestina.

El 7 de mayo se realizarán las elecciones generales del Reino Unido, donde los británicos renovarán la totalidad de la Cámara de los Comunes (Cámara Baja). El primer ministro conservador, David Cameron, gobierna desde el 2010 en una alianza entre su partido y el Partido Liberal Demócrata (PLD). Las encuestas presentan un virtual empate entre los conservadores y los laboristas liderados por Ed Miliband. Una de las grandes incógnitas de esta elección es el resultado que alcanzarán los euro-escépticos de UKIP, partido que por primera vez alcanzará un bloque importante en el parlamento británico.

Los argentinos podrían acudir a las urnas hasta tres veces este año, para escoger al sucesor de Cristina Fernández de Kirchner. También se renovará un tercio del senado, la mitad de la Cámara de Diputados y varios gobiernos locales y regionales, entre ellas la gobernación de la provincia de Buenos Aires y la jefatura de gobierno (alcaldía) de la Ciudad de Buenos Aires. El 9 de agosto se celebrarán las primarias (PASO), que en Argentina tienen el carácter de obligatorias y donde los distintos bloques elegirán a sus candidatos. Aunque se da por hecho que tanto Mauricio Macri (PRO) y Sergio Massa (Frente Renovador) serán candidatos; aún está por definirse el candidato del Frente para la Victoria (Kirchnerismo), donde el favorito es Daniel Scioli y la alianza de centro izquierda UNEN. La primera vuelta presidencial se realizará el 25 de octubre y en caso de ser necesaria, la segunda vuelta se realizaría el 24 de noviembre.

Pablo Iglesias (PODEMOS) amenaza con dar la sorpresa electoral del año en España.

Pablo Iglesias (PODEMOS) amenaza con dar la sorpresa electoral del año en España.

España también tendrá elecciones generales durante el 2015, las cuales se celebrarán en el último trimestre del año, en una fecha aún por determinarse. El Partido Popular de Mariano Rajoy arriesga su mayoría absoluta y deberá enfrentarse a un electorado desencantado de los partidos tradicionales, lo cual podría favorecer al izquierdista PODEMOS, liderado por Pablo Iglesias, que se presenta por primera vez a unas elecciones generales en España. El PSOE, el principal partido de oposición, se presenta debilitado y deberá definir a su candidato en unas primarias que se realizarán el 26 de julio. Previamente, los españoles deberán acudir a las urnas en mayo para elegir a los gobiernos autonómicos y municipales. Aquí destaca la elección de la Alcaldía de Madrid, donde Esperanza Aguirre intentará mantener la capital española en manos del PP.

El 3 de noviembre se realizarán las elecciones para los gobernaciones de los estados de Kentucky, Louisiana y Mississippi. Más interesante será la evolución de las campañas para las primarias presidenciales del Partido Demócrata y del Partido Republicano. Aunque en el Partido Demócrata se da por descontado que la candidata será Hillary Clinton; los republicanos tendrán la primaria más disputada de la historia reciente, donde al momento no existe un claro favorito. Aunque Iowa será el primer estado en votar en las primarias en enero del 2016, durante el 2015 se realizarán varios debates y algunos de los actuales precandidatos quedarán fuera de competencia.

Finalmente, en el mes de diciembre los venezolanos acudirán nuevamente a las urnas; en esta ocasión para elegir a los representantes a la Asamblea Nacional para un periodo de cinco años. La oposición tratará de presentar esta elección como un referendo al gobierno de Nicolás Maduro; y en caso de obtener un triunfo contundente buscará forzar la revocatoria de su mandato. Pero antes de ello, la oposición deberá enfrentar las amenazas de ruptura al interior de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y la persecución cada vez más acuciante del chavismo.

Publicidad

Publicidad

septiembre 2016
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930