Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los bebés prefieren a Picasso

El arte es subjetivo. En el ser humano influyen los gustos, los estados anímicos, su significado o el color, pero ¿y en los bebés? ¿tienen una actitud crítica cuando se exponen a una obra de arte? Pues sí, así lo ha demostrado un estudio, recientemente realizado, que demuestra que los bebés con nueve meses de edad prefieren al cubista Pablo Picasso antes que al impresionista Claude Monet. Además, revela que son capaces de valorar una obra de arte con un criterio lógico y racional, según informa diario El Mundo. Increíble pero cierto.


Publicidad

Para los bebés, “la pintura y el color de un lienzo es el patrón visual más importante, mucho más que otras características de la obra”, afirma un equipo de investigación de la universidad de Zurich, dirigido por el psicólogo Trix Cachionne.

Un grupo de 24 bebés, comprendidos entre los 269 y 332 días de vida, participaron en un estudio que constó de cinco fases. El primer experimento consistió en dividir a los niños en dos grupos. Al primer grupo se les mostró una serie de obras de Picasso, y al otro, una variedad de Monet.

Inmediatamente, el equipo de investigación percibió que los jóvenes participantes (sentados en el regazo de sus padres) dedicaban más tiempo a observar la pintura colorista de Picasso, en lugar de la obra de Monet. Para ello, se les mostró los cuadros de ambos artistas de lado a lado.

Según los investigadores, los bebés atienden a “los colores audaces, fuertes contrastes y la presencia de objetos figurativos, como son los objetos”. Incluso los bebés optaron por la obra más apagada del artista español. “En una muestra en blanco y negro, donde los contornos y las formas eran borrosas, demostramos que, aún así, preferían por las pinturas de Picasso”, afirma Cachionne.

“Picasso utiliza los contrastes y acentúa especialmente en el tratamiento de la luz. Monet, por el contrario, emplea colores luminosos y vivos, pero para crear efectos borrosos e ininteligibles. Es posible que los bebés seleccionen las pinturas con un contraste bajo de luminosidad”.

¿Cuál es la razón? “Las variaciones de luz constituyen la información visual más básica y esencial para valorar una obra. es posible que los niños escojan las pinturas de Picasso porque son más fáciles de procesar, y esto fomenta un mayor estímulo visual, justo en el período del desarrollo del sistema óptico de los bebés”, explica el estudio.