Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Estamos a días de saber que pasó realmente con Neruda”, afirma su Fundación

Poeta chileno Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura. Foto de Archivo, La República.

Valparaíso/Santiago de Chile, 23 sep (EFE).- El director de la Fundación Pablo Neruda, Fernando Sáez, aseguró hoy a Efe que están “a días de saber qué fue lo que realmente pasó con el poeta”, quien supuestamente murió de un cáncer de próstata.


Publicidad

“Pueden pasar solamente dos cosas. O se confirma que se murió de un cáncer, o bien, que hay un factor ajeno y eso determinará que su muerte fue inducida o apurada”, enfatizó Sáez, quien participó en un acto de conmemoración de los cuarenta años de la muerte de Neruda realizado en la Casa Museo de “La Chascona”, en la capital chilena.

Neruda falleció en una clínica privada de Santiago el 23 de septiembre de 1973, solo doce días después del golpe de Estado de Augusto Pinochet, que derrocó al presidente Salvador Allende, uno de sus grandes amigos.

Aunque en un principio la muerte del autor de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” se atribuyó al cáncer de próstata que lo aquejaba, el Servicio Médico Legal, tras una denuncia, lleva una investigación en la que se espera determinar si Neruda pudo haber recibido una inyección letal por parte de agentes de la dictadura (1973-1990).

“No podemos asegurar qué produjo su muerte, pero sí que tenía un cáncer muy fuerte y agravado por la situación política de la época y eso fue determinante. Eso es lo que dice la gente que estuvo con él y hay que creerle a la gente que es testigo y que no tiene intereses creados en el asunto”, agregó Fernando Sáez.

Asimismo, Raúl Bulnes, vicepresidente de la misma fundación, comentó a Efe que “ya el hecho de lo que ocurrió en el golpe de Estado, la muerte del presidente, de sus amigos más íntimos, de Victor Jara, todos esos asesinatos, le provocaron a Neruda un deterioro en su enfermedad”.

“Eso provocó la muerte. Podemos decir que es un crimen indirecto, sea cual sea el resultado”, sentenció.

Recalcó que este año es particularmente importante, porque se juntan los cuarenta años del golpe de Estado y la muerte de Pablo Neruda.

“Neruda murió físicamente, pero espiritualmente está en todas partes y cada vez más. Nunca ha decrecido el interés por visitar sus casas, leer sus poesías, todo está vivo”, afirmó.

La investigación por las causas de la muerte del poeta se abrió a mediados de 2011, a raíz de una querella presentada por el Partido Comunista, del que Neruda era militante, tras conocerse unas declaraciones de su antiguo chófer, Manuel Araya, a la revista mexicana Proceso.

Araya, que vive ahora en San Antonio, a pocos kilómetros de Valparaíso e Isla Negra, donde se encuentra otra de las casas museos del poeta, defiende que el autor de “Crepusculario” y “Canto General” murió a causa de una inyección que recibió pocas horas antes.

Raúl Bulnes además se refirió a la labor que ha realizado el Gobierno durante esta semana.

“Creo que el presidente Sebastián Piñera ha dado señales de acercamiento para intentar superar los problemas. Faltan muchas cosas por hacer, como aclarar los casos de los detenidos desaparecidos y no tratar de provocar este empate que se hace al decir que los movimientos sociales eran tan fuertes que se justificaban los asesinatos, eso no es aceptable”, agregó a Efe

El Ejecutivo, por su parte, dio inicio a los actos de conmemoración de la muerte del poeta con una intervención del ministro chileno de cultura, Roberto Ampuero, que sorprendió a los usuarios de los tradicionales autobuses de Valparaíso cuando apareció leyendo en voz alta poemas e historias del Premio Nobel (1971).

El ministro destacó además la realización de otras actividades conmemorativas que se desarrollarán durante la semana, como el inicio de todas las clases en las escuelas del país con una poesía de Neruda y la instalación de una muestra fotográfica en el salón del Consejo de la Cultura.

De esta forma salió al paso de los cuestionamientos respecto de la envergadura de la conmemoración, al sostener que se tiene un programa “muy interesante de actividades para recordar al poeta”.

“Estamos haciendo actividades lúdicas, recorriendo la ciudad a la que Neruda le cantó y le dedicó poemas, la ciudad donde vivió”, explicó.

Lo mismo aseguró Fernando Sáez, quien comentó que “el poeta permanece en una vigencia no solo en su obra, sino que también en los episodios de su vida, su vida política, en todos sus recuerdos”.