Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“La isla mínima” arrasa en los Goya

La española Nerea Barros sostiene su premio Goya a la mejor actriz revelación que le fue conferido por su papel en la cinta "La isla mínima" durante la ceremonia de entrega de los galardones a lo mejor del cine español en Madrid, el sábado 7 de febrero de 2015. (AP Foto/Daniel Ochoa de Olza)

MADRID (AP) — “La isla mínima” arrasó el sábado con 10 premios Goya y se coronó como la mejor película de un año inolvidable para el cine español, que abre paso a una nueva generación de directores con ideas renovadas.


Publicidad

La cinta se llevó los galardones a mejor película, mejor director para Alberto Rodríguez y mejor actor protagonista —Javier Gutiérrez_. “La isla mínima” se impuso con claridad a las otras dos favoritas: “El niño”, que obtuvo cuatro estatuillas, y la argentina “Relatos salvajes”, la cual tuvo que conformarse con uno de los nueve Goya a los que aspiraba.

Antonio Banderas, muy emocionado, recibió el Goya de honor en reconocimiento a su carrera.

La 29na edición de estos galardones se celebró con la presencia de grandes estrellas como Penélope Cruz, Pedro Almodóvar y modelos españoles de fama mundial como Andrés Velencoso y Jon Kortajarena. La gala, que arrancó con un espectacular número musical, fue conducida por Dani Rovira, protagonista de la comedia “Ocho apellidos vascos”.

Uno de los momentos más curiosos de la ceremonia fue cuando Rovira bajó del escenario a las gradas y escuchó su nombre como ganador del Goya al mejor actor revelación.

Pero la triunfadora sin paliativos fue “La isla mínima”.

La cinta, con 17 candidaturas, ya partía entre las favoritas y no tardó en confirmar los pronósticos. Rodríguez escribió un primer borrador del guión en 2004 y tardó otros 10 años en darle la forma que quería.

“La isla mínima”, ambientada en la década de 1980, es una asfixiante película de suspenso en la que dos policías investigan la desaparición de dos adolescentes en las marismas del río Guadalquivir, en el sur de España.

“Ha sido el reconocimiento a mucho trabajo. Los 10 Goya son una barbaridad”, explicó Rodríguez. “Hay un trasfondo en toda la historia. Mientras los policías investigan van descubriendo cómo está cambiando el país”.

La película representará a España en los premios Ariel de México.

Rodríguez, de 43 años, ha sido punta de lanza del mejor año del cine español desde que se tienen registros históricos con una cuota de pantalla del 25,5%, cerca de 21 millones de espectadores y más de 123 millones de euros (140 millones de dólares) recaudados.

El director nacido en Sevilla ha dirigido apenas seis largometrajes, pero es uno de los máximos exponentes de una generación más joven de directores, que ha conectado mucho con el público a través de temáticas más diversas y sobre todo actuales. La anterior cinta de Rodríguez, “Grupo 7”, ya estuvo nominada a 16 premios Goya en 2013, pero se quedó sólo con dos.

“Toda sociedad necesita verse reflejada en el cine”, afirmó Rodríguez. “Llevamos años haciendo cine muy diverso. Pero nos faltaba encontrar el público y conectar”.

“Espero que está relación amorosa, este escarceo que hemos empezado este año, se mantenga”, agregó.

Toda la gala estuvo salpicada de referencias a la buena cosecha del 2014. La crisis económica que está superando España golpeó mucho al sector cinematográfico, que lucha por recuperarse.

“Estamos en un momento magnífico de nuestro cine”, dijo en su discurso el presidente de la Academia española de cine, Enrique González Macho. “Ha sido un año excepcional”.

En cuanto al resto de premios, “Relatos salvajes”, que peleará por el Oscar a la mejor película extranjera el 22 de febrero, se conformó con el Goya a la mejor película iberoamericana, el 15to que suma Argentina en esta categoría.

Damián Szifron aspiraba a nueve Goya.

“De alguna forma, iberoamericana era la categoría natural para esta película”, señaló Szifron. “Estamos agradecidos a la Academia española por las nueve nominaciones”.

En las categorías de interpretación, Gutiérrez ganó el Goya al mejor actor y Bárbara Lennie a mejor actriz por “Magical Girl”. Karra Elejalde y Carmen Machi conquistaron sendas estatuillas como mejor actor y actriz de reparto por sus respectivos papeles en “Ocho apellidos vascos”.

Otro de los momentos emotivos fue la entrega del Goya de honor a Banderas de manos de su director fetiche Almodóvar. El actor, de 54 años, leyó un intenso discurso escrito en el que dijo que, si echa la vista atrás, está satisfecho de lo logrado, pero que lo mejor está por llegar.

Recordó sus años con Almodóvar, cuando protagonizó cintas inolvidables como “¡Átame!” y “La ley del deseo”, el salto a Hollywood y sus aventuras como productor y director.

“Si miro hacia atrás me veo viejo, pero si echo la vista hacia delante me siento muy joven”, aseguró. “Inicio una carrera contra el tiempo para no dejar atrás lo importante y entregarme en cuerpo y alma a mi profesión”.

“Acaba de comenzar la segunda parte del partido de mi vida”, añadió.

Por JORGE SAINZ, Associated Press