Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cómo fue el día que ordenaron bombardear Hiroshima

En esta imagen, tomada el 8 de septiembre de 1945, un reportero extranjero de pie sobre los escombros ante los restos de un edificio que en su día fue un centro de exposiciones y sede gubernamental en Hiroshima, Japón, un mes después del lanzamiento de la primera bomba atómica lanzada en una guerra, por fuerzas de Estados Unidos, el 6 de agosto de 1945. (Foto AP/Stanley Troutman, archivo)

BOSTON (AP) — Son apenas unas cuantas anotaciones en clave escritas en una hoja de papel amarillento, pero cambiaron el curso de la historia mundial.


Publicidad

Una copia original de la orden de operaciones para arrojar una bomba atómica sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 es exhibida en el Museo de la Segunda Guerra Mundial, cuyo 70mo aniversario se conmemora el jueves. El documento es mostrado junto a otros objetos relacionados.

La bomba arrojada en Hiroshima y sus secuelas costaron la vida a aproximadamente 140.000 personas, ayudó a terminar el conflicto más mortífero de la historia y, para bien o para mal, inició la era atómica.

“Para mí, es un atisbo a lo que ocurrió ese día”, dijo Kenneth Rendell, fundador del museo privado ubicado en el suburbio Natick de Boston. “La gente común no se percata de cómo sería una de estas misiones; pienso que simplemente humaniza todo”.

El simple y desgastado documento ofrece pocos indicios sobre la importancia de la misión. No existe mención directa al Enola Gay, el avión bombardero B-29 desde el cual se arrojó la bomba, ni a la tristemente célebre bomba llamada en código “Little Boy“.

Bajo una sección del documento para describir qué tipo de bombas estaría transportando el avión, la orden sólo contiene una palabra: “especial“. El Enola Gay sólo aparece listado por su número de identificación, 82, y el apellido de su piloto, Paul Tibbets.

La orden de operaciones es una secuencia básica de actividades para los miembros de la tripulación de los nueve aviones involucrados en el bombardeo, desde cuándo asistir a servicios de oración, cuándo levantarse de la cama, comer, asistir a sesiones informativas y, finalmente, cuándo volar a Japón.

El museo, el cual Rendell estableció en 1999, tiene además una copia de una orden indefinible similar para la bomba atómica arrojada en Nagasaki tres días después, el 9 de agosto. Ese ataque y sus secuelas costaron otras 80.000 vidas, motivando la rendición de Japón días después, el 15 de agosto.

Rendell, quien ha acumulado una cantidad considerable de objetos de la Segunda Guerra Mundial para sum museo, dijo que compró la orden de operaciones hace más de dos décadas a la familia de Jacob Beser, un especialista en radar y electrónica quien fue el único hombre que voló en ambas misiones. Beser falleció en 1992.

Otros objetos en la exhibición también fueron comprados a familiares de miembros de la tripulación.

Por ejemplo, hay algunos objetos personales de Theodore “Dutch” VanKirk, navegante del Enola Gay, quien fue el último sobreviviente de la tripulación en morir, el año pasado a la edad de 93 años. Entre ellos están los audífonos de VanKirk, su Biblia y sextante de navegante, el cual utilizó para establecer el curso a Hiroshima.

Se exhibe además una misiva que escribió a su esposa George Caron, artillero de cola del Enola Gay, sobre el regreso de una misión exitosa.

“Parece ser que nuestra tripulación y aviones hicieron historia o algo”, escribió. “Cuando nos permitan escribir sobre ello desde aquí, podré contarte todo al respecto. Nuestra fotografía probablemente estará en todo Estados Unidos antes de que podamos decir algo”.

Palomas sobrevuelan un monumento de recuerdo a las víctimas de la bomba atómica en Peace Memorial Park de Hiroshima durante una ceremonia por el 70 aniversario del estallido de la bomba en la ciudad japonesa, el 6 de agosto de 2015. (Foto AP/Eugene Hoshiko)

Palomas sobrevuelan un monumento de recuerdo a las víctimas de la bomba atómica en Peace Memorial Park de Hiroshima durante una ceremonia por el 70 aniversario del estallido de la bomba en la ciudad japonesa, el 6 de agosto de 2015. (Foto AP/Eugene Hoshiko)