Ecuador. martes 17 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

París y Amsterdam sellan su acuerdo para comprar juntos dos grandes Rembrandt

París y Amsterdam sellan su acuerdo para comprar juntos dos grandes Rembrandt.

París, (EFE).- Francia y Holanda firmaron hoy un acuerdo para comprar conjuntamente a la familia Rothschild dos obras maestras pintadas por Rembrandt en 1634, los retratos de Maerten Soolmans y de su esposa, Oopjen Coppit.


Publicidad

El conjunto, que pasó los últimos 140 años en Francia, estaba en venta por 160 millones de euros (180 millones de dólares).

El público francés será el primero en descubrir “en las próximas semanas, en el Museo del Louvre”, el fruto de la operación sellada definitivamente hoy por las ministras de Cultura de Francia, Fleur Pellerin, y de Holanda, Jet Bussemaker, informó un comunicado ministerial divulgado en París.

El acto de compra estipula que el retrato de Maerten Soolmans es propiedad de Holanda y el de Oopjen Coppit de Francia, pero también que las dos obras del maestro del siglo de oro holandés son “inseparables e inalienables” y siempre deberán exponerse juntas en el Louvre y en el Rijksmuseum de Amsterdam, en alternancia.

Según responsables del Louvre entrevistados por el semanario “L’Express”, el “Retrato de Marten Soolmans” era uno de los siete cuadros antiguos más importantes conservados históricamente en Francia en manos privadas.

Tras su próxima exhibición en París, los dos Rembrandt viajarán a Holanda para su restauración y luego iniciarán su ‘nomadismo’, señaló la nota.

Por el momento, el público solo ha visto en una ocasión, en 1956 en Amsterdam, estos majestuosos retratos de boda -raras piezas en las que Rembrandt pintó a sus modelos de cuerpo entero-, vestido él con deslumbrantes puntillas y zapatos, y ella con adornos más discretos, visibles solo en el cuello, la cintura y los puños.

Eric de Rothschild, su propietario y miembro de la asociación Amigos del Louvre, propuso al museo su compra en 2013 en alrededor de 160 millones de euros, un precio que varios expertos consideraron “muy por encima del mercado”, según “Le Monde”.

El museo estimó la oferta muy elevada para sus posibilidades y otorgó un muy criticado permiso de exportación, mientras su director, Jean-Luc Martínez, iniciaba discusiones con su colega del Rijksmuseum Vim Pijbes, en busca de una solución que pudiese asociar los dos países.

Los célebres retratos de boda de esa pareja de elevado estatus social habían llegado en 1877 a manos de una rama francesa de la multimillonaria familia Rothschild cuando Gustave de Rothschild los adquirió a la familia holandesa Van Loon, que la había comprado a los descendientes de Soolmans y Coppit.

La compra cerrada hoy había sido ya confirmada oficialmente el pasado 30 de septiembre por París y Amsterdam, pocos días después de que Bussemaker declarase que su Gobierno iba a aportar 80 millones de euros para comprar las dos obras y buscaba un socio para costear los 80 millones restantes. EFE

(I)