Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Española Marta Sanz fusiona autobiografía y mundo exterior en su literatura

Escritora española Marta Sanz. Foto: © Berta Sánchez-Casas

La Paz, (EFE).- La escritora española Marta Sanz encuentra el origen de sus palabras literarias en la confluencia entre la autobiografía y lo que ocurre en el mundo de fuera que, a su juicio, condiciona “todo lo que nos pasa por dentro”.

Publicidad

Sanz (Madrid, 1967) hizo esta afirmación en una entrevista con Efe en La Paz, a donde llegó para participar en la vigésima primera edición de la Feria Internacional del Libro de esa ciudad boliviana.

Para la autora, la autobiografía es “toda tu ideología, tu visión del mundo, tus expectativas, tus traumas, todo lo que hace que tú seas tú y cómo luego eso va cristalizando en diferentes historias”.

Agregó que por otra parte “está el mundo de fuera”, el que permite a autores como ella escribir “con la ventana abierta”.

“Los que nos dedicamos al oficio de escribir lo que tenemos que hacer es buscar un punto de confluencia entre lo que nos pasa por dentro y ese mundo exterior que está condicionando todo lo que nos pasa por dentro”, manifestó.

La escritora afirmó que sus obras también “dialogan” con sus libros anteriores y con otras obras que se están escribiendo en su campo literario.

“De alguna manera, procuro apartarme o procuro acercarme a cosas que me interesan más o menos de la literatura que se está haciendo en este momento. Creo que eso también es una fuente de inspiración”, añadió la española.

Para Sanz, la “modesta” labor de la literatura es penetrar en las conciencias y en la sentimentalidad de los lectores con la intención de hacerlos crecer.

La literatura lo que tiene que hacer es abrirnos los ojos para ver el mundo. A veces (eso) tiene consecuencias dolorosas para quien los abre porque no siempre lo que ves es bonito y a veces tiene consecuencias maravillosas porque ese abrir los ojos a las cosas feas te permite corregirlas y luego te puede provocar una enorme felicidad”, aseguró.

Es por eso que Sanz utiliza el compromiso social como hilo conductor de todas sus obras.

La escritora se mostró “muy preocupada” por la situación económica del mundo en general y de España en particular, una inquietud ya latente en su novela “Farándula” (ganadora del premio Herralde 2015), que gira en torno al mundo del teatro.

La autora basó su libro en este ámbito por considerarlo como una “muy buena metáfora” de este mundo, que está lleno de luces y sombras.

“Es una novela que está ambientada en España, pero yo he pretendido, y ojalá lo haya conseguido, que a través de ese retrato de las cosas locales muchos lectores de muchos países diferentes se sientan identificados”, sostuvo.

Sanz lamentó que la cultura española haya sufrido un deterioro como consecuencia de los recortes impuestos por el Gobierno, que la ha visto como mero “entretenimiento”, como algo “prescindible”.

A pesar de ello, consideró que esta falta de financiación no ha afectado negativamente a la literatura.

“A nosotros la crisis nos ha venido bien porque nos ha hecho muy conscientes de que el compromiso de la literatura tiene que ver con visibilizar lo que está mal, pero visibilizarlo además con un lenguaje que resulte inquietante para el lector”, afirmó.

Sanz aseguró que vuelve a España con “muy buen sabor de boca” tras unos intensos días en La Paz.

La autora se lleva en sus maletas el recuerdo de una ciudad “interersantísima” y “muy diversa”, llena de gente “amable y muy hospitalaria” y con un “gran respeto” por la cultura.

“De la feria me he llevado el interés tremendo de la gente por saber lo que pasa al otro lado del océano y me he llevado también la conciencia de que es absolutamente necesario que tendamos vínculos y que sepamos mucho más los uno de los otros”, señaló.

La autora afirmó que antes de venir a Bolivia sabía de algunos autores bolivianos, como Giovanna Rivero, Edmundo Paz Soldán o Rodrigo Hasbún, presentes en España gracias a algunas editoriales.

Reconoció que existen ciertas limitaciones a la hora de encontrar editores españoles que quieran publicar sus obras.

Por ello, consideró necesario “establecer vínculos” entre las editoriales bolivianas y españolas para el intercambio mutuo de la producción literaria de ambas naciones. (I)

Publicidad