Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Barcelona gana al Athletic y le regala la Copa a Guardiola

El Barcelona conquistó la Copa del Rey goleando al Athletic (0-3) en una final que se convirtió en el homenaje perfecto a Pep Guardiola. Los azulgrana exhibieron su mejor fútbol en una primera hora que pasará a la historia, superando a los ‘leones’ de Bielsa en todos los duelos individuales y sometiéndolos en todas las zonas del campo.


Publicidad

A diferencia de todas las finales jugadas por el ‘Pep Team, el Barcelona salió enchufadísimo y a los treinta segundos Messi rozó el poste con un intencionado zurdazo. El máximo nivel de presión fue azulgrana, con una intensidad inesperada a estas alturas de temporada. El Athletic no veía el balón y sin tiempo de situarse llegó el gol de Pedro. El canario, una apuesta personal de Guardiola, escribió el prólogo de la noche perfecta con un oportuno remate tras un rechace en el interior del área.

Lejos de aflojar, el Barça predicó la máxima de Guardiola y siguió atacando. Alexis y Pedro eran muros en la salida de balón del Athletic, incapaz de combinar dos pases seguidos. La velocidad de Messi rompía líneas y el argentino perdonó el segundo tras un eslalom marca de la casa. Gorka negó el gol al ’10’ con un paradón a mano cambiada tras un potente zurdazo, pero nada pudo hacer en la siguiente ocasión. Con los de Bielsa corriendo tras el balón sin cesar, Iniesta asistió con un magistral pase al espacio y Messi, ya sin ángulo, batió por alto a Gorka con la derecha.

El gol hizo mucho daño al Athletic, que recibió un castigo mayor con el tercero de Pedro tras un ajustado zurdazo al poste tras una dejada magistral de Xavi en la frontal del área. Un potente disparo de Susaeta que despejó bien Pinto fue la primera llegada del Athletic en medio de la antología de juego azulgrana. Messi perdonó el cuarto en medio del festival, antes de que Llorente reclamara penalti por un agarrón de Piqué. Mascherano se apuntó a la fiesta y lo intentó con un remate desde el centro del campo que encontró buena repuesta en Gorka. El Athletic no podía y en sus pocas llegadas se encontraba de nuevo con Pinto.

Tras el descanso, los de Bielsa salieron a intentarlo sin ya nada que perder e Ibai envió fuera una vaselina tras una gran asistencia de Ander Herrera. El Barça bajó el ritmo, pero siguió buscando la portería en todo momento. Alexis perdonó de cabeza y Gorka evitó el segundo de Messi tras otra jugada ‘maradoniana’ del argentino. El partido se fue apagando, salvo cuando Messi recibia el balón y perseguía siempre con ahínco el segundo gol. Al final, el resultado ya no se movió y el Barcelona le regaló a Guardiola la Copa del Rey. El decimocuarto título de los diecinueve disputados bajo el mando del técnico barcelonista, para muchos ya el mejor de la historia del club.

El Athletic se volvió a marchar con lágrimas de tristeza del Calderón, sin nada que reprocharse pero con la amargura de ver como se escapaba otra oportunidad de romper la sequía de títulos.