Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Djokovic sufre y a Federer no le apetece besar

París,  (EFE).- El serbio Novak Djokovic sufrió lo suyo ante el italiano Andreas Seppi con el que perdió sus dos primeros sets en Roland Garros, mientras que el suizo Roger Federer dejó fuera de combate al joven David Goffin, a quien el público suplicó que besara, aunque el de Basilea se mantuvo a distancia.


Publicidad

Ambos están en cuartos de final, por la misma parte del cuadro. Djokovic, al derrotar a Seppi por 4-6, 6-7 (5), 6-3, 7-5 y 6-3, en una batalla de cuatro horas y 18 minutos, y Federer a Goffin, 109 del mundo, por 5-7, 7-5, 6-2 y 6-4 en dos horas y 51 minutos.

“¡Que se besen, que se besen”, gritaban los 15.000 espectadores de la Philippe Chartrier después de que Federer acabase con el belga, que había hecho historia al convertirse en el primero en lograr los octavos de un grande saliendo de la fase de clasificación, desde su compatriota Dick Norman en Wimbledon en 1995.

“No creo que le apetezca mucho”, fue la contestación micrófono en mano de Goffin, un joven de aparente fragilidad física pero que dio una lección de garra y desparpajo ante su ídolo de infancia. Federer le dio un abrazo, “como hombres”, dijo luego.

Fue un duelo entre el jugador más veterano del torneo (Federer 30 años y 307 días) y el más joven (Goffin 21 años y 186 días), y el belga exhibió nervios de acero, sobre todo cuando se atrevió a hacerse con el primer set con una derecha ganadora, después de un gran intercambio.

Goffin mantuvo a Federer tenso y pendiente hasta el 5-5 del segundo set, cuando el suizo apretó el acelerador y logró al siguiente juego romper el saque del joven de Lieja para confirmar con el suyo a continuación.

Roger se llevó los dos sets siguientes, pero los mejores aplausos fueron para Goffin, que en el octavo juego del cuarto set protagonizó sus mejores momentos y saludó al público inclinando su cabeza.

Ya lleva el suizo 36 cuartos de final seguidos en el Grand Slam, empatado con Andre Agassi y a cinco de Jimmy Connors.

Djokovic sufrió la prueba más dura este año en Roland Garros al necesitar cinco sets contra Seppi. El número uno del mundo, semifinalista el pasado año, cedió los dos primeros ante el verdugo del español Fernando Verdasco, y superó una situación complicada en el cuarto cuando estuvo 5-5.

Seppi, que nunca había ganado a Djokovic en los siete encuentros anteriores, había estado en pista contra Verdasco tres horas y 23 minutos, y al final le pasó factura.

La sexta derrota del año del actual número uno del mundo estuvo cerca pero al final un punto saque a doscientos kilómetros propició luego una derecha fácil y cruzada que doblegó a Seppi.

Es la cuarta vez que Djokovic es capaz de levantar un partido habiendo perdido los dos primeros sets. EFE.

mlm/og