Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Champions: El PSG vuelve a la elite europea

Dieciocho años después el París Saint-Germain vuelve a la elite Europea de la que salió víctima de una mala gestión económica y deportiva que privó a la capital francesa de un gran club continental.


Publicidad

Por primera vez desde la temporada 1994-1995, el PSG volverá a jugar unos cuartos de final de la Liga de Campeones, tras haber eliminado en octavos al Valencia.

Han sido necesarios el empeño y los millones de los propietarios cataríes del club, que han invertido 200 millones de euros en estrellas, para que París vuelva a tener un equipo entre los mejores del continente.

Atrás queda una historia sórdida de fichajes desastrosos, de continuos cambios de entrenadores y de temporadas flirteando con el descenso, que hicieron olvidar a los aficionados los años gloriosos del PSG.

Unos años que, para quienes se acuerdan, tienen como símbolo a George Weah, que puso nombre a una generación que marcó la historia de un equipo que desafiaba a los mejores de Europa.

En sus tres temporadas en el club francés, el liberiano lideró un equipo lleno de talento, acabó una temporada como máximo goleador de la Liga de Campeones (1995) cuando el club llegó a las semifinales, donde fue eliminado por el Milan.

Eran los años en los que la televisión Canal+ había adquirido el club al tiempo que los derechos de retransmisión del fútbol, con la idea de lograr una gran plataforma que le hiciera ganar atractividad entre el público galo.

Pero el proyecto descarriló a fuerza de errores, tras ganar la Recopa de Europa en 1996, y dejó de ser uno de los habituales de Europa.

La última vez que superó la primera fase de la Liga de Campeones fue en 2001, pero ya entonces se vio incapaz de superar la segunda liguilla.

Así, la eliminatoria contra el Valencia era la primera a eliminación directa que disputaba el PSG desde 1995.

Pero el equipo ha demostrado que tiene la base para disputar este tipo de encuentros.

De la mano del italiano Carlo Ancelotti, el PSG irrumpe como un rival temible, con calidad en el terreno de juego suficiente como para atemorizar a cualquier rival.

El técnico transalpino afronta por octava vez los cuartos de final de la Liga de Campeones. De las siete anteriores, en cinco ha llevado a sus equipos hasta la final, que ha ganado dos veces desde el banquillo del Milan.

Ahora, París vuelve a soñar con la máxima competición europea y con poder codearse con los mejores del continente.