Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministro de Deportes de Brasil descarta protestas durante el Mundial

SAO PAULO (AP) — El ministro de Deportes de Brasil dijo que no espera una ola de protestas durante la Copa del Mundo del próximo año porque los ciudadanos estarán más interesados en celebrar que en quejarse por el costo del evento.


Publicidad

Aldo Rebelo dijo este lunes que no cree que se repitan las manifestaciones contra el gobierno que hubo durante la Copa Confederaciones de este año, cuando los manifestantes aprovecharon el evento para protestar por una variedad de causas. Entre las quejas estaba la cantidad de recursos gastados en el Mundial mientras hay muchos brasileños en la pobreza.

“No creo que veamos manifestaciones durante el Mundial”, dijo Rebelo. “Creo que la Copa del Mundo estará protegida porque la gente apoyará este gran acontecimiento. El clima será de celebración, no de protesta, cuando las selecciones nacionales lleguen a Brasil”.

Los comentarios de Rebelo contrastan con lo que la mayoría de los analistas pronostican para el torneo de fútbol que atraerá la mirada del mundo, además de 600.000 visitantes. También se espera que haya protestas durante los Juegos Olímpicos de Río en 2016.

“Durante la Copa del Mundo habrá más motivos para celebrar que para protestar”, insistió Rebelo. “Aún quienes tienen razón para protestar naturalmente elegirán no hacerlo durante el torneo”.

Cerca de un millón de manifestantes tomaron las calles en una noche en el momento cumbre de las protestas en Brasil, que se enfocaron en la corrupción y los deficientes servicios públicos pese a la fuerte carga impositiva.

El secretario general de la FIFA Jerome Valcke dijo recientemente que estaba satisfecho con la respuesta de la policía durante las protestas que se presentaron en seis sedes de la Copa Confederaciones. El torneo se desarrolló como estaba planeado y no se interrumpió ninguno de los partidos. Dijo que espera el mismo tipo de respuesta si hay protestas el próximo año.

Valcke minimizó el domingo las preocupaciones por la violencia protagonizada por fanáticos que ha afectado a los estadios brasileños en los últimos meses diciendo que “el fútbol es una pasión y no se puede controlar todo” en un país tan grande como Brasil.

“Estas cosas no pasarán en la Copa del Mundo porque habrá el mayor nivel de seguridad que puedan imaginarse”, dijo.

Rebelo también restó importancia a los anarquistas del Bloque Negro que han encabezado las protestas de las semanas recientes. Las manifestaciones no han sido tan grandes pero sí son frecuentes.

“Se trata de grupos pequeños que pueden ser controlados”, dijo Rebelo. “La policía puede contener su vandalismo”.

El ministro, quien está encargado de los preparativos para el Mundial y los Juegos Olímpicos de 2016 por parte del gobierno, desestimó la amenaza reciente lanzada por el mayor grupo del crimen organizado en el país que prometió una “Copa Mundial del Terror”, lanzando ataques contra la policía similares a los que atemorizaron al país en 2006.

“Nuestro sistema de seguridad no pasará por alto ninguna amenaza, nos aseguraremos contra todos los riesgos posibles”, dijo Rebelo. “Pero en este caso, la amenaza es contra la policía, no contra el público”.

Agregó: “Estoy seguro de que las amenazas a las áreas de riesgo como aeropuertos y sistemas subterráneos será tan significativa en Brasil como lo es en eventos importantes en Europa o Estados Unidos”.

Rebelo espera que los seis estadios que todavía están en construcción estén listos en diciembre, cuando se cumple el plazo establecido por la FIFA, pero reconoció que no toda la infraestructura funcionará a tiempo en las 12 ciudades que albergarán juegos durante junio próximo.

“La mayoría serán entregados antes de la Copa del Mundo”, dijo. “Y los pocos que no estén listos al momento de la Copa se terminarán pronto y quedarán como un legado para la población”.