Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Olmedo y Liga de Loja no se hicieron daño (0-0)

Riobamba 31 de agosto del 2014. Olmedo vs Liga de Loja por la quinta fecha de la segunda etapa del Campeonato Nacional de Fútbol. API.

Riobamba, 31 de agosto (API).- En el estadio Olímpico de Riobamba, Olmedo empató con Liga de Loja en un partido que no tuvo mayores atracciones.


Publicidad

Partido aburrido en la ‘Sultana de los Andes’. El ‘Ciclón’ intentó por todas las vías sorprender pero Liga de Loja estuvo presta para cortar circuitos y hacer su partido. Cosecha de un punto en Riobamba, parece conformista, pero todo suma.

No fue la mejor exhibición de los equipos de Saralegui y Ochoa. Olmedo y Liga de Loja empataron 0 a 0 en la ‘Sultana de los Andes’ dando un semblante aburridor. Christian Palacios y Byron Cano fueron los primeros en inquietar el arco sureño. El coqueteo no era constante pero si profundo, la ‘Garra del Oso’ arrancó replegada y esperando las intenciones del rival.

A los lojanos les pegó fuerte las ausencias de Pedro Larrea y John García. Su mitad de la cancha lució lánguida y le impidió pasar al ataque con facilidad. Olmedo aprovechó esa brecha e intentó sumar más gente al ataque.

En la segunda mitad, el semblante cambió notablemente. Ingresó Ángel Gracia por Gregoris Ortiz y se prendieron los motores. Romario Caicedo y Ángel Cheme se fueron poco a poco abalanzando por las bandas en búsqueda de cerrarse al gol. Mientras tanto, Uchuari y Carando eran los medidores de las intenciones de los visitantes que ganaban los metros que dejaron ir en el primer tiempo.

Sobre el final del partido no faltaron los centros en ambas áreas. Byron Cano era incisivo del lado riobambeño, mientras que Ángel Gracia era el piloto que acompañaba a Johnny Uchuari en ofensiva. El final fue intenso, ambos equipos pusieron la carne en el asador y por poco marcan. Mejoró en algo la velocidad, pero el síntoma de partido aburrido nunca pasó.