Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Problemas entre Barreiro y Cuerpo Técnico de Mushuc Runa

Foto de archivo. Ambato, 13 de agosto del 2014 Partido entre Mushuc Runa y Barcelona en Ambato. APIFOTO/Carlos Campaña

Levantó polvo el día de ayer el conocer que el goleador del Mushuc Runa, Maximiliano Barreiro, no estará presente en el Estadio Monumental esta noche.


Publicidad

Muchos rumores empezaron a circular y la primera versión decía que la ausencia de Barreiro se debía a un golpe y que su equipo habría decidido “guardarlo” para la batalla del domingo frente a Deportivo Quito donde se definiría la permanencia.

Pero hoy se pudo conocer que la ausencia de Barreiro y de otro foráneo de Mushuc Runa, Juan Marcarié, se debió a problemas internos con el cuerpo técnico y dirigentes. El primero en dar su versión fue Leandro Asad, hijo de Julio Asad y asistente técnico del equipo. El sostiene que Barreiro y Marcarié tuvieron una actitud que iba en contra del grupo de jugadores y por eso se les reclamó, ellos respondieron y “pasó lo que tenía que pasar”.

Luego, Alfonso Chango, Presidente de Mushuc Runa, dio su versión. Según Chango existió una agresión verbal entre Leandro Asad y Barreiro debido a que el cuerpo técnico recibió informes de que los dos jugadores habrían cometido una falta disciplinaria y le reclamaron esto a los jugadores. Chango sostiene que los jugadores no estarán ante Barcelona y en los próximos días, con cabeza fria,  se decidirá lo mejor para el equipo.

Barreiro también dio su versión y sostiene que no se los puede acusar de no llevar una vida adecuada para su profesión, que su rendimiento los avala,  que ellos simplemente salieron a cenar y no va a permitir que se ensucie su imagen. Barreiro dice que el cuerpo técnico nunca lo tuvo en sus planes y quieren usar esto para que no continúe en el plantel.

Lo único claro es que ambos jugadores no estarán frente a Barcelona y el jueves habrá una reunión importante entre las tres partes para tomar una decisión final.