Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Denuncian al presidente de la Federación colombiana por vínculos con Full Play

Foto de archivo. Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, muestra documentos durante una conferencia de prensa en Bogotá, el lunes 1 de junio de 2015 (AP Foto/Fernando Vergara)

BOGOTA, Colombia (AP) — El presidente de la Federación colombiana de fútbol, Luis Bedoya, fue denunciado ante el fiscal general por presuntos delitos enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir, estafa y lavado de activos.


Publicidad

La denuncia ante el fiscal general Eduardo Montealegre fue presentada por la Red de Veedurías, una organización ciudadana que adelanta acciones contra la corrupción en Colombia.

La Red de Veedurías pidió como medida cautelar que Bedoya se aparte del cargo durante las investigaciones para “no entorpecer las labores investigativas ni inferir en las decisiones alrededor de las mismas”.

El lunes, tras regresar de Suiza, Bedoya afirmó que hay transparencia en los manejos de la Federación y que no dudaría en dejar el cargo si existiese algún motivo para ello.

Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías, opinó en la edición electrónica de la revista Semana que “las explicaciones de la Federación no son suficientes”.

Según la investigación del Departamento de Justicia estadounidense, una empresa de marketing deportivo que compró los derechos de la Copa América aceptó pagar 110 millones de dólares en sobornos, que habrían sido repartidos entre los dirigentes de la Conmebol y los presidentes de las 10 federaciones de fútbol de Sudamérica. La acusación no dice si todos los presidentes recibieron el dinero o si siquiera sabían del acuerdo.

“Bedoya deberá explicar los vínculos comerciales con los argentinos Hugo y Mariano Jinkis, propietarios de la empresa Full Play, quienes fueron sujetos de orden de captura con fines de extradición atendiendo una petición de justicia de Estados Unidos”, manifestó Bustos a Semana.

Hugo Jinkis, su hijo Mariano y Alejandro Burzaco, otro empresario argentino, cumplen una semana prófugos de la justicia y la presión sobre ellos se intensificó el miércoles, cuando la Interpol los incluyó entre las personas más buscadas del planeta por estar involucrados en el escándalo.

Bedoya negó que la Federación hubiese recibido dinero de Datisa, Traffic o Torneos y Competencias, empresas mencionadas en las investigaciones, pero admitió relaciones con Full Play, encargada de negociar partidos de preparación de la selección nacional.

Los movimientos financieros en Colombia y el exterior de los principales dirigentes del fútbol colombiano ya son revisados por la estatal Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF).

Bedoya, líder de la Federación desde 2006, es uno de los vicepresidentes de la Conmebol para el periodo 2013-2017 e integra el comité ejecutivo de la FIFA.