Ecuador. Viernes 20 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Barcelona empata 0-0 ante Espanyol y compromete su liderato

El delantero del Barcelona, Luis Suárez, derecha, intenta evadir la salida del portero del Espanyol, Pau López, durante el partido de la liga española de fútbol en el estadio Cornella-El Prat en Cornella Llobregat, Barcelona, España, el sábado 2 de enero de 2016. (Foto AP/Emilio Morenatti)

BARCELONA, España (AP) — El argentino Lionel Messi, el uruguayo Luis Suárez y el brasileño Neymar pusieron fin a una racha de 11 partidos consecutivos marcando como triplete ofensivo el sábado y el Barcelona se conformó con un empate 0-0 en su visita al vecino Espanyol, que pone en entredicho su liderato provisional en la liga española.

Publicidad

Los azulgranas siguen en la punta de la clasificación, ahora con 39 puntos, uno de ventaja sobre el escolta Atlético de Madrid, que recibe en la tarde al Levante, previo al cruce entre Málaga y Celta de Vigo al cierre de la jornada.

El Barsa cuenta con la ventaja de tener un partido pendiente por la 16ta fecha contra el Sporting de Gijón, programado para el 17 de febrero, pero mientras tanto podría verse rebasado por el Atlético e incluso alcanzado por el Real Madrid, que acumula actualmente 36 unidades en el tercer lugar y juega el domingo en cancha del Valencia.

Espanyol y Barsa volverán a medirse el miércoles en el choque de ida de los octavos de final de la Copa del Rey en feudo azulgrana, con la vuelta programada para el 13 de enero en el estadio españolista.

“No tuvimos un gran juego, pero los ‘derbis’ son partidos al límite y estamos avisados para la copa”, opinó el barcelonista Andrés Iniesta. “Seguimos sumando puntos, nos queda un partido pendiente y aún queda mucho para la meta. No es un paso atrás”.

Los “periquitos”, que ocupan el undécimo puesto con 21 puntos, tiraron de tesón para maniatar a un Barsa poco inspirado, que ha saldado con empates tres de sus últimos cuatro compromisos ligueros y que no se quedaba sin marcar un gol en un partido desde el pasado 28 de octubre, cuando también igualó 0-0 ante el modesto Villanovense en choque copero.

Ni Messi, ni Suárez, ni Neymar jugaron aquella eliminatoria, aunque sí habían marcado un tanto al menos uno de los tres en sus últimos 11 choques disputados en todas las competiciones. Suárez lidera la tabla de máximos cañoneros del campeonato con 15 dianas, por 14 de Neymar.

“Los tres de arriba son muy buenos y en cualquier partido te la meten, pero apretamos arriba y salió bien. Fue uno de nuestros partidos más completos y el resultado es bueno”, comentó el paraguayo Hernán Pérez, del Espanyol.

En liga, los azulgranas hilvanaban 30 encuentros con al menos un gol.

“Siempre es difícil superar a un rival con tanta intensidad. Defensivamente empezaron muy fuertes y en la segunda mitad fuimos mejores, pero no convertimos. Tuvimos más ocasiones, pero el resultado es justo. Intentaremos superarles (el miércoles) en el Camp Nou”, comentó Luis Enrique.

Con presión adelantada y buen repliegue, el Espanyol contuvo los ataques del Barsa en la primera mitad e incluso manufacturó una buena ocasión en un tiro de esquina cabeceado por Álvaro González y que escapó al chileno Claudio Bravo, aunque finalmente Gerard Piqué acertó a despejar la pelota.

Quien más se acercó al gol, sin embargo, fue Messi, quien impactó el travesaño en venenosa parábola a balón parado, sin opciones para Pau López, quien hizo la estatua.

Antes, Suárez había servido un buen cruce para Jordi Alba en el área españolista, pero el lateral no acertó el remate en boca de gol, y los locales alcanzaron el descanso con buenas sensaciones, agarrados al despliegue físico del paraguayo Hernán Pérez por banda derecha y los destellos de Marco Asensio en la zona de creación.

La tripleta ofensiva del Barsa siguió con su tarde aciaga al arranque del segundo tiempo, aunque Suárez volvió a manufacturar un peligroso centro para Neymar, quien vio tapado su remate en última instancia por Víctor Álvarez.

Exigido, el Espanyol contrarrestó con una acción eléctrica de Pérez, quien esquivó por poco el arco azulgrana en zurdazo cruzado, antes de que Suárez volviera aparecer con un recorte sobre el arquero y disparo al poste en posición escorada.

El uruguayo fue lo mejor del Barsa en una tarde poco inspirada de Neymar y Messi, quien gozó de la última ocasión de peligro a un minuto del final, otro tiro libre directo ajustado que no redimió al equipo de Luis Enrique ante su correoso vecino.

 

Publicidad