Ecuador. Martes 28 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Suárez marca cuatro y reaviva al Barsa, que retiene la punta

El jugador de Barcelona, Luis Su·rez, izquierda, festeja con su compaÒero Neymar tras anotar un gol contra Deportivo de La CoruÒa el miÈrcoles, 20 de abril de 2016, en La CoruÒa, EspaÒa. (AP Photo/Lalo R. Villar)

BARCELONA, España (AP) — El uruguayo Luis Suárez anotó cuatro goles tras tres partidos sin marcar, añadió tres asistencias, y celebró la paliza del Barcelona el miércoles por 8-0 en cancha del Deportivo La Coruña, buena para truncar una racha de tres derrotas seguidas del equipo azulgrana en la liga española, que seguirá liderando al término de la 34ta fecha.

Publicidad

El Barsa cerrará la jornada con 79 puntos y en la cima, independientemente de lo que hagan sus perseguidores, Atlético de Madrid y Real Madrid, quienes enfrentan a continuación a Athletic de Bilbao y Villarreal, respectivamente.

El Atlético tiene actualmente 76 unidades, aunque peor balance goleador que el conjunto catalán, con lo que seguiría como escolta en caso de victoria. El Madrid cuenta 75 puntos, y su máxima aspiración en la jornada es la de desbancar del segundo lugar a su vecino.

Ambos equipo madrileños deben iniciar dentro de una semana sus eliminatorias de semifinales de la Liga de Campeones. El Atlético logró su boleto tras eliminar en cuartos al Barsa, que en la liga solo había sumado un punto de los últimos 12 posibles, previo su visita al 14to clasificado Deportivo.

El sorprendente declive del cuadro azulgrana requería de un parche de urgencia, y Suárez recuperó su olfato sin margen de error para el vigente campeón, que hace cuatro fechas ostentaba una ventaja de nueve puntos sobre el conjunto rojiblanco, y 10 respecto al Madrid.

El delantero uruguayo abrió el marcador ante el Deportivo a los 11 minutos, y amplió a los 24, 53 y 64 para engordar su cuenta a 30 goles en el campeonato, uno menos que el madridista Cristiano Ronaldo. Suárez facilitó además el tercer tanto a Ivan Rakitic (47), el sexto al astro argentino Lionel Messi (73) y el octavo a Neymar (81), mientras que Marc Bartra (79) completó el correctivo, y el chileno Claudio Bravo se encargó de poner el cerrojo en el arco barcelonista, invicto por primera vez en siete encuentros.

La jornada se completa a continuación con los partidos Málaga-Rayo Vallecano, Sporting de Gijón-Sevilla y Valencia-Eibar.

Centrado y atento desde el pitido inicial, el Barsa dejó su sello en Coruña, primero con un disparo desviado de Suárez, luego con un zapatazo de Messi tras dejada del uruguayo, que Manu Fernández desvió a tiro de esquina. El lanzamiento de Rakitic lo convirtió en gol Suárez con la zurda, tras ganar la pelea con Sidney en el área chica.

Al gol visitante siguió el arrebato del Deportivo personificado en el costarricense Celso Borges, protagonista de dos claros remates a corta distancia de Bravo, quien exhibió colocación y reflejos para negar el empate.

Seguro atrás, el Barsa fue por el segundo y lo encontró en una conexión de Andrés Iniesta con Messi, quien filtró un pase sedoso al primer toque para que Suárez, solo ante Fernández, controlara y batiera con la diestra al arquero.

Se hizo sentir Lucas Pérez por los locales, con una volea que sobrevoló el travesaño de Bravo, y falló una ocasión en boca de gol Suárez, tras centro de Dani Alves.

Pero al charrúa añadió una asistencia de oro en el segundo tiempo, cruzando al poste opuesto para que Rakitic empalara en carrera, y subió el cuarto habilitado por Messi, definiendo con el exterior de la diestra ante el portero.

Bravo salvó el invicto en violento disparo de Pérez, que falló otra con todo a favor, y Suárez abrillantó su actuación empujando un servicio de Neymar y fabricando el sexto para Messi, con excelente gambeta con el tacón y pase raso al argentino.

Bartra se apuntó a la fiesta en aventura individual desde la defensa, y Suárez puso la guinda al facilitar que Neymar truncara su propia racha negativa de cinco partidos sin marcar. (D).