Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rosberg resurge y celebra sus ‘poles de plata’ en el estreno de Baku

Baku (Azerbaijan), 18/06/2016.- German Formula One driver Nico Rosberg of Mercedes AMG GP in action during the qualifying session at the Baku city circuit in Baku, Azerbaijan 18 June 2016. The 2016 Formula One Grand Prix of Europe will take place on 19 June 2016. (Azerbaiyán) EFE/EPA/ZURAB KURTSIKIDZE.

Madrid, 18 jun (EFE).- El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial, resurgió en el debut de Baku, la capital de Azerbaiyán, como sede de un Gran Premio, el de Europa, y logró su vigésima quinta ‘pole’ en F1, con la que buscará ampliar su ventaja sobre su compañero y rival inglés Lewis Hamilton, que saldrá décimo.

Publicidad

Rosberg recuperó aire en el pulso que mantiene, en el coche más dominante en parrilla, con Hamilton y dominó una calificación en la que fue segundo el mexicano Sergio Pérez (Force India), que arrancará séptimo al haber sustituido su caja de cambios; y en la que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren-Honda) acabaron decimotercero y decimocuarto.

Tras ganar las primeras cuatro carreras del año, en las que su antagonista británico sólo subió tres veces al podio, Nico llegó a tener 43 puntos de ventaja sobre Hamilton. Que, después de que ambos se quedaran sin sumar en Barcelona, redujo la diferencia a nueve tras apuntarse las dos últimas carreras, en Mónaco y en Canadá.

El inglés, beneficiado, obviamente, al pilotar el mejor coche, parecía haber sido el más rápido en adaptarse al nuevo circuito. Urbano, a orillas del Mar Caspio: con poco mas de seis kilómetros, el segundo más largo del Mundial, después del de Spa (Bélgica).

Hamilton, que ya había sido el mejor en los ensayos del viernes, repitió mejor crono en la tercera y última sesión, este sábado, de nuevo por delante de Rosberg. Pero, a la hora de la verdad, fue Nico el que mejor se empleó, en la pista con la mayor recta del campeonato -de dos kilómetros-, en algunas partes muy estrecha y en la que predominaron las salidas.

Entre ellas, al final de la última sesión, la de ‘Checo’, cuyo Force India, con propulsor Mercedes, ha ido muy rápido todo el fin de semana. Lo suficiente como para firmar la mejor calificación de su vida. Si no hubiera sustituido la caja de cambios, tras el accidente del tercer ensayo, saldría segundo este domingo. Por hacerlo, perderá cinco puestos en parrilla y arrancará séptimo.

El más sonado incidente, sin embargo, fue el de Hamilton, que la ‘pifió’ en la última ronda de la cronometrada principal, después de haber marcado el segundo parcial, por detrás de Rosberg, en las dos primeras. El inglés sucumbió esta vez al duelo psicológico que le propuso su rival: atacó, golpeó su neumático delantero derecho con el muro y acabó su actuación a dos minutos del final de la Q3.

A Rosberg le bastó el registro vigente, de un minuto, 42 segundos y 758 milésimas, para mejorar en más de un segundo el crono del relegado Pérez; y en un segundo y dos décimas el del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), que ascendió un puesto por sanción del anterior. Y saldrá al lado de Nico, que festejó sus ‘poles de plata’, en primera fila.

Ambos lo harán por delante de los Ferrari del cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel (2010-13, con Red Bull) y del finés Kimi Raikkonen, último ganador de un Mundial para la Scuderia.

El inglés Jenson Button, campeón del mundo en 2009 con un Brawn y compañero de Alonso en McLaren, fue el más ilustre eliminado en la Q1, en la que sorprendieron los Manor del indonesio Rio Haryanto y el alemán Pascal Wehrlein, que saldrán, por ese orden, desde la antepenúltima hilera.

En la segunda ronda quedaron eliminados Sainz y Alonso. El doble campeón mundial asturiano mejoró, al menos, el rendimiento de su compañero de escudería. El talentoso piloto madrileño -hijo del doble campeón mundial español de rallys de mismo nombre- no lo pudo hacer, esta vez: su colega ruso Daniil Kvyat saldrá sexto, al lado del brasileño Felipe Massa (Williams). En la vigésima tercera edición del Gran Premio de Europa.

Que se disputó por última vez en 2012 en Valencia, donde Alonso firmó una remontada épica para apuntarse uno de sus 32 triunfos en Fórmula Uno. El astro astur es el único que se ha adjudicado este Gran Premio con tres escuderías distintas. Con anterioridad, había ganado en el Nürburgring con un Renault, en 2005 -el primero de los dos años en los que se proclamó campeón Mundial-; y, dos años después, con un McLaren, que esta vez no optará al triunfo.

En una pista nueva a la que este domingo está previsto que se den un total de 51 vueltas, para completar un recorrido de 306 kilómetros. Antes de regresar de nuevo, de verdad, a Europa, donde el 3 de julio Austria acogerá la novena carrera de 2016. (D)

Publicidad