Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Monumental, con palcos destruidos

La Fiscalía investigará a los hinchas de Liga de Quito que la noche del miércoles causaron destrozos en el estadio Monumental, luego de la derrota de los azucenas 2-0 frente a Barcelona, líder del torneo.

Publicidad

Varios asientos de palcos del escenario amarillo, en la zona preferencia, fueron destruidos y dejados inservibles por un grupo de aficionados que vestían camisetas del equipo albo. Guardias privados y miembros de la Policía Nacional trataron de imponer el orden.

Lo ocurrido al final tuvo un preámbulo durante el duelo: un hincha con el uniforme de Liga (Q) ingresó al terreno de juego y causó la paralización momentánea del partido. El azucena fue retirado por uniformados. Según reportó ayer radio Súper K800 el aficionado fue sentenciado a cumplir 100 horas de trabajo comunitario por invadir el campo del Monumental. La Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), a través de la Comisión Disciplinaria, no se ha pronunciado sobre los actos violentos.

En otro orden, Álex Aguinaga, DT albo, se quejó de la labor de los pasabolas en el encuentro con Barcelona. “Se volvió a las viejas prácticas de esconder balones. A los pobres chicos (pasabolas) les dan instrucciones de desaparecer las pelotas. Eso es incorrecto y la expulsión de Daniel (Viteri) viene por eso, por la propia desesperación de jugar”, apuntó el entrenador ibarreño.

Y sobre los roces entre canarios y azucenas, el uruguayo Ramón Arias comentó ayer: “Problemas van a haber siempre, pero quedan ahí. Si no les gusta el deporte de contacto, que vayan a jugar al golf; tanto que se quejan y hacen berrinche. Adentro de la cancha todos (los toreros) gritando, parecían unas locas”. (D)

Publicidad