Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Eléctricas vuelven a acumular deudas en dos años

Las empresas y entidades públicas que conforman el sistema eléctrico y que fueron saneadas financieramente hace dos años por una condonación de deudas (Mandato Constituyente 15), volvieron acumular obligaciones.


Publicidad

Hasta mayo pasado, las distribuidoras, generadoras, transmisora, Petroecuador y el Ministerio de Finanzas registraron deudas entre sí por más de $ 300 millones. Solo las generadoras deben a la petrolera estatal unos $ 200 millones.

En marzo del 2009, antes de la disposición del Mandato 15, las involucradas tenían deudas cruzadas por $ 3.930,60 millones, pero después de un ajuste de cuentas se licuaron en un 98% y se desplomaron a $ 73,96 millones.

Con ese mandato, el Gobierno buscó solucionar el problema, borrón y cuenta nueva a la historia e impedir que esta se repita, incluso, se optó por fusionar a las distribuidoras más ineficientes, pero el problema sigue. Esto porque las falencias estructurales no se superan en las empresas y la fusión no ayudó del todo, según funcionarios y profesionales consultados.

Se olvidaron de corregir los problemas de corrupción de las distribuidoras, de mejorar la ejecución del dinero asignado, de modernizar procesos de facturación, actualizar equipos, mejorar la gestión… y superar el problema de fondo: cobrar tarifas reales o transferir regularmente subsidios, dijo un técnico vinculado al régimen.

Para un funcionario de la Corporación Eléctrica del Ecuador, la realidad es otra: el sector es deficitario, es decir que las distribuidoras no recaudan el 100% de la energía que compran a las generadoras y no reciben el subsidio a tiempo. “Lo que recaudan no alcanza a cubrir los costos de producción eléctrica y la tarifa de la dignidad ($ 0,04) está por debajo de los costos de producción”.

A ese reducido precio se suma que las generadoras eléctricas consumen diésel y cada galón se importa a $ 4 y se vende a menos de $ 1.

Las generadoras, a su vez, no logran cubrir los costos porque las distribuidoras no pueden pagar esos valores debido a que cobran precios subsidiados y no facturan todo lo que compran.

Petroecuador no puede recaudar sus pendientes de las generadoras y Finanzas no transfiere regularmente el dinero.

Solucionar los problemas no resulta fácil, reconoció el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, pero en dos años se ha hecho el mejor esfuerzo al bajar en cinco puntos las pérdidas técnicas y no técnicas de las distribuidoras fusionadas.

Para este año, el Gobierno invertirá $ 120 millones en cambiar redes de las empresas de distribución, de los cuales $ 60 millones irán exclusivamente a bajar más las pérdidas negras.

Técnicos de la distribuidora Centro Sur corroboraron el esfuerzo de la autoridad por solucionar el problema. “No sé cuánto hayan mejorado las distribuidoras, pero la Centro Sur ayudó a implantar el sistema comercial, instalar medidores, mejorar la facturación en Los Ríos y El Oro. En Manabí se hizo un control de clientes…, pero sin adecuado seguimiento el esfuerzo queda en nada”, indicó un ejecutivo de la compañía.

Obligaciones en cero

Todas las deudas se eliminaron o dieron de baja, especialmente los rubros: compraventa de energía, peaje de transmisión y combustible destinado para generación.

Déficit tarifario

Igual ocurrió con los valores pendientes de pago por parte del Ministerio de Finanzas por concepto de déficit tarifario, calculado y reconocido hasta el 26 de septiembre de 2006.

1 Comentario el Eléctricas vuelven a acumular deudas en dos años

  1. “Pérdidas Negras”, de manera chabacana Bernardo Enriquez ex Presidente de la CNEL, manifestó en Radio Canela, que no es lo mismo “pérdidas negras k negras perdidas”, el término usuado es peyorativo y anacrónico, peyorativo porque se asume que lo negro es sinónimo de malas acciones y anacrónico puesto que este término se lo cambió como “Pérdidas No Técnicas” a solicitud de un Profesional Afroamericano en un Seminario de doctos de la Energía Eléctrica. Aclarado el témino, en el rubro de las Pérdidas No Técnicas,  se carga todos aquellos valores que no cobran las Empresas Eléctricas.

    Así las “Pérdidas No Técnicas” son las que en mayor parte se buscan disminuirlas, por ejemplo, colocando medidores de energía pero de que sirve ello sino existen adecuados sistemas de recaudación y ello a todos los niveles, desde los pequeños consumidores hasta grandes consumidores. En este proceso los Ingenieros de la Centro Sur, una de las menores pérdidas, fueron a darles una manito a sus compañeritos de la costa, algo se adelantó y cuando regresaron a su llacata, otro tanto retrocedió.

    Como fruto de la pésima administración de las Empresas Eléctricas, sumado a la falta adecuada de control de ellas por parte de los entes reguladores, llegamos al preámbulo de ejecutar un nuevo Mandato 15, que sería más bien el “Mandato Quinche”, mandato Divino que permita transparentar la realidad de Empresas del PAI$ de Rafikito, PAI$ en el cual mayor eficiencientes son los “administradores”de una invasión que cobran 1 dolarito por la electricidad de cada día.

Los comentarios están cerrados.