Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador alarga contrato con PDVSA, pese a incumplimientos

Las empresas estatales Petroecuador (Ecuador) y PDVSA (Venezuela) firmaron este martes un nuevo contrato para la explotación conjunta durante 15 años del campo petrolero Sacha, en la Amazonía ecuatoriana, pese al incumplimiento del compromiso de inversión en el anterior acuerdo.


Publicidad

El gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña, admitió en una rueda de prensa que Ecuador analizó la posibilidad de terminar la sociedad, pero determinó “que era más conveniente para las partes mantener la asociación”.

El nuevo contrato alarga la explotación conjunta del yacimiento hasta 2026 y en el documento las dos compañías prometen invertir 1.267 millones de dólares en ese período, de los cuales un 70 % corresponde a Petroecuador, porque ese es su porcentaje de participación en la sociedad, llamada Río Napo, y el resto a la venezolana PDVSA.

Adicionalmente, la compañía estatal venezolana invertirá 94 millones de dólares “a su riesgo” en un proyecto piloto para la recuperación mejorada de reservas, según Calvopiña.

Actualmente, el campo Sacha produce 51.200 barriles por día, según Byron Sánchez, gerente de Río Napo, y se prevé que llegue a 60.042 barriles por día en 2012.

Calvopiña dijo que el bombeo alcanzará 64.000 barriles en 2013 y después declinará progresivamente, hasta 15.000 barriles en 2026. En total, se perforarán 138 pozos productores y 8 inyectores.

En una reciente comparecencia ante la Asamblea Nacional, el ministro de Recursos Naturales no Renovables de Ecuador, Wilson Pástor, dijo que de los 440 millones de dólares que debía haber invertido Río Napo en el campo Sacha según el contrato anterior sólo se concretaron unos 219 millones.

Petroecuador colocó un 81 % del dinero, más que su participación del 70% en las acciones, mientras que PDVSA aportó un 19 %.

La inversión insuficiente hizo que no se alcanzaran los objetivos de producción previstos en el contrato, reconoció hoy Calvopiña, que admitió que los resultados fueron “inferiores” a los fijados.

Para ponerse a la par con Petroecuador, PDVSA aportará 24 millones de dólares a la sociedad, de los cuales hoy transfirió 20 millones, según informó en la rueda de prensa el gerente de esa compañía en Ecuador, Alexi Arellano.

Además, anunció que la empresa venezolana ha adquirido tres taladros nuevos para la perforación de pozos en Ecuador, en principio para Sacha, a no ser que el Gobierno ecuatoriano decida lo contrario, según Arellano.

Según el nuevo contrato, la compensación por cada barril extraído en Sacha será de 17,06 dólares, una tarifa que será ajustada anualmente de acuerdo con los índices de precios de la industria petrolera, explicó Calvopiña.

PDVSA también es socia de Petroecuador en la construcción de la Refinería del Pacífico, que tendrá un costo de unos 12.000 millones de dólares y con la que Ecuador pretende acabar con su dependencia de la importación de carburantes.

Ambos países también cuentan con contratos de intercambio de crudo y derivados, y Arellano anunció hoy que la compañía venezolana transferirá a Petroecuador un 14 % de sus acciones en el campo Dobokubi, en la franja del Orinoco.

El yacimiento produce actualmente 6.200 barriles por día, pero tiene potencial para llegar a entre 25.000 y 30.000 barriles, afirmó Arellano. EFE