Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chipre tiene cuatro días para evitar la bancarrota

NICOSIA (AP) — Chipre tiene cuatro días para acordar un nuevo plan recaudador de fondos que evite su bancarrota, tras advertir el jueves el Banco Central Europeo que no ayudará al sistema bancario del país si para comienzos de la próxima semana no hay acuerdo sobre el plan de rescate.


Publicidad

Ante el ultimátum, el gobierno chipriota intenta encontrar por todos los medios un nuevo plan que agrade al Parlamento y los potenciales acreedores internacionales del país.

El llamado “Plan B” es analizado con premura tras rechazar los legisladores la propuesta anterior que habría confiscado el 10% de los depósitos de ahorro bancarios para financiar el rescate del país.

Entre indicios de que el nuevo plan incluirá la reestructuración del sistema bancario chipriota, incluyendo el segundo banco del país, Laiki, largas filas de ahorristas se formaron ante los cajeros automáticos de la entidad en el centro de Nicosia.

Los bancos están cerrados desde el viernes de la semana pasada y no abrirán hasta el próximo martes para evitar una corrida. Aunque los cajeros automáticos han funcionado, muchos de ellos se han quedado sin dinero.

“Para el lunes tendremos un programa de ayuda a Chipre”, dijo el gobernador del banco central, Panicos Demetríades, a la salida de una reunión con el presidente y los líderes políticos del país.

Con todo, parece improbable que se llegue a un acuerdo para la votación en la sesión regular del jueves del Parlamento.

“Hoy no, no lo creo”, dijo Averof Neophytou, vicepresidente del partido gobernante DISY, al ser preguntado si podría haber un acuerdo y ser votado esta tarde.

Los funcionarios gubernamentales dijeron que el nuevo plan incluiría un corte menor a los ahorristas para aliviar la angustia de los depositantes más modestos, ayuda de Rusia, reestructuración del caótico sistema bancario del país y recaudación de fondos a nivel nacional, incluyendo nuevos impuestos a los fondos de pensiones y las filiales de los bancos extranjeros en Chipre.

El presidente del Parlamento, Yiannakis Omirou, que encabeza además el pequeño partido socialista EDEK, dijo que el tema de confiscar parte de los depósitos bancarios no fue tratado en el encuentro del jueves con el presidente Nicos Anastasiades.

Chipre necesita recaudar 5.800 millones de euros (7.500 millones de dólares) para recibir un plan de rescate de 10.000 millones de euros de sus socios de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional.

Rusia probablemente aportará ayuda, aunque con condiciones más modestas que las formuladas en un principio, dijeron los funcionarios chipriotas. Casi un tercio de todos los depósitos en Chipre son propiedad de rusos.

El ministro de Hacienda chipriota Michalis Sarris se encuentra en Moscú desde el martes y el jueves por la tarde volverá a reunirse con su contraparte Anton Siluanov.

Los bancos chipriotas disponen de liquidez hasta el lunes, después que el Banco Central Europeo advirtió que cerrará su aporte de emergencia a no ser que se llegue a un acuerdo internacional.

En Bruselas, el director de los ministros de Hacienda de las 17 naciones de la eurozona, Jeroen Dijsselbloem, dijo a los legisladores del Parlamento Europeo que un corte de pelo a los depósitos bancarios de la isla es “inevitable”, aunque reconoció que la carga debería ser impuesta a aquellos superiores a los 100.000 euros.

Una enmienda que habría eximido a los depósitos menores a los 20.000 euros fue rechazada el partes por el Parlamento.

____

Petros Giannakourisein Nicosia, Juergen Baetz en Bruselas, David Mchugh en Francfort y Jim Heintz en Moscú contribuyeron a este artículo.